24 feb. 2010

Benitandus-Casi Ain-GR

Ficha Técnica
  • Fecha: 21/02/2010
  • Distancia: 9 Km
  • Desnivel: 500 m
  • Alt. máxima: 575 m
  • Tiempo Aprox.: 2h-3h
  • Track GPS: Si

La previsión del tiempo del domingo no era muy buena. Daban algo de lluvia a mitad mañana, pero como eran unas pocas gotas las que pronosticaban, decidimos arriesgarnos, que ya hemos tenido unas cuantas rutas con agua.

Era el regreso de Amparo a las sendas después de un tiempo de inactividad, así que decidimos hacer una ruta no fácil para la toma de contacto. Nos basamos en una ruta publicada en los fascículos de hace un tiempo del Levante, que proponían una ruta entre Aín y Benitandús. Nosotros salimos de Benitandus, y el tramo de pista hasta Aín no lo realizamos. También hicimos la ruta en el sentido contrario al que ellos proponen, creo que es mejor, así hacemos una subida con piedra suelta, en vez de bajada, que sería algo más complicado.

Descripción

Salimos de Castellón sobre las 9:15h de la mañana del domingo, la temperatura es bastante agradable, pero no hace un día tan bueno con el día anterior. El cielo esta muy nublado, pero parece que por ahora no amenaza lluvia, así que continuamos con la excursión.

Nos dirigimos por la CV-10 hacía Onda, de ahí a Tales y después dirección Alcudia de Veo. Antes de llegar a Veo, vemos la pedanía de Benitandus, a nuestra izquierda, junto al pantano del mismo nombre. Cruzamos el puente y aparcamos el coche en la plaza que allí vemos. Nos preparamos y comenzamos a caminar.

Seguimos la calle más alejada del puente, nos vamos alejando del pantano, pasamos unas casas y enseguida estamos en una pista de tierra. Vamos por la pista principal desechando pistas que van hacía los huertos. Veremos unas marcas blancas y amarillas que van indicándonos el camino.

La pista va ascendiendo de forma suave pero constante. Al principio rodeados de huertos, con almendros en flor que embellecen el paisaje, y más adelante nos van rodeando los pinos. Nos encontramos con algunas rampas más pronunciadas pero en ningún momento excesivo.

Las señales nos van guiando en los cruces de la pista. En una curva de la pista hacía la izquierda, nosotros continuamos recto por la senda que allí se inicia. Comienza a bajar suavemente. Esta bien delimitada y no hay problema en seguirla.

Llegamos a una un cruce de sendas, descartamos la senda de enfrente, giramos por la derecha, casi 180º. La senda de enfrente, que descartamos, nos llevaría a una pista que baja a Tales. La senda nos lleva en pocos metros a una nueva bifurcación, seguimos la senda de más a la izquierda, la de la derecha(1) nos llevaría en subida a conectar con la GR, por la que bajaremos al final de la ruta.

El sendero va subiendo, al principio de forma suave, pero pronto comenzamos a subir de forma muy pronunciada. Son unos centenares de metros de fuerte subida. Llegamos a unos huertos, las senda se suaviza y continua por los huertos hasta llegar a una pista.

Seguimos la pista por la derecha. La pista discurre ascendiendo de forma suave. Estamos rodeados de pinos y se avanza rápido. Empiezan a caer unas gotas, muy finas, por suerte no pasa de ahí, no hace falta ni sacar los chubasqueros.

Llegamos a una pista más ancha, las seguimos por la derecha. A los pocos metros vemos a nuestra derecha un poste de GR al comienzo de una senda. Seguimos por esta senda. Si se quiere ir a Aín habría que seguir recto por la pista, para volver por el mismo camino más tarde.

La senda la han limpiado de vegetación hace poco por lo que pudimos observar, cosa que se agradece. Ahora debemos seguir las señales de GR. La senda se bifurca, por la izquierda con las señales del GR. Por la derecha bajaríamos hasta conectar con la senda que descartamos al inicio de la ruta(1).

El principio de la bajada encontramos algunos escalones y grandes piedras, pero sin ninguna dificultad para bajar. Poco a poco se va suavizando el descenso. Nos encontramos con varias curvas muy cerradas, que nos hacen bajar suavemente por la ladera de la montaña.

Llegamos a una pista, seguimos por la derecha. Frente a nosotros esta Veo. Descartamos la senda del GR que va a la población, así que en este punto abandonamos las señales que nos han guiado durante toda la bajada. Seguimos la pista prácticamente llana, con alguna pequeña subida y bajda.

