24 jun. 2008

Les Valls y els Estrets

Ficha Técnica
  • Fecha: 21/06/2008
  • Distancia: 15 Km
  • Desnivel: 710 m
  • Alt. máxima: 720 m
  • Tiempo Aprox.: 4h-4h30Min
  • Track GPS: Si

Esta semana nos hemos acercado a la población de Arnes para realizar una ruta por Els Ports. Es una ruta que buena parte discurre junto a corrientes de agua y entre bosque que dan sombra, muy recomendable ambas cosas para combatir la calor.

Iniciamos la ruta cerca del pueblo, y por senda nos dirigimos al Riuet de les Valls. Vamos caminando a su ribera, entre grandes moles de piedra. Nos alejamos de él a la altura del Mas de les Valls, que se encuentra derruido. Por una senda ascendemos un poco y nos alejamos del río.

Descenderemos para ir a buscar al río Estrets, la senda vuelve a ir por su orilla, en esta ocasión a ratos a su altura, en ocasiones elevados. La senda es preciosa, encajonada entre el río y dos paredes de piedra. Una vez abandonamos el río nos dirigimos al inicio de nuestra ruta.

Descripción

La ruta se puede iniciar desde el pueblo, pero se tendrían que hacer unos 2-3km por pista asfaltada de ida y otros tantos de vuelta, así que decimos hacer este tramo en coche, ya que no aporta mucho. Entramos al pueblo llegando desde L'Horta de Sant Joan, y cruzamos el pueblo, veremos un camino asfaltado estrecho que indica Riu Strets y Toll del Vidre, lo seguimos, al poco hay una bifurcación, izquierda. Cuando podamos dejamos el coche, nosotros lo hicimos junto a una señal vertical de dirección al río, había un pequeño llano lleno de hierbas, no encontramos otro sitio.

Andamos unos metros por la pista asfaltada y enseguida nos encontramos a nuestra derecha una pista de tierra, continuamos por esta, la poco nos encontramos una señalización vertical del Estels del Sud, seguimos por la derecha. Este primer tramo lo encontraremos señalizado con las marcas del Estels del Sud, una estrella azul. Pronto dejamos la pista para empezar a andar por una preciosa senda.

La senda discurre cercana al bosque realizando suaves ascensos y descensos continuos. Nos encontramos con algunos cruces de sendero, en estos casos hay que seguir por las señales azules que he comentado anteriormente.

La senda nos llevará a una pista por la que andaremos uno pocos metros, para continuar por una senda que veremos a nuestra izquierda. Continuamos por el bosque, que por suerte nos da algo de sombra, que el día de la excursión apretaba el calor. Pronto la senda nos llevará hasta el Riuet de les Valls. La senda discurre a su orilla, lo que permite refrescarnos en sus frías aguas. En este tramo ya no estamos rodeado de bosques, sino de montañas de piedra en ambos lados. El camino es suave, y muy agradable de hacer con un entorno espectacular a nuestro alrededor.

Llega un momento en que la senda que estamos siguiendo cruza el cauce del río, a nuestra izquierda veremos las ruinas de una masía rodeada de hierba. En este punto debemos dejar el sendero y dirigirnos hacía la masía, pasamos a su lado y continuamos hacía el bosque a buscar el inicio de una nueva senda. Al principio esta un poco desdibujada, pero enseguida se encuentra bien marcada y fácil de seguir. La senda nos lleva en ascenso, es la parte de la ruta donde realizamos la subida mas fuerte, pero nada serio, se trata de apenas un kilómetro, pero sin un desnivel excesivo.

Acabamos las subida y conectamos con una pista por la que empezamos a descender. Descendemos durante unos 10 min y encontraremos a nuestra izquierda una senda, esta marcada con un mojón. Esta senda es difícil de seguir, ya que se encuentra muy tapada de vegetación, hay pocas fitas de piedra, y cuando se intuye bien la senda hay muchas zarzas y en ocasiones árboles caídos. Como pudimos bajamos por el barranco, en algún tramo el arroyo llevaba agua y nos encontramos con una cabra montesa de considerable tamaño. A pesar de la dificultad de seguir la senda, el entorno vale la pena, ya que nos encontramos en pleno bosque lleno de vegetación.

A nuestra derecha vemos una masía derruida, nos dirigimos hacía ella, pasamos a su lado, y seguiremos una pista que se intuye en leve descenso, pronto se hace mas marcada y nos lleva a un cruce en forma de T que seguiremos a nuestra izquierda. En este punto nos desviamos a la derecha para refrescarnos en el río.

Deshacemos nuestros pasos, y continuamos la senda hacía Estrets. Pronto la senda se pone la lado del río y quedamos encajonados por grandes paredes de piedra que se elevan a nuestros costados. La senda esta muy marcada, cruzamos el río por un puentecillo, que da algo de impresión: es estrecho y solo tiene pasamanos en un costado. La senda va descendiendo junto al río, pronto encontraremos lugares donde poder acceder hasta él para poder mojarnos. El track del GPS esta un poco desplazado, ya que por la poco recepción se unido mi descuido al tomar fotos se quedo mirando hacía abajo, pero la senda no tiene perdida.

.

Al final llegamos a un bifurcación, dejamos el sendero que estamos siguiendo, para continuar por otro que continua al lado del río,. El sendero por el que andábamos continua recto, nosotros a la izquierda. Aquí volvemos a ver las marcas azules de Estels del Sud, ahora debemos seguir estas marcas. Continuamos por el borde del río hasta ver una senda por nuestra izquierda que baja la seguimos y cruzamos el torrente de agua sin mojarnos mucho. A partir de aquí abandonaremos la vera del río y nos uniremos a una pista, para enlazar con un pequeño tramo de asfalto, que dejaremos por nuestra izquierda a una pista con mucha hierba.

Esta nos llevará a una senda que nos hace ascender de forma algo pronunciada, pero muy poca distancia. Nos lleva a rodear una masía, pasamos por su lado. Aquí, la senda esta muy tapada de hierba y hay que ir un poco campo a través. Al otro lado de la masía conectamos con una pista que nos llevará al inicio de nuestra ruta

Valoración

La ruta se encuentra bien marcada en su mayor parte y fácil de seguir. Un punto de difícil orientación es cuando dejamos la senda y debemos dirigirnos buscar la que se inicia en el Mas de les Valls, este punto sabiendo que debes cruzar hasta la masia y continuar hasta el bosque en busca de la senda es suficiente. El peor punto es el que he comentado, cuando dejamos la pista y descendemos el barranco por una senda muy desdibujada. Si se opta por esta senda es aconsejable llevar GPS ya que hay puntos de difícil orientación. Esta parte se puede realizar la pista, pero con una mayor distancia.

La excursión no presenta gran dificultad, ya que no nos encontramos grandes desniveles y el camino se encuentra en buen estado.

La ruta es muy aconsejable, el entorno por el que discurre me encanto, ya que nos encontramos caminando con dos ríos, con preciosos bosques de pinos y con moles de piedra que te hacen sentir pequeño. En resumen: nos encanto la ruta.