19 may. 2009

SLV 33 - Cinctorres - Els Bassis

Ficha Técnica
  • Fecha: 17/05/2009
  • Distancia: 9 Km
  • Desnivel: 420 m
  • Alt. máxima: 1085 m
  • Tiempo Aprox.: 2h30Min-3h
  • Track GPS: Si

Esta semana buscamos una ruta no demasiado dura y bonita para hacerla con unos amigos, que no es cuestión de hacerla demasiado exigente y que no se apunten nunca mas a próximas rutas. También buscábamos que tuviese un buen sitio para comer al final de la ruta para poder así reponer fuerzas, y el sendero SL-CV 33 parecía que reunía todos los requisitos.

Partimos por un camino asfaltado de la población para ir a buscar una pista que discurre por el Barranco de la Parra, que nos lleva a una ascensión por senda. La ascensión nos lleva hasta el Mas del Bassis, donde comienza un suave descenso por el azagador dels Bassis a Forcall. El Azagador nos lleva a una pista semiasfaltada, que pasa a cementada para volver a la pista asfaltada que nos vuelve a llevar a Cinctorres.

Descripción

Quedamos en Castellón a las 9:00h de la mañana, que no somos de madrugar mucho, y la ruta no es larga. Entre que llegan unos y otros finalmente partimos a las 9:15h hacía Cinctorres. Nos espera una hora y media de entretenida carretera de montaña en su mayor parte. Decidimos ir hasta Ares y de allí hasta Cinctorres. Como nunca habíamos estado en este pueblo cometimos la novatada de ir por la carretera que pasa por Castellfort, no es nada recomendable, muy estrecha y muy sinuosa, mejor seguir dirección Morella y desviarse por el camino de la rambla, mucho más ancho y menos sinuoso, la vuelta ya la hicimos por esta carreta, que no os engañe el nombre como a nosotros.

En el tiempo previsto llegamos a Cinctorres, aparcamos el coche en las primeras calles y comenzamos la ruta que parte desde el mismo pueblo. No vemos ninguna señal, hay que buscar el Faixero (hotel restaurante), donde al final de la ruta repondremos fuerzas, y hay que seguir la calle que hay a su lado hacía el Noroeste. Continuamos por esta pista asfaltada, veremos el campo de fútbol que lucia magnifico con un espectacular césped natural.

Llegamos a un cruce, seguimos la pista de la izquierda que es de tierra. En este punto hay un poste indicativo del sendero local SL-V 33, por la pista que sigue recto volveremos mas adelante. La pista asciende de forma suave, y la mayor parte de la anchura de la pista baja una fina capa de agua.

Seguiremos la pista hasta llegar a un nuevo poste indicativo, aquí comienza una senda, no esta muy definida por donde va, hay que comenzar a ascender y casi en dirección contraria a la que veníamos, cuando hemos andado unos metros comenzamos a ver de nuevo la señales y la senda se hace más definida. A partir de este momento la senda es bastante fácil de seguir.

El sendero nos hace ascender de forma constante, el calor comienza a ser importante, por suerte no es demasiado dura la ascensión y se hace bien. Durante todo el ascenso nos van acompañando carrascas por aquí y por allá, pero no en suficiente número para darnos una sombra constante. Tras subir un kilómetro o kilómetro y medio terminamos la ascensión del día, por suerte justo a tiempo, antes que parezca demasiado dura a los amigos, y se amotinen por una subida demasiado dura.

Aprovechando el final de la subida hacemos una pequeña parada en una sombra y comemos algo., que ya hace bastante horas del desayuno. Después de reponer fuerzas y echar unas risas , continuamos con la ruta, comenzamos a descender un poco, y a los pocos metros el sendero nos tenía reservada otra pequeña subida hasta el Mas dels Bassis, por suerte es bastante corta y se acaba enseguida. El Mas se encuentra todavía en pie y en relativo buen estado. Damos alguna vuelta por la zona para verlo, bueno yo estoy perro y no doy muchas vueltas por que parece que no hay mucho que ver en el mas. Una vez finalizada la visita continuamos por el sendero.

Seguimos las señales verdes y blancas que nos van guiando por una bonita senda en una agradable descenso, es muy suave y permite ir disfrutando del entorno, sobre todo del intenso aroma del tomillo en flor que en abundancia nos rodea. Durante el descenso a nuestra izquierda veremos el Mas d'en Coll.