Llegamos a una pista, la seguimos por la izquierda en descenso. Ahora desandamos nuestros pasos hasta llegar al coche. Por suerte, aunque durante el recorrido amenazo dos veces de lluvia, no paso de unas pocas gotas finas. Hacía tiempo que no acabamos una ruta tan pronto.

Valoración

Sencilla ruta en forma de sartén. La única dificultad es un tramo de subida pronunciada con algo de piedra suelta, pero que no entraña mayor problema. No encontramos fuentes durante el recorrido, así que ir con agua.

La ruta no se encuentra totalmente señalizada, aunque aprovecha algunos tramos de un PR y del GR. La conexión entre ambos tampoco nos supuso mayor problema. Las sendas se encuentran todas bien delimitadas y son fáciles de encontrar y de seguir.

Lo mejor de la ruta, los almendros en flor, y la bajada por el GR.

16 feb. 2010

Alfondeguilla-L'Ereta-Puntal-Cantallops

Ficha Técnica
  • Fecha: 13/02/2010
  • Distancia: 16.5 Km
  • Desnivel: 1200 m
  • Alt. máxima: 690 m
  • Tiempo Aprox.: 4h-5h
  • Track GPS: Si

El sábado por la mañana, desafiando el mal tiempo, nos acercamos a Alfondeguilla. En esta ocasión fuimos Ángel, Fidel,"Xiki" y yo. Buscamos una ruta un poco más suave que la del último día, lo conseguimos en parte, pero salio una buena ruta.

La ruta parte de Alfondeguilla para ir a buscar la senda de los hippies que en constante subida nos lleva hasta una zona de casas y una pista. Buscamos otra senda que nos lleva hasta unas antenas. Descendemos y vamos a buscar el Puntal y ya buscamos la bajada, finalmente iremos por Cantallops. La ruta coincide casi en su totalidad con la Marcha de Alfondeguilla que se corría al día siguiente, y que sin saberlo encontramos marcada.

Descripción

Quedamos en la estación de autobuses a las 8:00h. Somos todos bastante puntuales y salimos dirección a Alfondeguilla. Llegamos por la CV-230 desde La Vall d'Uixó. Entramos por la primera calle a la derecha y cruzamos el pueblo, al final del mismo encontramos una buena zona para aparcar. Nos preparamos y comenzamos a caminar.

Nos vamos alejando del pueblo por una pista cementada. El día esta muy nublado y hace bastante frío, unos 3ºC marca el coche. Vamos subiendo poco a poco. A nuestra izquierda dejamos una subida pronunciada que se encuentra cementada también, por ahí volveremos al final del trayecto. Continuamos recto, hasta que vemos un pequeño barranco pedregoso por nuestra derecha, abandonamos la pista cementada para continuar por el barranco.

Andamos una decena de metros y a nuestra derecha vemos que se inicia una senda, la seguimos. Esta empieza a ascender de forma pronunciada por la ladera de la montaña. No hay dificultad en seguir el camino, ya que se encuentra bien delimitado y limpio de vegetación. Vamos ganando altura rápidamente y pronto vemos el pueblo a nuestros pies.

Esta primera parte de la ruta es la que no coincide con la marcha, pronto por la derecha vemos una senda que desciende por donde se nos une el recorrido de la marcha. Nosotros debemos continuar ascendiendo descartando esta senda. Continuamos subiendo y cada vez hace más frío, suerte que el esfuerzo de la subida hace que mantengamos el calor.

Llegamos a unas casas, las cuales bordeamos hasta que llegamos a una pista. Cruzamos la misma y continuamos recto por otra pista más estrecha que la anterior, que nos lleva en ascenso. Al final veremos una nueva senda que nace al final de nuestro camino. Continuamos por esta, primero nos lleva entre pinos y más adelante entre matorral bajo, pero siempre en continuo ascenso. El sendero no tiene dificultad, es en continua subida, pero sin ninguna pendiente excesivamente pronunciada. También se encuentra bien definida y una vez encontrada no hay problemas en seguirla. A lo alto pronto veremos nuestro objetivo en forma de antenas de comunicación.

Finalmente llegamos a la cima, donde nos encontramos una pequeña caseta y unas antenas. Admiramos las vistas, que aunque muy nuboso algo se puede ver, eso si, no nos podemos despistar mucho ya que hace algo de aire que nos hiela, y estas cayendo algo de aguanieve. Una vez hechas unas fotos, desestimamos el sitio para parar a almorzar y continuamos.

