2 oct. 2008

Valdecuenca - Barranco Melero

Ficha Técnica
  • Fecha: 28/09/2008
  • Distancia: 6 Km
  • Desnivel: 230 m
  • Alt. máxima: 1350 m
  • Tiempo Aprox.: 1h30-2h
  • Track GPS: Si

El domingo por la mañana nos acercamos a la población de Valdecuenca para dar un pequeño paseo por los alrededores del pueblo, digo pequeño paseo, ya que se trata de una ruta de corta distancia, prácticamente llana, y sin ninguna dificultad técnica. Comenzamos por una preciosa senda que se adentra en el Barranco Melero, donde podremos disfrutar de un bonito paisaje, con gran variedad de plantas, donde podremos encontrar enebro,sabinas, quejigos o pinos laricios.

Por una casi inexistente senda vamos avanzando fácilmente por el Barranco, finalmente llegamos a una pista que incialmente también discurre por el fondo del mismo, pero poco a poco nos hará ganar altura y salir de él.

Una vez hemos salido del barranco, la pista en un suave ascenso primero, y llaneando mas tarde, nos llevará de nuevo el pueblo donde iniciamos la ruta.

Descripción

Llegamos a Valdecuenca y dejamos el coche en la plaza que nos encontramos solo entrar en el pueblo, que parece la plaza principal de esta pequeña población. Dejamos el pueblo por un camino asfaltado, que deja a la derecha la bascula municipal. Continuamos recto por la pista y en pocos metros llegamos a una fuente, se encuentra algo más baja que la pista, y esta rodeada de un muro. Justo al lado hay un panel indicativo de las rutas.

Veremos un poste con una señal que indica hacía el Barranco Melero, seguimos esa dirección. Vamos avanzando por medio de la ladera de la montaña y no se ve ninguna senda, veremos más abajo un pequeño poste con la señal verde y una chapa identificativa de la ruta, nos dirigimos hacía ella.

Continuamos descendiendo suavemente por el barranco, la senda es prácticamente inexistente, y simplemente se puede apreciar algo de hierba pisada. Vamos avanzando por una estrecha zona arbolada encajonada entre dos pequeñas montañas que la flanquean. Es una lástima es este bonito lugar este un poco sucio pudiéndose ver con facilidad diversos plásticos y botellas.

Esta parte del recorrido no encontramos ningún tipo de señal que nos indique que vamos por el buen camino, así que hay que confiar y seguir avanzando, poco a poco parece que la senda se hace mas apreciable. Esta primera zona se nota que es muy húmeda, esto unido a que el camino discurre sobre la hierba hace que sea muy aconsejable llevar un calzado impermeable o bien unos calcetines y calzado de repuesto para el final de la ruta.

Finalmente veremos un pequeño poste con la señal verde, para indicarnos que vamos por el buen camino, pero habremos avanzado casi dos kilómetros sin ver ninguna que nos indicará que vamos por el buen camino. Continuamos avanzando y pronto llegamos a una pista, por la que continuamos caminando por el barranco, rodeados de un bonito bosque.

Pasaremos por un panel didáctico que nos explica las diferentes variedades de árboles que nos encontramos en nuestra ruta por el barranco. A partir de este momento la ruta esta muy bien señalizada, no dando lugar a mas dudas sobre el camino, ya que la pista esta definida y en los cruces que encontramos esta perfectamente señalizado.

El camino comienza a subir de forma algo mas pronunciada, durante unos cientos de metros, y después continuamos más suavemente. Veremos una señal que nos indica la ubicación de unas trincheras que datan de la guerra civil, ya que fue una zona con muchas batallas, donde se escondieron los maquis. En este punto nos unimos al recorrido del PR-TE 5.

Nosotros, ya que comenzamos la ruta muy avanzada la mañana y se nos hacía la hora de comer, no nos acercamos a las trincheras, así que seguimos por el camino. Llegamos a un bifurcación donde continuamos rectos, por nuestra izquierda hay una pista con otro poste con señal verde, pero corresponde a otra ruta que va a unas ruinas de un poblado ibero. Si se va con tiempo se puede enlazar con esta ruta, con lo que nos saldrían unos 12-13 km de ruta. En este punto nos encontramos un banco de madera que invita a sentarse.

Nos vamos acercando al pueblo, y a nuestra izquierda nos encontramos con grandes cilindros de paja alineados al lado de la pista por la que andamos. Ya vemos la población y pronto llegamos a la fuente junto al panel indicativo de las rutas, y deandamos nuestros pasos hasta Valdecuenca.

Valoración

Se trata de una ruta muy sencilla, sin apenas desnivel y poco recorrido. No nos encontramos en con ningún punto complicado, pudiéndose hacer perfectamente con niños o gente poco habituada a andar. Como ya he señalado anteriormente el único consejo para la realizar la ruta es llevar calzado impermeable, según la época del año, ya que el continuo roce con la hierba húmeda puede hacer que te cale el agua, si así lo permite el calzado.

La ruta se encuentra bastante bien señalizada, la única parte un poco dudosa es la principio, ya que cuando entras en el barranco no hay senda visible, ni señales, pero como tampoco se puede ir por ningún otro sitio, o sería bastante complicado, pues se avanza por donde es más cómodo, que al final es el caminos bueno. Una vez se conecta con pista la ruta es muy fácil seguirla, ya que en cada cruce que hayamos nos encontramos una señal que nos guía por el buen camino.

Como la ruta que hicimos el día de antes, una ruta muy sencilla, que nos hace recorrer unos bonitos lugares.