Vemos una pista, y el sendero desciende encaminándose a su encuentro, hasta que finalmente nos incorporamos a la pista, la seguimos en descenso. Se trata de una pista con una fina capa de asfalto, que en muchas zonas se ha perdido. Comenzamos a ver algunos campos de trigo y abundantes amapolas.

La pista pasa a ser de cemento y finalmente asfalto. Llegamos a la ermita de la Mare de Deu de Gràcia, que dejaremos a nuestra derecha, nuestra izquierda dejamos un arco un poco más adelante. En unos metros llegamos al cruce del inicio de la ruta, con lo que solo nos queda desandar nuestros pasos hasta el pueblo.

Valoración

Es una ruta sencilla sin ninguna complicación. Físicamente es asequible, ya que cuando la subida puede hacerse pesada para gente poco acostumbrada, ya se ha acabado. No encontramos ningún paso complicado que debamos ayudarnos de las manos, y el descenso es muy suave. Recomendamos hacer la ruta en el sentido que la hemos hecho, así haces la subida del tirón y el resto de la ruta se hace muy sencilla, además si la senda se hace de bajada es la que mas piedra suelta tiene de todo el recorrido.

El total del recorrido corresponde al sendero local SL-CV 33, por lo que se encuentra totalmente señalizado. En algunos puntos echamos en falta alguna marca más, pero en general en los puntos conflictivos esta correctamente señalizado. No encontramos mucha sombra durante el recorrido, así que si aprieta el sol o el calor mejor madrugar y/o llevar protección para la cabeza.

14 may. 2009

Benitandus - Órganos

Ficha Técnica
  • Fecha: 10/05/2009
  • Distancia: 6.5 Km
  • Desnivel: 485 m
  • Alt. máxima: 730 m
  • Tiempo Aprox.: 2h30Min-3h
  • Track GPS: Si

El domingo a última hora decidimos realizar una pequeña excursión por la Sierra de Espadán. Teníamos que estar pronto en casa así que no debía ser muy larga, y aprovechando la ruta buscamos un cache que se encontraba en las próximidades.

Salimos de Benitandús y por una senda subimos hasta los órganos, allí nos asomamos al balcón con unas magnificas vistas que dan vértigo. Después subimos hasta un mirador y bajamos por un senda hasta conectar con una pista que nos llevará hasta la carretera, una vez en esta la seguimos unos metros hasta llegar al inicio de la ruta

Descripción

Salimos de Castellón sobre las 9:30h, como la ruta era corta, pues no madrugamos mucho, además por la noche se nos hizo algo tarde, no demasiado, pero así dormimos algo. Como en las últimas excursiones el tiempo esta nublado y no descartamos lluvia, pero hay que tentar la suerte.

Llegamos hasta la pedania, cuando vamos a cruzar el puente que da acceso a las casas la encontramos cerrado. Leemos el cartel y vemos que es día de fiesta y por los actos festivos no se permite la entrada. Vamos hasta Veo y damos la vuelta, hasta llegar de nuevo a la altura del puente y en el arcén en un hueco podemos aparcar.

Comenzamos la excursión, la primera parte coincide con otra ruta que realizamos con anterioridad. Si miramos la carretera desde el puente seguimos hacía nuestra derecha, dirección a Tales. Caminos unos 600m por la carretera y por la izquierda vemos una senda que comienza a ascender. Esta señalada con marcas amarillas y blancas, corresponden a la PRV-140. Antes de esta senda vimos otra más escondida y tapada por la vegetación que no hay que seguir.

El sendero nos hace ascender, y poco a poco nos vamos adentrando en el bosque de alcornoques. A nuestra derecha pronto comenzamos a ver el embalse, que se encuentra lleno de agua, así da gusto verlo. El día esta nublado, pero no tiene pinta que va a llover, parece que tendremos suerte y no acabaremos bajo la lluvia.

Comenzamos a ver algunos espárragos que todavía están tiernos, y como son nuestra perdición comenzamos a recoger. El ascenso es continuo y por ahora no demasiado duro. Así llegamos a una bifurcación, nosotros debemos continuar por la senda de la izquierda, la PR continua por la senda de la derecha.