Al lado de la caseta hay una senda que baja, a toda velocidad para entrar en calor comenzamos el descenso. En un abrir y cerrar de ojos acabamos la senda, a lo lejos dejamos las antenas, por suerte en esa zona ya no sopla el viento y se esta mejor. Llegamos auna pequeña pista, continuamos por la izquierda, pasamos una cadena y continuamos por la pista hasta llegar a otra pista mayor.

Continuamos por la derecha ascendiendo por la pista principal. Vemos unas señales de PR que indica L'Ereta. Continuamos ascendiendo. Llegamos a un cruce, por la derecha continua subiendo la pista, por la izquierda hay señales del GR, nosotros continuamos recto por una senda que hay. La senda nos lleva en subida constante hasta el puntal. Aquí nos parece un buen lugar para parar un momento a comer algo, el aguanieve nos acompaña durante el almuerzo.

Debido al frío paramos el tiempo justo para comer y continuamos por la izquierda por una senda que va haciendo subi-bajas hasta hacer una bajada larga y pronunciada. En medio hay una zona un poco complicada y no muy bien señalizada, por este tramo es aconsejable el uso del GPS si no se conoce la zona. La senda se encuentra en buen estado, exceptuando ese pequeño tramo. La senda nos lleva a una pista por la que continuamos descendiendo, hasta que llegamos a otra pista más ancha.

Continuamos por la derecha ascendiendo, pasamos cerca de una fuente, y al siguiente cruce comenzamos a subir por una pequeña pista rodeada de alcornoques. Esta zona tiene un paise realmente bonito. La pista se convierte en senda y nos va haciendo subir, en tramos de forma pronunciada.

El sendero no tiene perdida, va ascendiendo de forma continuada, hasta poco antes de que se acabé que hace un descenso hasta una pista. Esta acaba en una caseta que encontramos allí, así que continuamos descendiendo por la pista. Llegaremos a un cruce. Recto continua el descenso de la pista, por la derecha se asciende al castillo de castro (encontramos piedra que indica dirección, perfil y distancia hasta el mismo), nosotros continuamos descendiendo por la izquierda.

La senda es preciosa, rodeada de abundante vegetación y de un frondoso bosque de alcornoques. Pasamos por un gran alcornoque y un mirador. El descenso es cómodo y lo hacemos rápido. Llegamos a un cruce que va a Cantallops. Este se encuentra debidamente señalizado con un poste de piedra que tiene grabada la dirección y Cantallops en la piedra. Como vamos bien de tiempo decidimos continuar por el sendero, que comienza a ascender de forma considerable.

La tiene una fuerte subida, además ya llevamos bastantes kilómetros y subidas, y se va notando, aun así llevamos un buen ritmo de ascenso. Vuelve a aparecer el aguanieve que nos acompará en todo lo que queda de subida. "Xiki" pide que paremos un poco que el ritmo esta siendo muy alto y hace tiempo que no sale de excursión.

Alcanzamos la cima. Enlazamos con una pista que seguimos unos metros, y enseguida nos desviamos por la izquierda en descenso. viene otro pequeño ascenso, y descendemos de nuevo, nos acercamos a la pista sin llegar hasta ella, ya que antes de llegar giramos a nuestra izquierda y comienza el últimos descenso.

Este descenso es largo, pronunciado y pedregoso. No tiene perdida. Al estar mojado había tramos que eran autenticas pistas de patinaje por las que había que descender con mucho cuidado para no caerse.

Tomando las debidas precauciones llegamos al final de la senda, conectamos con una pista y bajamos hasta un cruce. Seguimos por la izquierda en un fuerte descenso por la pista cementada. Llegamos a un nuevo cruce, seguimos por la derecha desandando los primeros metros de la ruta.

Valoración

Una ruta muy completa, con continuos subi-bajas, con tramos de fuerte pendiente, aunque no muchos por suerte, tanto de bajada como de subida. Todo esto hace que la ruta sea algo exigente físicamente, por lo que hay que estar acostumbrado a andar o tener tiempo y plantearla como excursión de todo el día.

Encontramos una fuente a mitad del recorrido donde podemos coger agua, hay que salirse de la pista y andar unas decenas de metros por una senda hasta llegar a la misma. En otra ocasión he bebido de esta fuente y no me paso nada, así que debe ser potable.

Lo mejor de la ruta son los bosques de alcornoques por la que discurre parte de la misma. También las vistas que tenemos de La Vall y la costa desde las antenas, lástima no haber tenido un día más claro que nos permitiese disfrutar más de las mismas.

