29 dic. 2008

Pte Autopista- Castillo Montornes-Ubanización- Crestas- Bartolo

Ficha Técnica
  • Fecha: 27/12/2008
  • Distancia: 16 Km
  • Desnivel: 1100 m
  • Alt. máxima: 720 m
  • Tiempo Aprox.: 4h-5h
  • Track GPS: Si

Este sábado, para bajar un poco los excesos navideños, realice una ruta por el Desierto de la Palmas que recorre una buena parte de la cara Este. Las previsiones del tiempo no eran muy buenas, pero al final salió un buen día. La ruta nos permitirá ver una gran diversidad de vegetación según las zonas por las que vamos avanzando. Es un ruta con mucha senda, y con poco asfalto, solo un tramo descendiendo del Bartolo, que para no hacer más larga o más dura la ruta opte por tomar.

Iniciamos la ruta en la carretera que sube el desierto desde la parte de Benicàssim, iremos a buscar la senda que sube al Castillo de Montornes, aunque no llegamos hasta él, cuando estamos a punto de llegar, nos desviamos para descender hacía la urbanización de Montornes. Nuevamente antes de llegar a ella, nos dirigimos a la senda que asciende por el barranco de la Pollosa hasta la carretera a la altura del Bruno, bueno de los Arcos de Aladino.

Seguiremos la pista hasta el Coll de la Mola donde iremos al Bartolo por la senda que va por las crestas. Una vez en el Bartolo, la idea era bajar por la senda hasta la fuente de San José, pero estaba cansado y es una bajada con mucha inclinación, así que opte por bajar por la pista asfaltada un tramo hasta tomar las senda que baja, que uniéndola a otra menos transitada me llevaría hasta el mirador del Desierto. Continuamos bajando por la pista y cogemos una senda que nos acaba de llevar a la parte baja del desierto y de ahí por senda de nuevo hasta el coche.

Descripción

Nos dirigimos al Desierto de las Palmas por la carretera que sale de Benicàssim, cuando cruzamos el puente sobre la autopista, a nuestra derecha hay una zona de tierra junto a la carretera donde podemos dejar el coche. Normalmente, si no se llega muy pronto, siempre hay coches.

Iniciamos nuestra ruta siguiendo la carretera por donde veníamos con el coche, por la parte izquierda hay una zona de tierra por donde se puede caminar. Pronto llegamos a una senda a nuestra izquierda que desciende de forma algo pronunciada, la seguimos y nos llevará en descenso hasta el fondo del barranco para cruzarlo. Esta vez llevaba un poco de agua pero no entraña ninguna dificultad el cruzarlo. La senda comienza a ascender, nos lleva a un cruce, descartamos la pista que veremos frente nuestro y continuamos por la senda de la derecha.

Ascendemos unos metros por la senda y veremos una nueva senda por la izquierda que seguiremos, al final de la ruta volveremos por la senda que dejamos ahora. La nueva senda comienza un leve ascenso para continuar descendiendo levemente, llegamos a una zona donde han pasado una máquina y ha levantado la tierra, continuamos bordeando la explanada pegados por la derecha y llegaremos a una pequeña pista, la seguimos y nos llevará un cruce en forma de T, seguimos por la derecha.

Continuamos ascendiendo de forma suave hasta que la pista se convierte en senda, ahora empezamos a ascender de forma muy pronunciada,se vamos echando la vista atrás veremos como vamos ganando altura de forma muy rápida, pudiendo ver perfectamente la costa. La senda esta bien delimitada y siempre en fuerte ascenso, en las zonas menos claras iremos viendo una serie de fitas de piedra que seguiremos. En lo alto veremos el Castillo de Montornes, y como poco a poco nos vamos acercando a él.

Antes de llegar al castillo veremos un bifurcación de sendas, esta marcada con una fita de piedras, por la derecha llegaríamos al Castillo, si no se ha visitado nunca puedes continuar hasta él y después desandar de nuevo hasta este punto. Continuamos por la izquierda que comienza a bajar de forma pronunciada, la senda esta marcada con fitas de piedra. Esta senda no la había hecho nunca y con la ayuda de la fitas la pude hacer sin problemas. La parte final se adentra en un bosque de pinos y se hace más pronunciada, esto unido a la piedra suelta hace que resbale de forma considerable.