El cielo que al principio estaba cubierto de nubes poco a poco se ha ido abriendo, con lo que comienza a hacer bastante calor y pronto nos quedamos en manga corta, que entre la húmedad, el sol y la subida es necesario.

Seguimos ascendiendo, ahora la subida es algo más pronunciada. Continuamos rodeados mayoritariamente por alcornoques, a nuestra izquierda ya podemos comenzar a ver los órganos, un poco más de subida y ya estamos arriba.

Cuando estamos en la parte alta de los órganos las vistas son magnificas, vemos la población y el pantano. Nos acercamos a un saliente, donde se encuentra el cache, que después de una pequeña búsqueda se localiza sin problemas. Lo curioso fue que justo encontrar el cache comenzo a tocar pasodobles la banda de música en Benitandús, parece que estuviese hecho aposta como celebración de haberlo encontrado. Las vistas son espectaculares y da vertigo ver los cortados que hay a nuestros pies.

Deshacemos nuestros pasos hasta la senda por la que veníamos, y la seguimos ascendiendo de forma algo pronunciada de nuevo Llegamos a un cruce, continuamos recto, bueno primero nosotros subimos un poco por la izquierda hasta un mirador, y volvemos a descender para continuar recto.

Ahora andamos por un bosque de pinos y comenzamos a ver lo que es nuestra perdición: espárragos. Comenzamos a recolectar algunos más y hacemos un buen puñado para la época que es, ya tardía para encontrarlo tiernos. Cuando nos damos cuenta se nos hace tarde y eso que ibamos con tiempo. Así que solo queda acelerar.

La subida se ha acabado, y comenzamos a bajar a toda velocidad. Nos encontramos con un bifurcación, vamos hacía la izquierda. Comenzamos un fuerte descenso, mayoritariamente entre pinos. Nos encontramos con otro cruce, por la izquierda o recto.

Durante nuestro descenso a nuestra izquierda podremos ver de nuevo los órganos desde otra prespectiva, también espectaculares como se nos han mostrado anteriormente. La senda esta bien delimitada, en algunos puntos se esta cerrando de vegetación pero es fácil seguirla. La senda comienza a realizar continuos zigzas para suaviar algo la bajada.

Finalmente llegamos a un fuente que tiene una balsa donde se acumula el agua, llegamos hasta ella y por su costado continua descendiendo el sendero. Pronto llegamos a una pista bastante cubierta de vegetación, continuamos descendiendo por esta.

Ahora el camino ya discurre practicamente llano, la pista se limpia de vegetación y dejamos una casa a nuestra derecha, continuamos recto y en pocos metros llegamos a la carretera. Seguimos por esta hacía nuestra izquierda, en dirección a Benitandús.

Andamos unos pocos metros por el arcén de la carretera y enseguida hemos llegado al incio y fin de la ruta.

Valoración

Una ruta no muy larga, con una subida que esta bien, puede hacerse pesada si no se esta acostumbrado, pero nada del otro mundo. El entorno es precioso, con los bosques de alcornoques, después los bosques de pinos y las impresionantes vistas de los órganos.

Los senderos no presentan problemas de orientación ya que se encuentran muy bien delimitados. La ruta no se encuentra señalada en su totalidad, al principio seguimos un tramo del PRV-140, pero nos desviamos. Después hay tramos que están señalizados con unas rayas, pero poco se van viendo algunas.

Una ruta que nos gusto, de hecho hace un tiempo hicimos una muy parecida a esta pero un poco más larga, y como hemos repetido es que nos gusto.

6 may. 2009

Forcall - Mola Garumba

Ficha Técnica
  • Fecha: 01/05/2009
  • Distancia: 13 Km
  • Desnivel: 650 m
  • Alt. máxima: 1100 m
  • Tiempo Aprox.: 4h-4h30Min
  • Track GPS: Si

Para empezar bien el mes, como el día uno era festivo, y después de unos días en el que el tiempo no acompañaba mucho, la previsión era bastante buena, así que decidimos acercarnos a Forcall a subir a la Mola Garumba. Como el trayecto en coche es largo y para no estresarnos en la realización del recorrido nos llevamos la comida para parar a mitad de ruta, y como ya veremos fue un acierto.

