11 mar. 2009

Los Rosildos - Pico Zaragoza - Bco Piedra Roja

Ficha Técnica
  • Fecha: 08/03/2009
  • Distancia: 16 Km
  • Desnivel: 900 m
  • Alt. máxima: 1080 m
  • Tiempo Aprox.: 5h-5h30Min
  • Track GPS: Si

Hace unas semanas Oriol, un lector del Blog, nos hablo bien de la zona de Sierra d'Engarceran, y que habían balizado una serie de rutas por la zona, que lo han realizado Amics de la Muntanya, podéis visitar su web para más información de los senderos.

La ruta que realizamos es una mezcla de algunas rutas que están señalizadas. Partimos de Los Rosildos para subir por senda hasta el Coll de la Bandereta, esta senda por lo que he visto en los mapas de la zona la tienen que marcar próximamente como SL. Una vez cruzada la carretera en el collado seguiremos el PRV-350. Después seguiremos el PRV-349 para ir a buscar el Tossal Saragossa. Bajaremos por el Barranco Roca Roja, llega un punto donde dejamos la PR, bajamos un tramo por carretera y por pista de nuevo llegamos al inicio de la ruta

Descripción

Nuestra ruta se inicia en la población de los Rosildos, para llegar seguimos la carretera CV-15, nosotros veníamos desde Vall d'Alba, en las primeras casas que nos encontramos, concretamente en el Restaurante Sales, aparcamos. Nos preparamos y allí mismo comenzamos a andar. Mirando al restaurante a nuestra derecha veremos un camino asfaltado, lo se seguimos y comenzamos a ascender de forma suave. Se inicia junto a la carretera y poco a poco se va separando de esta.

La pista asfaltada nos lleva dirección al pequeño cementerio que pronto veremos. Poco antes de este nosotros nos desviamos por una pista por la derecha para ir a visitar una construcción en piedra seca. Una vez visita desandamos nuestros pasos y continuamos ascendiendo por la pista, esta se hace mas estrecha y con un firme en peor estado, pero todavía asfaltado. Pasamos junto a una granja que dejamos a nuestra izquierda.

Continuamos ascendiendo y llegamos a una masía. Nos adentramos en la masía por la pista por la que veníamos, pasamos un par de casa y por la izquierda se inicia una senda, nos lleva hasta un pozo de agua pintado de blanco. Continuamos por la senda y nos lleva a los restos de lo que fue una edificación, la cruzamos descendiendo un poco. La senda esta un poco confusa, pero la otro lado del pequeño barranco se ve otra senda mucho más definida, tenemos que ir a buscar esta.

Seguimos la senda y llegamos a una bifurcación, desechamos la de la izquierda que asciende y continuamos recto. En pocos metros llegamos a la carretera de nuevo. La seguimos a nuestra izquierda y damos apenas cuatro pasos y vemos que se inicia una nueva senda por la izquierda, la seguimos.

Enseguida nos encontramos con una bifurcación, no seguimos recto que es la senda más marcada, esta marcada con un aspa blanca, seguimos por la derecha, que al principio esta un poco tapada por la hierba, pero pronto se hace bien visible. Ahora debemos seguir las flechas blancas que nos vamos encontrando. La senda no tiene ninguna dificultad en seguirla un vez se ha encontrado.

Vamos ganando altura de forma rápida por los continuos zig-zags que realiza la senda por la ladera de la montaña. Si miramos a nuestras espaldas podremos ver la altura que hemos ganado, esta primera parte es de una buena subida. En todo momento nos acompañan las flechas blancas.

Llegamos una bifurcación de las senda, continuamos por la izquierda, esta marcada la dirección a la Fuente del Deseo. Aquí entramos en un tramo en que la ascensión se suaviza un poco, dándonos un respiro, pero pronto comenzaremos a ascender.

A nuestra izquierda dejamos la fuente del deseo, comenzamos a hacer algunas eses, ahora a parte de las marcas blancas, nos debemos ayudar de las fitas de piedra, ya que la senda pasa por un tramo rocoso y no se distingue mucho. Finalmente llegamos al Coll de la Bandereta. En este punto vemos una señal vertical del PRV-350. Cruzamos la carretera y continuamos por la pista que allí se inicia.

El camino se hace más suave, vamos ganando altura pero de forma más progresiva. Ahora debemos seguir las marcas blancas y amarillas, son muy visibles y esta bien señalizado, tanto con marcas de pintura como con postes en las bifurcaciones principales, así que no tendremos ningún problema en seguir el camino.