Finalmente la senda nos lleva a una pequeña pista que la seguiremos por nuestra derecha. Pronto se convierte en senda y empieza a hacer un pequeño subí-baja, para comenzar a subir de forma mas constante, con algunos tramos de fuerte pendiente, pero ni mucho menos tan dura como la primera subida. La senda esta bastante bien definida, aunque hay algunos tramos en que se agradecería que se hiciese una pequeña limpieza de vegetación. Llegaremos a un pequeño cruce donde seguiremos ascendiendo por la izquierda, ahora la senda es mucho mas ancha. Pronto veremos una casa, el restaurante, y nos dirigimos hacía él, descartaremos una pista por nuestra izquierda y otra por la derecha. Poco antes de llegar a la puerta del edificio, a nuestra derecha, veremos una senda que empieza a subir de forma fuerte, ese es nuestro camino.

La senda nos lleva a la carretera, avanzamos unos metros hacía nuestra izquierda y cruzamos la carretera para continuar por la pista que allí se inicia. Veremos dos pistas una roja estrecha y otra blanca mas ancha, iremos por la blanca. Esta pista pista nos llevará en continua ascenso hasta el Coll de la Mola. En nuestra ascensión nos encontramos con una pista roja a nuestra izquierda y justo enfrente de esta una senda, descartamos las dos y continuamos ascendiendo. Mas adelante nos encontraremos otra pista por nuestra derecha que indica al Bartolo, también continuamos recto que en unos pocos de metros estamos en el Coll de la Mola, veremos un poste de madera que así lo indica.

Una vez en el collado, a nuestra derecha según ascendíamos veremos una senda con una señal vertical de madera que indica al cim del Bartolo, dejamos la pista y seguimos la senda. Veremos que hay dos sendas, debemos seguir la de más al izquierda, que enseguida comienza a subir de forma pronunciada. La senda esta balizada mediante marcas blancas y verdes, fitas de piedra y una serie de postes verticales. Hay que ir buscando estas señales que nos indicarán el camino, ya que la senda aunque transitada hay zonas donde discurre sobre grandes piedras por las que hay que ir avanzando y ahí se pierde un poco la pista de la misma. En caso de duda buscar bien las marcas de pintura o las fitas de piedra que encontraréis la que indica el camino.

La primera subida es la más fuerte de las que hay hasta llegar al Bartolo, una vez hemos coronado, hacemos un pequeño descenso para ascender de nuevo, operación que volveremos a repetir otra vez. Llegaremos a la cruz, la dejamos atrás y llegamos al Bartolo. Como he comentado se puede descender por la senda que allí se inicia hasta bajar a la fuente de San José, la senda la puedes ver en esta otra ruta, pero en esta ocasión por el cansancio, bajamos por la pista asfaltada hasta que a nuestra izquierda veremos una senda, que seguimos.

La senda es pedregosa y desciende de forma pronunciada, no hay ninguna dificultad en seguirla. Cuando se esta acabando la senda nos encontramos una zona llana, a nuestra izquierda, señalada por un montón de piedras, veremos una senda algo cerrada, si no se busca puede pasar inadvertida, seguimos por esta. Si no se ve en pocos metros se llega de nuevo a la pista asfaltada.

La senda aunque algo cerrada por la vegetación se puede seguir sin ningún problema. A mitad senda nos encontramos un poste de madera donde ya no se lee la indicación que tuvo antaño. La senda nos lleva a una pista que seguimos por la derecha en descenso que nos lleva finalmente hasta la carretera. La cruzamos y llegamos al mirador del desierto.

Junto al mirador, por la derecha si estamos mirando al mar, comienza una pista de tierra, puede que tenga una cadena puesta, seguimos las pista. Pasaremos cerca del monasterio viejo, y descartamos una pista a nuestra derecha que nos lleva hasta él. Vamos descendiendo, nos encontraremos que las zonas con mas pendientes las han hormigonado, pasamos junto a una casa, y continuamos el descenso. La pista pasa por un huerto de naranjos y nos lleva una intersección en forma de T. Seguiremos por la izquierda, la pista se convierte en senda y continuamos descendiendo. La senda no tiene perdida, hay un cruce que seguiremos por la derecha, yo continué recto y enseguida se ve que no lleva a ninguna parte, así que por la derecha en continuo descenso.

La parte final de la senda se encuentra bastante cerrada de vegetación, en ningún momento es muy difícil avanzar, pero una limpieza de la misma haría mucho mas agradable el paso por ella. Dejaremos a nuestra derecha un muro de contención de riadas, da la tentación continuar por su parte alta, pero lo descartamos y continuamos recto. Unos metros más adelante nos encontramos con un paso un poco complicado, ya que la senda discurre por una zona con mucha inclinación lateral del terreno, y la tierra se encuentra algo suelta y con algunos regueros provocados por la lluvia. Por suerte no es demasiado largo el tramo y se puede pasar bastante bien. Finalmente la senda nos lleva a una pista, la cual seguimos unos metros por la derecha y enseguida veremos por la izquierda otra senda por la que continuamos nuestro camino.

