18 dic. 2007

Castell de Cabres - Coratxar

Ficha Técnica
  • Fecha: 30/08/2006
  • Distancia: 17 Km
  • Desnivel: 930 m
  • Alt. máxima: 1300 m
  • Tiempo Aprox.: 6h-6h30Min
  • Track GPS: No
Como este fin de semana he tenido evento social y no he podido realizar una excursión, os pongo una sacada del baúl de los recuerdos. La ruta parte desde Castell de Cabres, y siguiendo el recorrido de la PRV-75.10, nos llevará hasta el Coratxà, pasando por el Mas d'en Segures y el Corral Nou. La Vuelta la realizamos siguiendo el trazado de la PRV-75.8, pasando por la ermita de Sant Cristòfol. El pdf de la ruta que da la página de la Generalitat esta incompleto, ya que la distancia, tiempos y perfil son de Castell de Cabres hasta la ermita, no hasta el Coratxà, así que puede lleva a engaño. Como documentación para seguir la ruta os pongo los croquis de la ruta que utilizamos para realizarla, de gran utilidad en algunos tramos que esta un poco mal señalizado.

Descripción

En la entrada a Castell de Cabres llegando desde la carretera, a nuestra derecha, cerca de la misma vemos las señales de la PR que nos llevará al Coratxà. El primer tramo esta bastante bien señalado con marcas, el único punto un poco conflictivo es el cruce de PRs que hay cerca del pueblo, ya que el poste indicativo estaba en el suelo, pero enderezandolo y pusiendo la indicación de Castell de Cabres en su sitio, todo solucionado. En este primer tramo vamos alternando zonas de bosque con zonas de monte bajo. Llegaremos al Mas d'en Segures, que atravesaremos y continuaremos en ascenso por una zona senda empedrada. A partir de este punto ya no encontraremos mucha sombra en nuestro camino.

El siguiente punto de referencia es el Corral Nou, aquí la senda esta un poco peor marcada, una vez divises el Corral Nou dirijete hacía él, ya que las marcas de PR o mojones, según tramos, no se aprecian hasta que llevas un poco de camino andado hasta el Corral. Desde aquí, la senda se puede seguir bastante bien con el croquis y las marcas que hay.

Al pueblo entramos por la iglesia que se encuentra en un montículo, bajamos por unas escaleras a la plaza principal. Donde se encuentra un hotel/restaurante donde repusimos fuerzas, ya que llegamos a la hora de comer según lo previsto :-). El menú es variado, los platos abundantes y muy buenos, el precio, para lo que se come y lo bueno que esta, esta bien, pero no es precisamente barato. Después de reponer fuerzas y descansar en el tranquilo pueblo nos disponemos a volver al punto de partida por el PRV-75.8, que se inicia por el otro lado del pueblo por el que hemos llegado.

El primer tramos es prácticamente llano hasta llegar a la Ermita de Sant Cristòfol, se agradece para no realizar mucho esfuerzo tras la copiosa comida, también es una zona, que por no tener dificultad, se puede hacer a buen ritmo para ganar tiempo. Algo antes de llegar a la ermita nos encontramos el desvío de la senda por la que empezaremos a descender, esta vez ya entre bosque. Vamos descendiendo pasando por el Mas de Villalta, Barranco Hondo y por una lápida, hasta llegar al río Escalona. El descenso en algunos tramos es bastante pronuncionado por lo que hay que ir con precaución.

Una vez pasado el río Escalona empezamos de nuevo el ascenso por una sinuosa senda que nos llevará hasta Castell de Cabres, llegando al pueblo por la parte opuesta a la que iniciamos nuestra marcha. Al llegar rodeamos a la montaña en cuya cima hay restos del antiguo castillo, que da nombre al pueblo.

Según cuenta una vieja leyenda de Castell de Cabres se le impuso este nombre, porque en una guerra de hace muchísimos años, en el pueblo no quedaban mas que abuelos, mujeres y niños, porque los hombres peleaban en el campo de batalla. Cierto día al atardecer, un viejo que estaba de vigía en el Castillo, vio que se acercaban al pueblo las tropas enemigas para saquearlo por la noche: como no disponían de medios humanos para impedirlo, hicieron subir al castillo todas las cabras que había en el pueblo y les ataron una tea encendida a cada cuerno. El enemigo creyó que tantos puntos de luz en la oscuridad de la noche eran antorchas llevadas por soldados, por lo que, considerando que se trataba de una emboscada emprendió la retirada precipitadamente. Con esta estratagema se ganó la batalla y se puso al pueblo el nombre de "Castell" por su castillo montano, y " de Cabres" en homenaje a aquellas cabras que ahuyentaron al enemigo.

En Castell de Cabres también se puede comer, no tan bien como en el Coratxà, pero si mas económico, y no por ello se come mal.


1 comentarios:

eToro is the most recommended forex trading platform for new and established traders.