La ruta se inicia en la población de Forcall y siguiendo el sendero PRV-116, que ya habíamos realizado con anterioridad, nos vamos acercando a la Mola Garumba, el punto más alto de nuestra ruta. Dejaremos el sendero señalizado para subir hasta el vértice geodésico. La vuelta a Forcall la realizamos descendiendo por una barranco por el que discurre un sendero de vacas, en ocasiones esta señalizado con fitas de piedras, pero muy poco y es imprescindible el GPS, o un buen mapa y orientación. Para la realización de la ruta nos basamos en la ruta publicada en la guía de senderismo del Levante y en la ruta publicada por RocaCoscolla.

Descripción

A las nueve y poco salíamos de Castellón dirección a Forcall. En la radio dan la previsión del tiempo y por el norte de la provincia dan lluvias hasta el mediodía, bueno, ya veremos si aciertan, por aquí esta bastante despejado, y no tiene pinta que vaya a llover.

Conforme nos encontramos mas al norte el cielo esta cada vez mas cubierto, parece que de nuevo nos dirigimos a Mordor, como en la excursión anterior. El tema pinta mal, la temperatura también esta cayendo en picado, cuando estamos subiendo el puerto de Querol comienza una fuerte lluvia que al poco tiempo se convierte en aguanieve. Llegamos a Morella y para de llover, pero el coche marca 4ºC, mucho más frío de lo esperado y el cielo continua muy cubierto.

Como no tenemos prisa, ya que llevamos la comida, ya había dicho antes que había sido un acierto, y la previsión del tiempo daba mejoría conforme avancese el día, decidimos darnos una vuelta por Morella primero y visitar el Santuario de la Virgen de la Balma después, para hacer algo de tiempo. Finalmente se despeja algo y sube unos grados la temperatura, momento en que decidimos comenzar nuestra excursión.

Aparcamos el coche en la entrada de la población en las primeras casas, junto a un restaurante que encontramos solo pasar el puente de acceso al pueblo y allí mismo nos encontramos los primeros postes de la PRV-116. Los seguimos, nosotros optamos por bajar hacía el río por la primera calle hacía la derecha que nos encontramos, las señales verticales se dirigen recto hacía la población. Por este nuevo camino, enseguida volvemos a conectamos de nuevo con la PR sin hacer el pequeño rodeo que parece que realiza el recorrido oficial. Tenemos ganas de pisar tierra.

Cruzamos el río por unas grandes piedras y seguimos las señales, una vez al otro lado nos dirigimos hacía la carretera, la cruzamos, y comenzamos a subir por una pista empedrada hacía la Ermita de Nuestra Señora de la Consolación. En unas pocas curvas estamos en la ermita, la dejamos atrás y continuamos ascendiendo por una pista cementada.

En unos metros, a nuestra izquierda, se inicia una senda que debemos seguir, esta convenientemente señalada pero hay que estar atentos para no pasarnos. La senda nos hace subir de forma pronunciada, en pocos metros vemos la población a lo lejos y habremos llegado a una explanada rocosa donde podemos disfrutar de las vistas.

Esta es la parte más dura de la ruta, donde se realiza la mayor parte de la subida, si estas un poco acostumbrado a andar es muy fácil. La única dificultad que nos encontramos en la subida es un escalón considerable, pero nada complicado. Continuamos por la senda, a nuestra derecha se levanta una pared de roca, y nos vamos adentrando en el bosque.

La senda esta muy definida, y la PR esta bien marcada, no da lugar a confusión, hay que ir siguiendo las marcas. Pasamos un par de puertas para el ganado, las abrimos para pasar y volvemos a cerrarlas. También podremos ver unas unos muros con unos huecos en ellos, se utilizaban para contar el ganado.

El paseo se nos hace agradable, ya que la senda realiza una suave ascensión, y permite ir contemplando el paisaje, además tenemos suerte y el día se acaba de despejar y comienza a hacer calor, parece mentira que solo hace unas horas estábamos a 4ºC, ahora estaremos rozando los 20ºC.

La senda desemboca en una pista tras cruzar una nueva puerta de ganado, justo antes de llegar a la puerta, a nuestra derecha esta la fuente del Xorrador. Abrimos la puerta y volvemos a dejarla cerrada, tal y como no la encontramos. Seguimos ascendiendo por la pista a la que hemos llegado y como hemos empezado tarde la excusrión, se nos hace la hora de comer, buscamos un lugar donde parar y poder comer tranquilamente. Pronto encontramos un sitio resguardado del vientecillo y que da un poco de sol, y por supuesto con unas buenas piedras para sentarse. Sacamos el bocadillo y la botellita de vino y damos buena cuenta de ambos.