La senda esta bien delimitada y no tendremos problema en seguirla y no tiene ninguna dificultad. Llegaremos a una pequeña pista que debemos cruzar y continuar nuestro camino por el sendero que la otra parte se inicia. La senda nos lleva en continuo descenso, a nuestra izquierda hay un pequeño barranco que cruzaremos de nuevo en breve. Por la derecha veremos un maset, al que llega la pista que hemos cruzado anteriormente, que dejamos atrás. Pronto nos encontraremos a nuestra derecha la senda por la que nos desviamos al inicio de la ruta, ahora, como es normal, la descartamos y llegamos de nuevo a la pista, que seguiremos por la izquierda a buscar la senda, que nos llevará en descenso a salvar el barranco. Ascendemos por la senda y llegamos a la carretera. Ahora continuamos por esta hasta el punto en el que hemos aparcado nuestro vehículo.

Valoración

Una ruta muy interesante ya que podemos disfrutar de magnificas vistas, tanto del litoral como del interior, sobre todo si se tiene la suerte de tener un día despejado. Es recomendable llevar agua suficiente ya que aunque se pasan por varias fuentes, estas no son de las que siempre dan agua. También importante llevar algo de comer para reponer fuerzas.Es aconsejable llevar calzado apropiado por los tramos de fuerte pendiente que nos pueden hacer resbalar, y por algunos tramos de senda es mejor realizarla con pantalón largo.

Se trata de una excursión dura, solo apta para gente que este acostumbrada a caminar o con una mínima forma física, ya que se realiza una ascensión importante, unido a que algunas subidas son de fuerte pendiente. A parte de la importante ascensión, hay un tramo de senda hasta la urbanización que es de descenso con mucha pendiente y resbaladizo.

Vuelta por Les Santes

Ficha Técnica
  • Fecha: 25/12/2008
  • Distancia: 4 Km
  • Desnivel: 300 m
  • Alt. máxima: 445 m
  • Tiempo Aprox.: 1h-2h
  • Track GPS: Si

El día de Navidad nos acercamos a la Ermita de les Santes a esconder nuestro segundo cache. Era un día de mucho frío y cuando llegamos ya avanzada la mañana el coche marcaba 2ºC. Una vez escondido el tesoro decidimos hacer una pequeña ruta por la zona.

Se trata de una ruta que ya conocíamos y que esta señalizada como ruta del parque natural del Desierto de las Palmas. Partimos de la Ermita de les Santes y seguimos pista que sube hasta el Bartolo, pero mucho antes nos desviamos por una preciosa senda rodeada de abundante vegetación. Esta senda nos llevará a otra pista que en descenso nos llevará al punto de partida, donde aprovechamos e hicimos pequeño tentenpie a base de dulces navideños.

Descripción

Para llegar al inicio de la ruta seguimos la CV-10 hasta llegar a Cabanes, a la entrada de la población, en la nueva rotonda que hay, al lado de la discoteca Pirámide, veremos una indicación hacía Oropesa, seguimos esa dirección. Pasaremos una nueva rotonda que seguiremos de nuevo la indicación de Oropesa. Después el firme de la carretera se hace peor y esta se estrecha un poco. Hay que estar atento a nuestra derecha que veremos una indicación hacía la ermita, es una pista asfaltada apta para toda clase de vehículos, incluidos por supuesto turismos. Una vez en el lugar aparcar es fácil.

Una vez aparcado ya podemos iniciar la ruta, como ya he comentado se trata de una ruta señalada por parte del parque natural. Esta se encuentra balizada por una serie de pequeños postes metálicos donde veremos el pájaro símbolo de los parques naturales, que nos ira indicando la dirección a seguir. Nosotros realizamos el recorrido en sentido contrario al que se propone, pero no hay mayar problema, solo que en este sentido se echa en falta una señal al inicio de la senda cuando se debe abandonar la pista.

Junto al ermitorio veremos próxima una fuente, al costado de la cual se inicia una pista por la que comenzamos la ruta. La pista hace poco que la han arreglado y se encuentra en muy buen estado, por lo que no entraña ninguna dificultad excepto el desnivel que va salvando. Comenzamos con una serie de curvas que nos van haciendo ganar altura con rapidez.