Llegaremos a un poste en la Masía de Paula, hacía la izquierda nos indica la existencia de una vía ferrata, nosotros continuamos recto por la pista. Nos encontramos una serie de cruces y nos guiamos por la marcas. Llegamos a un tramo de la pista donde esta se hace mas estrecha y comenzamos a ascender de forma algo más pronunciada. Pasamos por una pequeña zona donde la pista esta rodeada de pinos. A nuestro frente, entre dos montañas podemos observar el mar.

Comenzamos a andar por una senda ascendiendo, después un pequeño descenso que nos lleva a una una masía donde existe un bifurcación. Aquí el poste estaba caído el día que pasamos, pero me han comentado que lo pondrán en cuanto puedan en su sitio. Nos desviamos por la senda de la izquierda en ascenso, en este punto dejamos la PRV-350 y continuamos por la PRV-349. Este tramos de senda nos vemos rodeados de algunas carrascas haciendo un bonito paisaje.

Llegamos a un poste que indica al pico Zaragoza, nosotros subimos, es una subida muy suave, vale la pena ir hasta el punto geodésico, ya que las vistas son magnificas, muy recomendables. Además cerca del punto geodésico hay escondido un cache, que después de firmar en él continuamos nuestro camino.

Desandamos nuestros pasos descendiendo y seguiremos la senda por la derecha cuando llegamos a la bifurcación, continuando nuestro camino, del cual nos habíamos desviado para subir al pico. Continuamos por la senda hasta llegar a un nuevo poste, en este punto abandonamos el camino que continua recto y seguimos el ramal del PR que desciende por el Barranco de la Roca Roja nos lleva hasta Los Rosildos, y esta debidamente señalizado.

El principio de este sendero es muy bonito, en suave descenso nos va llevando entre el bosque que nos proporciona sombra, el suelo del mismo esta mullido de hojas y es una delicia andar por él. Mas adelante el sendero va bajando de forma más pronunciada, y hay tramos donde hay bastante piedra suelta y hay que bajar con algo de cuidado, pero nada complicado.

Vamos perdiendo altura y nos vemos a ambos lados dos grandes paredes, la senda esta bien definida y no da lugar a dudas. Finalmente acabamos el descenso del barrando y llegamos a una bifurcación, nosotros abandonamos el PR que parecía que hacía mas vuelta y teníamos prisa, así que continuamos por la izquierda por una senda en fuerte subida.

El sendero se encuentra llena de piedra suelta y de cartuchos de los cazadores, nunca había visto tantos cartuchos en el suelo juntos.... La subida es corta pero pronunciada, una vez acabada la subida discurre al borde un huerto, llega un momento que lo cruzamos y continuamos por la senda entre dos huertos hasta llegar a una pista. Continuamos por la izquierda en leve ascenso y comenzamos a descender.Llegamos a la carretera que seguimos por nuestra derecha en descenso. Dejaremos a nuestra izquierda una masía, continuamos descendiendo hasta llegar a una pista por nuestra izquierda. Llevaremos unos 750m por la carretera. La pista de tierra comienza a descender y nos lleva hasta Los Rosildos, ahora solo debemos cruzarlo para llegar hasta el inicio de la ruta.

Valoración

Es una ruta exigente físicamente ya que salvamos un buen desnivel, sobre todo en el primer tramo de subida por senda. No nos encontramos con ningún paso difícil de salvar, y las bajadas excepto un par de tramos con piedra suelta no entraña ninguna dificultad.

En cuanto a la orientación es bastante sencillo ya que prácticamente toda la ruta esta marcada de alguna manera, lo más complicado puede ser encontrar la primera senda señalada con las marcas blancas, una vez encontrada vamos por caminos balizados y no es difícil seguirla.

Durante la ruta nos encontramos con diferente fuente y pozos de agua, no las llegamos a probar, así que no se si será agua potable o no. Apenas nos encontramos alguna sombra durante el recorrido, así que llevar gorra si hace sol. También comentar que en la primera parte de la ruta nos encontramos con gran cantidad de abejas, así que mejor no hacerla si se es alérgico o no te gusta que estén reboloteando a tu alrededor.

Lo mejor de la ruta sin duda son la vistas que se tienen desde el Tossal Saragossa y la primera parte de la senda que desciende por el Barranco de la Roca Roja que nos lleva de vuelta al inicio de la ruta. Solo por estas dos cosas vale la pena la ruta.