23 jun. 2009

Aguas Negras-Fuente la Parra- Cueva Estuco

Ficha Técnica
  • Fecha: 21/06/2009
  • Distancia: 6 Km
  • Desnivel: 400 m
  • Alt. máxima: 770 m
  • Tiempo Aprox.: 2h-2h30Min
  • Track GPS: Si

Este domingo preparamos una ruta sencilla por Espadán, ya que habíamos quedado con gente que hacía tiempo que no salían a andar, y con la excusa nos íbamos después a pegar una buena comilona, para reponer fuerzas y charrar animadamente un rato.

La excursión elegida fue la ruta propuesta en el número 33 de la guía del Levante. Partimos del área recreativa de la Fuente de la calzada, remontamos el barranco de Aguas negras, un barranco precioso, le pierde el nombre. Hacemos una añadido para visitar la cueva del Estuco y regresamos al punto de inicio.

A la hora de comer nos fuimos a Almédijar que nuestros acompañantes conocían un buen sitio donde saciar el apetito, y la verdad que cumplió las expectativas.

Descripción

Como la ruta es sencilla quedamos ya avanzada la mañana para dirigirnos al área recreativa de la Fuente de la Calzada. Para llegar hasta esta hay que seguir la carretera CV-215, que une las poblaciones de Algimia de Almonacid y Alcudia de Veo, sobre el kilómetro 5.8 de la misma encontramos el paraje. Veremos que en el arcén hay coches aparcados, por lo menos siempre que he ido ha habido coches, y se puede aparcar a lo largo del mismo, ya que hay suficiente espacio para ello.

Una vez hemos estacionado el coche nos bajamos hasta el paraje de la Fuente de la Calzada, veremos un pequeño puente de madera que cruza el agua que corre por la rambla Almarche. Vemos que en este punto se inicia una senda que asciende, la seguimos hasta que en pocos metros llegaremos a las ruinas de unos corrales. Como bien nos hizo ver uno de nuestros acompañantes, las tejas más externas del mismo estaban nuevas, para que así no se filtrase el agua entre las piedras que componen los muros todavía en pie y que provocaría que se acelerase su derrumbe.

En este punto nos encontramos un bifurcación en la senda, seguimos por nuestra derecha en descenso, más tarde volveremos por el otro ramal de la bifurcación. La senda nos lleva en un rápido descenso hasta el fondo del Barranco de Aguas Negras, que seguiremos por nuestra izquierda.

Comenzamos a remontar el barranco, el día que realizamos la excursión lleva un poco de agua, debe ser mucho más espectacular cuando haga pocos días que haya llovido y baje más cantidad de agua por el lecho del barranco. El sendero va ascendiendo poco a poco, nos encontraremos con lugares con exuberante vegetación, llegando a crear túneles a través de los cuales discurre la senda. En este primer tramo el murmullo del agua nos va acompañando en nuestro camino, más adelante nos abandona debido a la poca agua que lleva.

Nos encontramos con un cruce con otro barranco, el barranco Malo, nosotros continuamos ascendiendo por la izquierda. La senda es bastante sencilla de seguir en general, aunque hay algunos puntos que atraviesa el barranco o zonas rocosas que puede resultar un poco confuso. Nosotros no tuvimos problemas en seguirla ya que en estos puntos encontrábamos sin dificultad la continuidad de la senda.

Finalmente abandonamos el lecho del barranco y comenzamos a ascender por una escalinata formada por peldaños de piedras, que nos conduce hasta una pista de tierra que seguiremos por nuestra izquierda, continuando así el ascenso. Al borde del camino vemos una placa de hierro con una flecha que indica el lugar de donde venimos, señalando al Barranco de Aguas Negras.

La pista se encuentra rodeada de pinos carrascos mayoritariamente, aunque también vemos algunos ejemplares impresionantes de alcornoques y algunos cerezos silvestres, que en esta época nos regalan unas sabrosas cerezas. La pista nos lleva hasta la Fuente de la Parra, de donde brota un hilo de agua. Este agua va a parar al Barranco de Aguas Negras.