1 feb. 2010

Bartolo-Roca Blanca-Raca-Sanatorio

Ficha Técnica
  • Fecha: 30/01/2010
  • Distancia: 21 Km
  • Desnivel: 1100 m
  • Alt. máxima: 729 m
  • Tiempo Aprox.: 5h-6h30Min
  • Track GPS: Si

Este día se cambio el día de la excursión al sábado. Esta semana cambie de compañeros de ruta y vinieron Fidel, Sancho y Ángel. La ruta una que ya tenía en mente desde hace mucho tiempo, pero que nunca se habían dado las circunstancias para hacerla.

Salimos del Mirador del desierto y subimos al Bartolo por la senda de la fuente de San José, para entrar en calor. Después seguimos las crestas hasta el Coll de la Mola, rodeamos el Morico, para quitar dificultad y subimos a la Roca Blanca. Descendemos para ir a buscar la subida al Raca, bajamos al Collado Mancebo y vamos hacía la coma. Vamos a buscar el Tossal Gros, pero por falta de fuerzas del parte del grupo, lo rodeamos y buscamos la parte alta de las montañas hasta llegar al Hospital de la Magdalena.

Descripción

Quedamos en la estación de autobuses a las 7:15h, a las 7:30h salimos dirección al Sanatorio para dejar un coche, y después nos dirigimos hasta el mirador del desierto. Ambos puntos no tienen dificultad para llegar en coche hasta ellos. Una vez realizada la operación y ya en el mirador, nos preparamos y sobre las 8:00h, con los primeros rayos de sol del día, comenzamos a caminar.

Nos dirigimos a la Fuente de San José y seguimos la senda que se inicia cerca de esta, junto a una valla metálica que encontramos junto a un contenedor de madera. La senda sube de forma pronunciada al principio y después se suaviza, pero enseguida veremos otra senda por nuestra izquierda, seguimos por ésta.

Esta nueva senda nos lleva directos al Bartolo, comenzamos a buen ritmo y nos quitamos el frío del cuerpo enseguida. La senda no tiene perdida, esta bien definida y veremos fitas de piedra que nos van indicando el recorrido. Paramos un momento al mitad senda a coger aliento y continuamos subiendo. El camino es bastante inclinado, con tramos con mucha pendiente. Finalmente nos lleva hasta las antenas del pico, llegando por una rampa hormigonada que cuesta subir. La cima nos da la bienvenida con un frío viento, que hace que no estemos mucho tiempo parados.

Admiramos el amanecer y continuamos nuestro caminos por la pista, en el cruce por la izquierda en descenso, cuando llegamos a la altura de una edificación dejamos la pista asfaltada para continuar por la de tierra, por nuestra derecha. Pasamos junto al Cruz, y continuamos hasta enlazar con la senda.

Esta senda nos lleva por toda la parte alta de las montañas, realizando continuos subi-bajas, con más bajadas que subidas, hasta el Coll de la Mola. La senda esta bastante bien marcada, aunque hay que ir con cuidado en algunos puntos que transcurre por grandes rocas y puedes pederla, pero enseguida, buscando un poco, se encuentra de nuevo el camino. Nos encontraremos una bifurcación, en medio de la senda, debemos ir por la izquierda, por la derecha nos llevaría en descenso, camino equivocado.

Después de la última bajada fuerte, llegamos al Coll de la Mola, aquí seguimos una señal que indica una senda, dirección La Pobla Tornesa. Con este camino rodeamos el Morico y sus tramos complicados. Vamos descendiendo por la senda que discurre por un frondoso bosque de pinos. Llegamos a un bifurcación, debemos continuar por la izquierda en subida.

Hay un pequeño tramo de subida fuerte que discurre por un pequeño barranco, pronto la senda se suaviza y continuamos en un agradable ascenso. Debemos descartar dos senderos que nos encontraremos a nuestra derecha que van en descenso. La senda se hace un poco más pronunciada y finalmente llegamos al Collado de las Contiendas. Nos encontramos con otro grupo de senderistas, los saludamos y continuamos el ascenso hasta la Roca Blanca.

La subida es corta pero muy inclinada, teniéndonos que ayudar en algún tramo de las manos para poder salvar bien alguna roca. No entraña peligro, pero es una subida con cierta dificultad. Llegamos a la cima, aquí también sopla bastante viento, así que tras una breve parada, continuamos el camino, ahora en un largo descenso.

El descenso es muy pedregoso, discurre en su mayoría entre arbustos y matorral bajo. Hay tramos con una pendiente considerable, pero vamos bajando a buen ritmo. Llegamos a una zona de árboles, por la senda de la derecha en descenso. Finalmente la senda nos lleva a incorporarnos a otra senda. Debemos seguir por la derecha, en sentido contrario al que llevábamos hasta ahora.