La pista se encuentra flanqueada por un frondoso bosque de pinos, y nos hace ganar altura sin de forma constante. Debemos seguir la pista principal en todo momento. Descartaremos la senda que veremos a nuestra izquierda a los unos pocos metros del inicio de la ruta, también descartaremos las pequeñas pistas que veremos en el primer tramo de la ascensión.

Caminaremos por la pista hasta llegar a una curva cerrada hacía nuestra izquierda, en la parte de fuera de la curva, por nuestra derecha, veremos que se inicia una senda, es muy visible y sabiendo que esta no debe pasar inadvertida. Si nos la pasamos y continuamos por la pista ascenderemos hasta llegar a un cruce de pistas anchas, si llegamos a verlo es que nos hemos dejado atrás la senda.

Seguimos el sendero que primero nos hace descender un poco y nos lleva a una zona prácticamente llana. Llegaremos a un poste metálico, veremos una senda que sube fuertemente por la izquierda, frente al poste metálico, y otra que continua recto, seguiremos la de nuestra izquierda que sube y se ven unos restos de escalones de madera que pusieron hace tiempo. La subida es fuerte pero no es muy larga pronto se suaviza un poco para comenzar a descender de forma suave.

El camino se encuentra rodeado de abundante vegetación, aunque en ningún momento cubre el mismo y no dificulta el avance. Nos encontraremos algunos postes metálicos mas a lo largo de la senda. En un cruce seguiremos la senda de la derecha más marcada. Más adelante nos encontraremos a nuestra izquierda una nueva senda, esta señalada con un poste de madera que señala que por ahí se sube al Bartolo, este sendero ya lo realizamos en una ruta anterior. En esta ocasiones lo descartamos y continuamos recto.

Pronto la senda se hace más ancha y se convierte en una pequeña pista, que nos llevará a un cruce en forma de T. Hacía la izquierda, por pista asfaltada, llegaríamos hasta La Pobla, nosotros continuamos por la derecha por la pista de tierra. Esta pista sin dejarla nos llevará en un continuo descenso hasta la Ermita de Les Santes. En el descenso nos encontraremos algunas pistas cortadas con cadenas que descartaremos.

Valoración

Es una pequeña ruta que se puede realizar con toda la familia o con gente poco acostumbrada a andar, ya que es un recorrido sencillo, tanto en distancia como por desnivel del mismo. También puede servir para complementar un día de torra en los merenderos que hay junto a la ermita, para hacer un poco de hambre o ayudar a la digestión.

Lo mejor de la ruta, sin duda, es la preciosa senda por la que discurre parte de la misma, ya que por su abundante vegetación parece que nos hayamos trasladado a montañas situadas más al norte.

Como recomendación llevar algo de agua, y abrigo si se hace en invierno, ya que se trata de una zona muy húmeda y en invierno hasta bien avanzada la mañana hace un buen fresquito. Por último, si tienes GPS nos encantará que firmes en el libro de visitas de nuestro cache.

24 dic. 2008

Santo Espiritu - Mola Segart

Ficha Técnica
  • Fecha: 21/12/2008
  • Distancia: 12 Km
  • Desnivel: 800 m
  • Alt. máxima: 563 m
  • Tiempo Aprox.: 4h-4h30Min
  • Track GPS: Si

Este fin de semana nos fuimos a la Sierra Calderona a realizar nuestra primera ruta por la zona. Nos gusto la zona, ya que nos recordó mucho a nuestro querido Desierto de las Palmas, el cual divisamos desde lo alto de nuestra ruta.

Comenzamos nuestra ruta desde el Santo Espíritu donde aparcamos el coche. Enseguida comenzamos a caminar por una pista de tierra, y comenzamos a ascender. Iremos combinando pistas y senderos hasta llegar a la cima de la Mola de Segart. Una vez disfrutado de las vistas, reponer fuerzas y encontrar el cache, nos disponemos a volver al inicio de la ruta.

Descenderemos por pista hasta el pueblo de Segart, desde donde enlazamos con el GR.10, que seguiremos un buen trozo. Dejaremos el GR y volveremos al inicio de la ruta por una pista estrecha y al final por una senda muy empinada y pedregosa.

Descripción

Como la ruta era algo larga quedamos algo más pronto de lo habitual. Llegamos a Gilet y lo cruzamos por la carretera hasta llegar a una rotonda donde esta señalado la dirección al Santo Espíritu. Seguimos la carretera que sin desviarnos de ella en unos 3km nos lleva hasta el monasterio. Dejamos el coche en el parking que hay justo antes de entrar y comenzamos a caminar.