La pista nos lleva hasta el caminos del Ibola que seguimos por nuestra izquierda. Avanzamos por la pista y en un recodo del camino,a nuestra derecha comienza una senda, la seguimos. Subimos unos metros y hay una bifurcación, por la izquierda. La subida es fuerte, pero en unos pocos metros llegamos hasta la entrada de la Cueva del Estuco.

Entramos un poco ya que no llevamos linterna, un gran fallo por nuestra parte, pero por una clarabolla existente entra suficiente luz y podemos admirar un poco la belleza del lugar, además que hace una temperatura muy agradable comparado con el calor que hace fuera. Han instalado una cuerda para facilitar la entrada y la salida.

Una vez visita desandamos nuestros pasos hasta llegar de nuevo a la pista. Continuamos el camino que llevábamos, vamos ya descendiendo. Ahora hay que estar atentos a nuestra derecha para ver un poste de madera con tres señales. Justo en frente de esta señal se inicia una senda, si no se busca puede pasar desapercibida aunque esta señalada con una fita de piedras.

La senda se inicia por un lateral de un huerto de almendros, para en pocos metros dejarlos atrás. La senda comienza a realizar un fuerte descenso, a nuestra izquierda veremos el barranco que hemos remontado al inicio de la excursión. En pocos metros llegaremos a los corrales semi-reduidos que encontramos al principio.

Desandamos nuestros pasos hasta llegar al punto de partida de la ruta.

Valoración

Es una ruta muy sencilla que puede realizar cualquier persona, incluso niños acostumbrados a andar, ya que la distancia recorrida es corta y no nos encontramos ninguna gran subida, la peor es la subida hasta la cueva del Estuco, pero es muy corta y si se quiere se puede evitar.

Lo mejor de la ruta es la primera parte de la misma, cuando remontamos el barranco entre una frondosa vegetación. Si se realiza un día que fluya algo mas de agua debe ser más bonito todavía. También cabe destacar las estalactitas y estalagmitas que podemos disfrutar en el interior de la cueva del Estuco.

La ruta no esta señalizada, pero las sendas son fáciles de seguir y no nos encontramos con demasiados cruces, con lo que es fácil de seguir. Durante excursión nos encontramos una fuente de agua, pero debido a la distancia no creo que nos haga falta si llevamos con nosotros una poca.

7 comentarios:

Hicimos esta ruta hace unas semanas y nos gustó mucho.

Como tú bien dices, es perfecta para ir con niños o personas no iniciadas: es corta y no tiene mucho desnivel.

Es una ruta para disfrutar del entorno, sin prisas.

Nosotros evitamos la Cueva del Estuco (quizá en la próxima...)

Un saludo,
marisa
 
Hola Marisa
me alegro que os gustase la ruta. Si volvéis a pasar por la zona os recomiendo que os acerquéis a la cueva que esta muy bien.


Saludos
Carlso
 
Hola Carlos.
Este sábado hice tu ruta, la alargué un poco, subiendo además al pico Espadan, que por cierto, aún me duelen las rodillas por las bajadas que tiene ;-)

Vi la cueva del Estudo, pero podrias haber dicho que era necesaria una linterna !!!, no se por qué, me esperaba que fuera como la de Borriol, amplia y espaciosa.
Otro dia, me leeré el manual de espeleologia y me sumergiré en las profundidades.
 
Hola Roger,
Pues la verdad que la subida y bajada del pico Espadán tienen sus tramos con mucha pendiente.

Lo de la linterna si que comento que no pudimos entrar más por falta de linterna. Tendremos que volver con una buena linterna para poderla visitar bien.
 
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
Hice el sábado pasado la ruta con mis hijos y unos amigos.
Me encantó, no esperaba tanta agua y vegetación en la zona.
Me pareció perfecta en distancia, dificultad y aventura para ir con la familia.
La experiencia de la cueva fue estupenda, y a los niños (adolescentes) les gusto mucho.
La descripción de la ruta era perfecta, no nos perdimos en ningún momento.
Gracias por el día tan fenomenal que pasamos
 
Hola Ana,
La verdad es que el barranco de Aguas Negras que se remonta es muy bonito, mas si no te lo esperas. Me alegra que os gustase la ruta y pasaseis un buen día de senderismo, y que no tuvieseis ningún problema en seguir el recorrido, ya que en ocasiones es difícil explicar una ruta.

Saludos y gracias por comentar.