14 may. 2009

Benitandus - Órganos

Ficha Técnica
  • Fecha: 10/05/2009
  • Distancia: 6.5 Km
  • Desnivel: 485 m
  • Alt. máxima: 730 m
  • Tiempo Aprox.: 2h30Min-3h
  • Track GPS: Si

El domingo a última hora decidimos realizar una pequeña excursión por la Sierra de Espadán. Teníamos que estar pronto en casa así que no debía ser muy larga, y aprovechando la ruta buscamos un cache que se encontraba en las próximidades.

Salimos de Benitandús y por una senda subimos hasta los órganos, allí nos asomamos al balcón con unas magnificas vistas que dan vértigo. Después subimos hasta un mirador y bajamos por un senda hasta conectar con una pista que nos llevará hasta la carretera, una vez en esta la seguimos unos metros hasta llegar al inicio de la ruta

Descripción

Salimos de Castellón sobre las 9:30h, como la ruta era corta, pues no madrugamos mucho, además por la noche se nos hizo algo tarde, no demasiado, pero así dormimos algo. Como en las últimas excursiones el tiempo esta nublado y no descartamos lluvia, pero hay que tentar la suerte.

Llegamos hasta la pedania, cuando vamos a cruzar el puente que da acceso a las casas la encontramos cerrado. Leemos el cartel y vemos que es día de fiesta y por los actos festivos no se permite la entrada. Vamos hasta Veo y damos la vuelta, hasta llegar de nuevo a la altura del puente y en el arcén en un hueco podemos aparcar.

Comenzamos la excursión, la primera parte coincide con otra ruta que realizamos con anterioridad. Si miramos la carretera desde el puente seguimos hacía nuestra derecha, dirección a Tales. Caminos unos 600m por la carretera y por la izquierda vemos una senda que comienza a ascender. Esta señalada con marcas amarillas y blancas, corresponden a la PRV-140. Antes de esta senda vimos otra más escondida y tapada por la vegetación que no hay que seguir.

El sendero nos hace ascender, y poco a poco nos vamos adentrando en el bosque de alcornoques. A nuestra derecha pronto comenzamos a ver el embalse, que se encuentra lleno de agua, así da gusto verlo. El día esta nublado, pero no tiene pinta que va a llover, parece que tendremos suerte y no acabaremos bajo la lluvia.

Comenzamos a ver algunos espárragos que todavía están tiernos, y como son nuestra perdición comenzamos a recoger. El ascenso es continuo y por ahora no demasiado duro. Así llegamos a una bifurcación, nosotros debemos continuar por la senda de la izquierda, la PR continua por la senda de la derecha.

El cielo que al principio estaba cubierto de nubes poco a poco se ha ido abriendo, con lo que comienza a hacer bastante calor y pronto nos quedamos en manga corta, que entre la húmedad, el sol y la subida es necesario.

Seguimos ascendiendo, ahora la subida es algo más pronunciada. Continuamos rodeados mayoritariamente por alcornoques, a nuestra izquierda ya podemos comenzar a ver los órganos, un poco más de subida y ya estamos arriba.

Cuando estamos en la parte alta de los órganos las vistas son magnificas, vemos la población y el pantano. Nos acercamos a un saliente, donde se encuentra el cache, que después de una pequeña búsqueda se localiza sin problemas. Lo curioso fue que justo encontrar el cache comenzo a tocar pasodobles la banda de música en Benitandús, parece que estuviese hecho aposta como celebración de haberlo encontrado. Las vistas son espectaculares y da vertigo ver los cortados que hay a nuestros pies.

Deshacemos nuestros pasos hasta la senda por la que veníamos, y la seguimos ascendiendo de forma algo pronunciada de nuevo Llegamos a un cruce, continuamos recto, bueno primero nosotros subimos un poco por la izquierda hasta un mirador, y volvemos a descender para continuar recto.

Ahora andamos por un bosque de pinos y comenzamos a ver lo que es nuestra perdición: espárragos. Comenzamos a recolectar algunos más y hacemos un buen puñado para la época que es, ya tardía para encontrarlo tiernos. Cuando nos damos cuenta se nos hace tarde y eso que ibamos con tiempo. Así que solo queda acelerar.

La subida se ha acabado, y comenzamos a bajar a toda velocidad. Nos encontramos con un bifurcación, vamos hacía la izquierda. Comenzamos un fuerte descenso, mayoritariamente entre pinos. Nos encontramos con otro cruce, por la izquierda o recto.

Durante nuestro descenso a nuestra izquierda podremos ver de nuevo los órganos desde otra prespectiva, también espectaculares como se nos han mostrado anteriormente. La senda esta bien delimitada, en algunos puntos se esta cerrando de vegetación pero es fácil seguirla. La senda comienza a realizar continuos zigzas para suaviar algo la bajada.

Finalmente llegamos a un fuente que tiene una balsa donde se acumula el agua, llegamos hasta ella y por su costado continua descendiendo el sendero. Pronto llegamos a una pista bastante cubierta de vegetación, continuamos descendiendo por esta.

Ahora el camino ya discurre practicamente llano, la pista se limpia de vegetación y dejamos una casa a nuestra derecha, continuamos recto y en pocos metros llegamos a la carretera. Seguimos por esta hacía nuestra izquierda, en dirección a Benitandús.

Andamos unos pocos metros por el arcén de la carretera y enseguida hemos llegado al incio y fin de la ruta.

Valoración

Una ruta no muy larga, con una subida que esta bien, puede hacerse pesada si no se esta acostumbrado, pero nada del otro mundo. El entorno es precioso, con los bosques de alcornoques, después los bosques de pinos y las impresionantes vistas de los órganos.

Los senderos no presentan problemas de orientación ya que se encuentran muy bien delimitados. La ruta no se encuentra señalada en su totalidad, al principio seguimos un tramo del PRV-140, pero nos desviamos. Después hay tramos que están señalizados con unas rayas, pero poco se van viendo algunas.

Una ruta que nos gusto, de hecho hace un tiempo hicimos una muy parecida a esta pero un poco más larga, y como hemos repetido es que nos gusto.