28 ago. 2011

Ibón de Piedrafita y Hayedo del Betato

Ficha Técnica
  • Fecha: 10/08/2011
  • Distancia: 9 Km
  • Desnivel: 500 m
  • Alt. máxima: 1625 m
  • Tiempo Aprox.: 2h-3h
  • Track GPS: Si

Introducción

La subida del Garmo Negro del día anterior había sido exigente y teníamos las piernas muy cargadas, así que la ruta hicimos este día debía ser más suave de lo que habíamos previsto para ayudar a recuperar.

La ruta la comenzamos en la población de Piedrafita de Jaca. Primero ascenderemos por un caminos y algunos tramos de senda hasta el ibón de Piedrafita, que se encuentra a los pies de la Peña Telera (2762 m) y la Peña Blanca, dándole mayor belleza a lugar. Después desandaremos nuestros pasos, hasta que nos desviamos para adentrarnos en el hayedo del Betato, lugar de reunión de brujas en la antigüedad según leímos.

Punto de Inicio

La ruta se inicia desde las afueras de la población de Piedrafita de Jaca. Llegamos a la población y seguimos por la calle principal hasta cruzarla y llegar a un gran parking, donde podremos dejar el coche sin mucha dificultad. El lugar esta bastante frecuentado ya que se trata de una ruta muy sencilla.

Descripción

Hoy no hemos madrugado tanto y llegamos a hora ya avanzada al lugar de inicio de la ruta. Comenzamos por asfalto pero pronto lo dejamos por una pista de tierra y después por una pista más estrecha rodeada de hayas que le da mucho encanto. 

La pista acaba en una pista asfaltada por la que continuamos subiendo hasta que se acaba el asfalto y se cierra el tráfico rodado. Aquí también hay gran cantidad de coches de gente que comienza desde aquí la ruta. La pista por la izquierda esta flanqueada por un tupido bosque de pinos, por la derecha se van viendo grandes explanadas de hierba. 

Vamos avanzando a buen ritmo y pronto vemos la Peña Telera y nos vamos dirigiendo hacía ella. Vamos siguiendo pequeñas sendas que van acortando la pista y hacen el recorrido mas entretenido. Llegamos a la última parte de la subida que ser realiza por una senda que discurre al lado de un pequeño torrente de agua.

Llegamos al Ibón de Piedra fita. Hay bastante gente como era de esperar y se encuentra un poco vacío... lo que le quita algo de encanto... Cerca del ibón hay un par de caminos militares, parece que están subiendo la Peña Telera, parece una buena subida. 
Peña Telera a la derecha

Buscamos una sombra y paramos a almorzar, que aunque el esfuerzo no ha sido mucho hoy, no hay que perder las buenas costumbres. Comenzamos el descenso hasta la pista de nuevo y vamos a buscar la senda que nos bajara hasta el hayedo. La entrada a este se parece mucho a una puerta de vegetación que nos invita a entrar, y es todo un placer por la sombra y la belleza del bosque, como me gustan los bosques de hayas. 
Ibón de Piedrafita

La senda nos va adentrando en el bosque en descenso, en algunos tramos con fuerte pendiente. Llegamos a unas bifurcaciones, vamos hacia la derecha para ir a Piedrafita, por la izquierda hay un sendero que nos indica que llegaríamos a la población de Tramacastilla de Tena. Conectar estas dos pueblos sería un bonito y por lo que parece fácil recorrido para todo la familia. 
Entrada al hayedo, parece que la vegetación dibuja una puerta
Maravillosa senda en el hayedo


Salimos del hayedo y el sol pega de lo lindo, así que como no hay mucho que ver y se hace la hora de comer apretamos el ritmo. Último tramo de asfalto y llegamos al coche.

Valoración

Una ruta sencilla sin ninguna dificultad. Es ideal para hacerla en familia, si no se quiere hacer entera por lo menos la parte del bosque es muy recomendable. 
Amparo andando entre hayas
Bosque del Betato

La recompensa de esta ruta es llegar al ibón de Piedrafita, que aunque no es el mas bonito que hemos visto en los pirineos, tiene su encanto. El hayedo del Betato, pese a no ver ninguna bruja, nos gusto mucho, que maravilla andar por esas sendas tupidas de hojas y esa sombra que tanto se agradece ahora en verano.

2 comentarios:

Preciosa ruta: Me ha encantado el hayedo

Saludos
 
Hola Tiocanya,
sin duda este hayedo es lo mejor de la ruta. Una delicia andar por allí.

Saludos y gracias por comentar.
Carlos