Continuamos con el descenso y nos lleva a otro sendero, en una bifurcación en forma de T. Seguimos por la izquierda. Una zona llana y después de nuevo descenso. La senda desemboca en una pista, continuamos descendiendo, otra cruce, por la derecha en descenso por pista hormigonada.

Vamos descendiendo por la pista hormigonada, pronto vemos el Raca frente a nosotros con su vértice geodésico indicándonos hasta donde debemos llegar. Cuando se acaba el hormigón, a nuestra izquierda, se inicia una pista, continuamos por esta y la abandonamos a los pocos metros para seguir un sendero que nace a por la izquierda del camino.

El sendero no tiene perdida, siempre hacía arriba. Hay tramos con grandes surcos provocados por las motos. Aquí Sancho ya lo esta pasando algo mal y se va quedando bastante descolgado. Vamos ascendiendo y llegamos hasta la cima del Raca. Como no también nos recibe un fuerte viento. Creo que todas las veces que he subido hasta aqui, siempre he tenido un día con mucho viento. Esperamos a Sancho y disfrutamos de las vistas, pese a la hora, las Columbretes se ven perfectamente, así como toda la costa, que el día esta sin bruma.

Llegamos al collado Mancebo, descartamos el sendero de la izquierda que desciende y continuamos recto, en una corta pero fuerte subida. Una vez acabada esta subida la senda continua de forma más suave. Nos lleva hasta una pista, por la que continuamos en ascenso. Bifurcación, por la izquierda. Pasamos por delante de una casa verde, descartamos senda por la izquierda en descenso.

La pista desciende y llegamos a un cruce, continuamos recto, descartando la pista que nos encontramos por la izquierda y senda por la derecha. Ascendemos un poco y volvemos a descender. Llegamos a una edificación, descartamos izquierda y continuamos bajando por la derecha. Vamos descartando las diferentes entradas a los huertos adyacentes. La pista se convierte en senda por la que continuamos bajando. Realiza una pequeña subida y vuelve a bajar.

Descartamos pista por la derecha y continuamos descendiendo. La senda se bifurca, por la izquierda, siguiendo un tubo que se ve. La bajada es muy inclinada y con mucha piedra suelta, por lo que hay que ir con cuidado. Llegamos a la carretera de la coma. Descendemos hasta una rotonda, la cruzamos y continuamos por la pista de ese lado. Salvamos un pequeño barranco y continuamos en ascenso por la izquierda.

Al acabar el campo de golf, seguimos por una senda por la izquierda, va ascendiendo. No tiene perdida. Llegamos a una pista que seguimos por la derecha en descenso que nos lleva hasta la cantera. Seguimos por el anillo más externo por la izquierda, veremos señales del GR-33 que seguimos. Descartamos la senda de la izquierda por donde va el GR, continuamos recto y se por la primera pista que asciende por la izquierda subimos. Pronto veremos una senda por nuestra derecha, seguimos la de más a la derecha, la de la izquierda nos llevaría hacía el Tossal Gros. Lo descartamos por falta de fuerzas y de tiempo.

La senda nos lleva en ascenso, después pasamos por mitad de un huerto y llegamos a una pista por la que continuamos subiendo hasta un cruce, continuamos recto, empezamos a descender por una senda. Después de una gran losa de piedra, la senda gira a la izquierda y se bifurca en dos, seguimos por la izquierda. Senda derecha, descenso, cruzamos camino y senda en ascenso.

Llegamos a un cruce con una senda, derecha. Ahora hay que seguir siempre este sendero, en descenso que nos llevará hasta el Hospital de la Magdalena. Nos encontramos varios pinos que cortan el sendero y que hay que saltar o rodearlos.

Valoración

Una bonita ruta, a la vez que dura. Discurre en su mayor parte por senderos, bien definidos pero sin señalizar con marcas de pintura. La mayor parte del recorrido se realiza haciendo continuos subibajas por la parte alta de las montañas de la costa, ofreciéndonos impresionantes vistas tanto del interior (Penyagolosa, Espadán, Javalambre....) como de la costa.

Si no se conoce la zona es interesante llevar GPS, ya que el recorrido no esta marcado, y hay zonas donde hay muchos cruces, o el terreno es cambiante (cantera, senderos cerca de huertos). No encontramos ninguna fuente en todo el recorrido, así que llevar agua suficiente. En verano puede ser muy dura por el calor, ya que hay tramos con buena sombra, pero la mayoría carece de cobijo para el sol.

Una ruta que nos lleva por gran variedad de paisajes, bosques de pinos, monte bajo, zona de huertos, y la cantera donde se ve como el hombre cambia el paisaje de su entorno.