Seguimos el pequeño paseo hasta el monasterio, avanzaremos teniéndolo a nuestra izquierda, hasta llegar al final de la pista asfaltada donde comienza una de tierra, que gira a la izquierda bordeando el edificio. A nuestra derecha queda una fuente y unos merenderos, por ahí volveremos más tarde.

Continuamos por la pista principal hasta que veamos por nuestra derecha (ver foto 1) una pista más estrecha que asciende, nos desviaremos por esta pista. Pronto se va haciendo mas estrecha hasta convertirse en un sendero, que va ganando altura de forma pronunciada. A nuestra espalda queda el monasterio y pronto podremos ver el castillo de Sagunto.

Vamos ganando altura ascendiendo por el sendero. Descartaremos sendero a nuestra izquierda (ver foto 2), y continuamos recto, hasta que llegamos a una bifurcación en forma de T que seguiremos por la derecha (ver foto3). Continuamos ascendiendo por la senda, descartaremos otra senda que nos encontraremos por nuestra izquierda, continuamos recto. Veremos que la senda hay marcas del sendero de largo recorrido GR-10 el cual seguiremos en esta parte de la ruta, más adelante indicaré donde lo abandonamos, pero ahora seguimos sus marcas.

Finalmente llegamos un cruce de sendas en forma de T, esta vez seguiremos por el camino a nuestra izquierda (ver foto 4). Ahora nuestro camino se hace más suave, y es más fácil andar, además el sendero se hace mas ancho. Llegamos a un cruce en el que por la izquierda se nos incorpora un sendero, continuamos recto (ver foto 5). Ahora iremos viendo una serie de postes de madera con la señal del GR que nos va indicando nuestro camino y nos ayudan a seguirlo.

Llegaremos a una bifurcación, delante de nosotros ya podemos ver la Mola de Segart hasta donde debemos llegar, en el cruce seguiremos por la izquierda(Ver foto 6). Continuamos por las pista y descartamos la pista que veremos por la izquierda, continuamos y nos vamos acercando a un huerto de naranjos, donde llegaremos a un cruce donde giraremos por la derecha (ver foto 7).

Durante este tramos vamos realizando continuas pequeñas subidas con sus correspondientes pequeñas bajadas. La pista nos llevará hasta una bifurcación en forma de Y, aquí dejamos el GR que continua por la pista principal por la derecha, nosotros nos desviamos por la izquierda, (ver foto 9). La pista se va haciendo cada vez mas estrecha hasta convertirse en senda, donde nos encontraremos bajando de forma pronunciada, es un tramo corto pero hay que ir con cuidado.

La senda nos llevará a una pista, la cual seguiremos por la izquierda. Cuando hemos recorrido unos pocos metros nos volvemos a encontrar una nueva división de la pista en forma de Y, seguiremos por la derecha (ver foto10). Continuaremos por esta pista hasta llegar a una nueva bifurcación, esta vez dejaremos el camino que estamos siguiendo por una nueva pista que encontraremos a nuestra izquierda, en subida pronunciada (ver foto 11).

La pista nos lleva subiendo de forma algo pronunciada hasta un cruce que seguiremos por la derecha y enseguida veremos que se inicia una senda que seguiremos. Al principio va ascendiendo de forma algo fuerte, pero pronto se suaviza y se puede disfrutar del paseo. Descartaremos un par de sendas que veremos a nuestra izquierda, estas sendas se dirigen hacía la Mola para llegar a la cima por una camino con fuerte pendiente y parece ser que algo malo complicado al final, nosotros iremos rodeando la Mola para buscar la senda mas accesible.

Pasaremos por una cadena que cruza la senda y que se encuentra en el suelo, continuamos recto y la senda se ensancha un poco hasta convertirse en una pequeña pista. Esta zona es muy húmeda y nos encontramos con mucha vegetación. Finalmente llegamos a una pista más ancha que seguiremos por nuestra izquierda (ver foto 12).

Seguimos la pista y descartamos una pista a nuestra derecha, seguimos recto unos metros y a nuestra izquierda veremos una senda marcada con una fita de piedras (ver foto 13), la cual seguimos. Esta senda en una corta, pero intensa ascensión nos llevará hasta la cima de la Mola de Segart, donde encontramos un vértice geodésico y un cache. Disfrutamos de las vistas y descendemos por el mismo sendero.