Después de la parada continuamos ascendiendo por la pista, en una curva de esta hacía la derecha, nosotros continuamos recto por una nueva senda. Pasamos por una zona con grava, de la última vez que pasamos han mejorado mucho el paso, antes era mas complicado, ahora lo han hecho por arriba y han puesto una cuerda en forma de pasamanos para dar seguridad, aunque no la llegamos a utilizar.

Llegamos a un collado, a nuestra derecha veremos la masía de la Mola, por allí pasaremos más tarde por el otro lado, ahora continuamos recto. Seguimos la senda, nosotros vimos un pequeño canal que subía directo a la muela y subimos por ahí. No es el camino más fácil, pero si el mas corto, es algo complicado, hay que usar las manos y hay piedra suelta, yo aconsejo seguir hasta el wp que hay en el track donde se indica el punto donde se debe abandonar el PR.

Tomemos el camino que tomemos debemos llegar al vértice geodésico, que se encuentra coronado con una cabeza de ganado. Continuamos la ruta sin camino definido descendiendo, aun sin camino, no hay dificultad en el terreno. Llegamos a una pequeña senda con algunas marcas amarillas, la seguimos.

Salimos a un prado y vemos en frente nuestro una masía, nos dirigimos hacía ella, nos encontramos con numerosas vacas y pasamos realmente cerca de algún grupo. Cuando estamos cerca de la masía buscamos un lugar hasta descender hasta el lecho del barranco, por ahí continuamos descendiendo.

Aunque parezca que va a ser complicado el avance nada de eso, ya que hay pequeños caminos a los bordes, supongo que generados por el ir y venir del ganado. Vamos descendiendo por el barranco rodeados de carrascas. Comenzamos a ver unas fitas de piedras que seguimos.

Llegamos a la Font del Tascaret, pero de la cual no se puede beber, o por lo menos yo no lo haría, hay tres bañeras llenas de agua de la fuente., supongo que para que vaya a beber el ganado. En este tramo hay que descender fuertemente durante unos pocos metros sin camino muy definido, para volver a ver de nuevo las fitas de piedras que seguimos.

Llegamos a una puerta de madera, la pasamos y volvemos a cerrar, bueno Amparo no tuvo paciencia y salto la murallita de piedras antes que pudiese abrir la puerta. Las fitas de piedras se pierden un poco y llegamos una masía abandonada, pero donde hay un corral donde hay vacas de nuevo. Ahora seguimos la pista, es algo incomodo andar por ella porque esta llena de marcas de pisadas de vaca un día en que estuvo húmeda.

La pista nos lleva a otra que se encuentra cementada y continuamos el descenso. Seguimos esta pista hasta que a nuestra izquierda veremos que baja un agazador, lo seguimos que hace que evitemos unas cuantas curvas de la pista. Cruzamos la pista y continuamos descendiendo de nuevo hasta llegar de nuevo a la pista, seguimos por la derecha.

Ya tenemos el pueblo muy cerca, cruzamos nuevamente el río por unas grandes piedras y cruzamos unas calles hasta llegar al lugar donde hemos estacionado el vehículo.

Valoración

Es una ruta sencilla, la parte más dura es al principio y es corta, después la subida se hace tendida, lo que nos permite disfrutar del magnifico entorno. La primera parte además al coincidir con el PRV-116 no presenta ningún problema para seguir la ruta, ya que esta convenientemente marcado. La vuelta si que es muy recomendable el uso del GPS ya que aunque a tramos encontramos marcas de sendero estas no son continuas y es fácil perder las marcas.

Durante la ruta no encontramos con un par de fuentes pero yo no me atrevería a beber de ellas, así que mejor llevar agua suficiente. También hay que ir con cuidado de no pisar los "regalos" más recientes de las vacas que por allí habitan.

Nos gusto mucho la ruta, ya que el desnivel es muy asequible, y vamos por zonas de abundante carrasca, otra por zonas de pinos. Podemos ver cabras, buitres, y lo mas fácil de encontrar son las vacas.