Cuando llegamos a la pista la seguimos por nuestra derecha, por donde vinimos, volvemos a descartar la pista, esta vez a nuestra izquierda, y descartamos la pista de la derecha que es por donde vinimos, continuamos recto en continuo descenso. Seguiremos por la pista principal descartando un pista por la derecha (ver foto 14) y dos pistas que se incorporan por nuestra izquierda(ver foto 15), estamos casi en la población de Segart. Llegamos a una carretera, seguimos por la derecha. Llegamos a la entrada del pueblo y veremos un poste del GR-10, seguimos descendiendo por la carretera por nuestra derecha. Pronto veremos una pista de tierra por nuestra derecha, continuamos por esta, el giro esta marcado con las señales blancas y rojas del GR (Ver foto 16).

Comienza un tramo de ascenso por pista, la pista se convierte en senda y continua la subida. Pasamos junto a una fuente, que apenas sale agua, y continuamos ascendiendo. El camino no tiene perdida esta bien marcado y transitado. Finalizamos el ascenso y llegamos a una pista donde nos encontramos un nuevo poste del GR. En este punto lo dejamos y continuamos por la pista por nuestra izquierda. Andamos unos minutos y nos encontramos un bifurcación que seguiremos por nuestra derecha (ver foto 17).

Vamos descendiendo por la pista, descartamos pista por la derecha. Llegaremos a una bifurcación en forma de Y, seguimos por derecha (ver foto 18), hay un inicio de construcción que puede servir de referencia. Seguiremos la pista, que esta llena de ramas por una poda reciente, hasta llegar a un sendero que se inicia a nuestra derecha. Como referencia hay una piedra con dos flechas azules, y por la derecha hay una serie de postes de la luz. Seguiremos la senda que va junto a los postes (ver foto 19).

A nuestro frente veremos el monasterio, y posiblemente nuestro coche allí abajo, vamos descendiendo por la senda pedregosa hasta llegar a una pista, continuamos recto por la senda que se intuye junto a un poste. La senda nos lleva a los merenderos que vimos al inicio de la ruta, ahora solo falta desandar nuestros pasos hasta llegar a la zona de aparcamiento.

Valoración

Es una ruta que nos encontramos con una moderada subida al inicio, y la subida hasta la Mola también es bastante fuerte, pero por suerte es corta. La cima parece que es muy popular ya que nos la encontramos llena de gente, niños incluidos.

Buena parte de la ruta esta balizada con las marcas del GR-10, pero el resto no esta señalizada, y con el gran número de cruces que nos encontramos, si no se lleva GPS, hay que ir atento a los mismos, he intentado explicarlos lo mejor posible incluyendo fotos de la mayoría de ellos, pero hay un gran número y hay que ir con cuidado.

Lo mejor de la ruta son las vistas que se disfrutan desde lo alto de la Mola, pudiendo ver todo el golfo de Valencia. También nos encontraremos magnificas sendas por las que disfrutar de la naturaleza.

Nos encontramos una fuente en mitad del recorrido pero como he comentado con poca agua, así que mejor no poner mucha confianza en ella, y es mejor llevar agua. Las sendas se encuentran limpias de vegetación y no entraña dificultad, tampoco creo que sea un problema realizarla en pantalón corto en épocas del año que así lo permitan.

9 dic. 2008

Sant Josep- Bco La Comba- Monasterio Viejo

Ficha Técnica
  • Fecha: 07/12/2008
  • Distancia: 9 Km
  • Desnivel: 550 m
  • Alt. máxima: 420 m
  • Tiempo Aprox.: 3h-3h30Min
  • Track GPS: Si

Este fin de semana teníamos prevista una ruta por la Sierra Calderona, pero unos eventos sociales imprevistos nos hicieron cambiar de planes y realizar una ruta por el Desierto de las Palmas que nos es mas cercano.

En esta ocasión dejamos el coche el coche en el mirador del desierto, y de ahí comenzamos a ascender por la senda de la fuente de Sant Josep, que ya hemos realizado en otras ocasiones, pero a diferencia de las anteriores, no subiremos ni al Bartolo, ni al Pla de Muletes, en esta ruta descenderemos por senda dirección Benicàssim hasta cerca de la autopista que será el punto más bajo de la excursión.

Desde este punto iremos por una senda a buscar la pista que sube el desierto pasando al lado del monasterio viejo, y finalmente nos llevará de nuevo al mirador donde hemos iniciado la excursión.

Descripción

Llegamos al mirador siguiendo la carretera CV-147 hasta llegar a la parte alta del Desierto de las Palmas, donde nos encontraremos una gran explanada de tierra donde hay situado un mirador. En este punto podemos dejar el coche y comenzamos a andar. Primero caminaremos unos metros por la carretera Benicàssim, hasta que a nuestra izquierda veremos una fuente y unas vallas, giramos después de estas (ver foto 1), y buscaremos por nuestra izquierda la senda que allí se inicia por la empezaremos a ascender. Al principio hay una pequeña pendiente con fuerte desnivel.

La senda esta bien definida y no hay problema en seguirla. Llegaremos a una bifurcación señalada con dos fitas de piedras, seguiremos recto por el camino que estamos siguiendo (ver foto 2), si fuéramos por la izquierda subiríamos hasta el Bartolo como ya hemos hecho en alguna otra ruta.

Una vez pasada la primera pendiente fuerte, el camino se suaviza y nos lleva en leve ascenso. Llegamos a un nuevo cruce, a nuestra derecha podemos ver la ermita de Montserrat, nosotros seguiremos por la izquierda siguiendo la señal vertical que indica la dirección de Pla de Muletes (ver foto 3), mas adelante nos encontraremos un nuevo poste que nos indica esta dirección (ver foto 4) que la seguiremos de nuevo.

Continuamos hasta encontrar un nuevo cruce, de nuevo señalizado por un poste de madera, esta vez ya no seguiremos la dirección que estábamos siguiendo hasta ahora: Pla de Muletes, sino que iremos hacía la Font Talla (ver foto 5). La senda comienza a descender, descartaremos una senda a la izquierda, y continuamos descendiendo y en pocos metros llegamos a una pista asfaltada que la seguiremos en descenso.

La pista asfaltada nos sigue llevando en descenso. Cuando llevábamos unos metros por esta, veremos a nuestra izquierda un poste de madera que vuelve a indicar la Font Talla (ver foto 6), seguiremos por esta senda que nos llevará paralelos a la carretera hasta llegar a la carretera del Barranco de Miravet, que seguiremos a nuestra izquierda.

Cuando llevamos unos 180m veremos a nuestra derecha una pista (ver foto 7) por la que nos desviaremos, y seguiremos recto hasta ver un poste que nos indica hacía Benicàssim (ver foto 8). En este punto se inicia una senda que comienza a descender de forma pronunciada, esta muy transitada y no hay problema en seguirla. Hasta el final de la misma no nos encontraremos bifurcaciones, así que seguiremos la senda siempre en descenso. No entraña mucha dificultad, pero nos encontraremos algún tramos con bastante piedra suelta, y otros que discurre por escalones creados por grandes piedras.

Cuando ya nos hayamos en la parte baja de la senda, como ya he comentado, nos encontramos con una bifurcación en la senda, seguiremos por la derecha (ver foto 9), cruzaremos el pequeño barranco lleno de piedras, y seguiremos por la senda que continua por el otro lado. Nos encontraremos una nueva bifurcación que seguimos por la derecha. La senda se encuentra algo cerrada pero se puede seguir muy bien, y es prácticamente llana. Nos volveremos a encontrar otra bifurcación en la senda y seguiremos por la derecha (ver foto 10), la senda nos llevará a una pista y pasaremos por delante del Mas de Salando, bordeamos la cadena y llegamos a la carretera.

Cruzamos la carretera y veremos que en ese punto se inicia una senda que desciende hacía el barranco para cruzarlo, seguimos por este camino. El barranco, el día que hacemos la ruta, llevaba un poco de agua, pero no entraña ninguna dificultad el salvar el agua. Pasado este punto enseguida comenzamos a subir y llegamos a una pista en la que giraremos hacía nuestra derecha (ver foto 11), y continuaremos por la senda que allí nace. Pasados unos pocos metros descartaremos una senda por la izquierda, que nos llevaría hacía el Castillo de Montornes, y continuamos ascendiendo, llegaremos a una pista que cruzamos para continuar por la senda que encontraremos en frente. En algunos tramos el camino se encuentra bastante cerrado de vegetación pero se puede avanzar perfectamente.

Llegamos a una pista por la que comenzamos a ascender por nuestra izquierda, el ascenso al principio es fuerte, después se suaviza un poco. Cuando llevamos recorrido aproximadamente 1,5km nos encontraremos una pisa a nuestra derecha (ver foto 12) por la que nos desviamos, esta comienza descendiendo para cruzar un pequeño caudal de agua, y volver a ascender nuevamente. Llegaremos a un nuevo cruce que seguiremos por la izquierda (ver foto 13), siempre en ascenso, pasaremos por unos huertos de naranjos.

Ya no debemos dejar la pista, pasaremos cerca de la ermita del Nacimiento, de varios antros y del monasterio viejo. Finalmente la pista nos llevará, después de cruzar una cadena que evita el paso de vehículos, hasta el mirador del desierto donde finalizamos la ruta.

Valoración

Una ruta sin mucha complicación técnica, hay que ir con cuidado en la bajada por senda que hay puntos bastante pedregosos, pero nada complicado. Las sendas se encuentra bien delimitadas en general y hay problemas en seguirlas por encontrarse tapadas por la vegetación. El principio de la ruta esta muy bien señalizado por los postes, el tramo que puede resultar algo más complicado de seguir es la senda que no esta señalizada antes de cruzar la carretera, pero si en alguno de los cruces te equivocas te llevará a una pista de tierra que tendrás que seguir por la derecha para ir a buscar la carretera y poder continuar la ruta buscando la pista del desierto.

Solo pasaremos por una fuente al inicio de la ruta, así que es buena idea llevar agua, y si la ruta se realiza en verano hay que tener en cuenta que apenas nos encontraremos con sombra en todo el recorrido. Es recomendable llevar botas de montaña o zapatillas con buenos tacos, ya que en la bajada nos encontramos con tramos de piedra suelta. La subida es por pista y no entraña ninguna complicación. También es mejor llevar pantalón largo, que aunque no muy largos, hay tramos con abundante vegetación que pueden pasar factura a nuestras piernas.

2 dic. 2008

Olivos Milenarios Canet Lo Roig

Ficha Técnica
  • Fecha: 29/11/2008
  • Distancia: 7 Km
  • Desnivel: 100 m
  • Alt. máxima: 340 m
  • Tiempo Aprox.: 1h-2h
  • Track GPS: Si

Este sábado fuimos a hacer una ruta con un grupo de amigos, así que buscamos una ruta sencilla, y después nos fuimos a comer, lo de ir a caminar era una excusa para la comida. No hace mucho, en la guía de senderismo que regala el diario Levante, vi una ruta que discurría entre los olivos milenarios que hay por Canet lo Roig, y cumplía los requisitos, no muy larga y prácticamente llana, además de tener sitios por la zona donde ir a comer.

La excursión esta señalizada como un sendero local, el SLV-58, y es prácticamente llano, discurriendo en su totalidad por pistas de tierra y asfaltadas, que nos llevan entre los campos de olivos.

La ruta tiene un trazado principal y en diversos cruces hay señales verticales con el dibujo de un olivo, indicando que en esa dirección se encuentran olivos milenarios, se puede ir por el camino para luego volver al trazado principal.

Descripción

Llegamos a Canet lo Roig, para ello seguimos la CV-10 hasta La Jana, antes de llegar al pueblo nos desviamos hacía la izquierda que nos llevará hasta la nacional que la seguimos dirección Traiguera. Cuando llevamos unos metros veremos a nuestra izquierda la desviación hacía Canet lo Roig.

Una vez aparcado, cruzamos el pueblo dirección Oeste, cuando estamos saliendo del pueblo veremos a nuestro frente un panel con rutas, antes de llegar a este panel nos desviamos por la calle que hay a nuestra izquierda, que nos lleva de bajada a un camino de tierra que nos aleja del pueblo. De frente veremos el Turmell. (La foto de la izquierda es el inicio de la pista.)

A partir de aquí hay que seguir las señales de la SL, es siempre por la pista que se va, y si hay un desvío en el cruce esta bien señalizado. Nosotros la seguimos hasta un cruce donde comienza el asfalto, ahí dejamos la SL, que continua recta en el cruce, y seguimos por la izquierda, que nos lleva directos al pueblo, también por asfalto, llegando al final de la SL en el lavadero del pueblo. La guía del Levante cuando se llega al asfalto propone volver por el mismo sitio.

Nos vamos acercando a los campos de olivos.

La única dificultad que nos encontramos fue como salvar los charcos de agua que nos encontramos por la pista.

Nos encontramos con los primeros olivos, y troncos que empiezan a formar caprichosas formas.

Avanzamos entre los olivos.

Nos encontramos con numeroso olivos con formas curiosas, y troncos retorcidos.

Nos encontramos también olivos mas jóvenes. Me llamo la atención lo limpios que se encuentra el suelo, no se ve nada de vegetación y esta muy liso. Estos cuidados se debe a que después recogen las olivas del suelo con un rodillo especial.

De vuelta a Canet lo Roig por el camino asfaltado.

Valoración

Es una ruta muy sencilla, ya que es prácticamente llana. Buena ruta para hacer con gente que no esta acostumbrada a andar, o para hacer con los mas pequeños de la familia. Además no se hace necesario botas de montaña, con unas zapatillas deportivas es suficiente.

La ruta se puede alargar mas visitando los diferentes ramales que se proponen con las señales verticales.