9 jun. 2009

Chóvar - Nevera de Castro

Ficha Técnica
  • Fecha: 07/06/2009
  • Distancia: 11 Km
  • Desnivel:700 m
  • Alt. máxima: 860 m
  • Tiempo Aprox.: 3h-4h
  • Track GPS: Si

Este domingo apretaba ya el calor y no queríamos hacer una ruta excesivamente dura, así que realizamos una ruta que ya hemos realizado con anterioridad, se trata de la ruta señalizada que parte desde Chóvar y que pasa por la antigua mina y hornos de mercurio. Esta vez añadimos la ascensión a la nevera de Castro, que en ocasiones anteriores,por falta de tiempo, nunca habíamos realizado con anterioridad.

Además del fantástico bosque de alcornoques que nos rodea durante la mayor parte del recorrido y las magnificas vistas, la ruta tiene como aliciente extra que durante el recorrido nos encontraremos con tres caches que todavía no habíamos visitado.

Descripción

El domingo nos levantamos pronto, bueno relativamente, pronto para nosotros que es domingo y el calor todavía es soportable. La cuestión es que partimos de Castellón a las 8:30 hacía Chóvar, con la intención de subir a la nevera, esta vez si que lo conseguiríamos, así que según los cálculos de tiempo nos debería dar tiempo a realizar la ruta entera subiendo hasta la nevera y vértice geodésico, encontrar los caches y llegar a la hora de comer a casa.

Llegamos a Chóvar un poco más tarde de lo previsto, ya que tenemos que parar a echar gasolina. De esta manera nuestro tiempo disponible es un poco menor, pero todavía podemos realizar todo lo planeado sin problemas. Llegamos a la población desde la carretera que viene desde Alfondeguilla y entramos a la población por la primera calle a la derecha que nos encontramos, solo girar a nuestra derecha hay un parking con la señalización del parque natural, podemos dejar el coche aquí, nosotros nos adentramos un poco más en la población y aparcamos en una de las calles. Así nos ahorramos cruzar todo el pueblo a pie.

Comenzamos a caminar y vamos siguiendo por el pueblo los postes metálicos con flechas que indican la dirección a seguir de la ruta y el pájaro del parque natural. Enseguida salimos del pueblo y llegamos al embalse da Ajuez, que por pista de tierra lo vamos bordeando, giramos a la derecha, y enseguida a nuestra derecha vemos una indicación para girar a la izquierda, dejando atrás el embalse sin acabar de rodearlo.

La pista pronto se convierte en senda y comenzamos a ascender por el barranco de Ajuez, rodeados de unos magnificos ejemplares de alcornoques,que nos resguardan del sol con su sombra. Es relativamente pronto y ya comienza a hacer bastante calor, pero todavía no aprieta mucho.

Vamos ganando altura poco a poco y vemos Chóvar desde las altura al fondo del barranco. Pasamos por una zona donde la senda discurre entre gran cantidad de pequeñas piedras que forman la ladera de la montaña. Pronto llegamos al rincon de la fuente fresca, en este punto nos encontramos con gran cantidad de helechos que invaden la senda y dan un encanto al lugar. Continuamos entre los helechos ascendiendo.

En unos metros nos desviamos de la senda unos metros y encontramos nuestro primer cache del día, bien escondido, firmamos y continuamos con la ruta. Nos encontramos la señalización que indican las minas de mercurio, se pueden bajar a visitar el paraje, nosotros continuamos con el ascenso, que aunque vamos bien de tiempo, nunca se sabe lo que nos costará el siguiente cache.

Finalmente llegamos a la pista, continuamos por la derecha en suave ascenso, esta convenientemente señalizado, de nuevo con un poste metálico. Vemos un grupo numeroso de senderistas a nuestro frente, en el desvío a la nevera los adelantamos, ya que se paran a deliberar si suben o no. Nosotros como he dicho, seguimos la pista por la izquierda hacía la nevera, se puede acortar la ruta continuando recto, pero en esta ocasión subimos.

Ahora la pista discurre en una muy suave subida por la que se avanza rápidamente, encontramos una bifurcación, nosotros derecha continuando en ascenso. Nos adelanta un hombre que va corriendo con el perro, nos saludamos y se aleja poco a poco. Finalmente llegamos a la senda que nos lleva hasta la nevera, en la subida adelantamos a otro grupo, este familiar, van con niños y acaban de comenzar la excursión pues tienen la furgoneta al lado. La senda hasta la nevera es corta pero con mucha inclinación, la hacemos a buen ritmo y en enseguida llegamos.

Hay otro par de excursionistas almorzando en la nevera, nosotros continuamos subiendo y nos dirigimos al vértice geodésico. Para ello una vez la senda que seguimos desemboca en la pista giramos hacía la izquierda continuando la ascensión. A nuestra izquierda lo veremos. Aquí encontramos nuestro segundo cache del día, también lo hacemos rápido. Desde el vértice se disfrutan de unas magnificas vistas, vemos claramente la antenas del Bartolo, y toda la costa hasta Benicassim.

Desandamos nuestros pasos hasta la senda y continuamos por la pista, esta señalizado con el poste métalico que marca la ruta. En este momento buscamos una sombra, que el calor ya comienza a apretar, comemos algo y descansamos un poco. Pasan tres excursionistas más que van medio corriendo, hacía tiempo que no nos encontrabamos con tanta gente en un ruta, parece que estamos todos aprovechando el buen tiempo.

Continuamos desdendiendo por la pista, el último tramo esta cementado y tiene mucha inclinación. Llegamos a una bifuración en forma de T, seguimos por la izquierda, por la derecha llegaríamos si no hubiesemos subido a la nevera acortando la ruta. Comenzamos a descender por la pista. Aquí nos volvemos a desviar para encontrar nuestro tercer cache del día, intentamos llegar a los hornos de mercurio, pero llevo pantalones cortos y no hay una senda bien definida, y lo dejamos, la cual cosa mis piernas lo agradecen.

Vamos siguiendo la pista en continuo descenso hasta que esta se acaba y comienza una senda. Ahora ya comienza a hacer bastante calor, y además del sol comienza a notarse como el suelo también comienza a desprender. La senda no tiene perdida y nos lleva en un rápido descenso. Finalmente desemboca en una pista, la seguimos por la derecha y vamos bordeando el pequeño embalse para desandar nuestros pasos hasta donde hemos aparcado el coche.

Finalmente, aunque algo apurados de tiempo, hemos logrado todos los objetivos que teníamos previstos: Llegar a la nevera y encontrar los tres caches de la zona.

Valoración

Es una sencilla ruta que discurre por unos preciosos parajes. Según la forma física o el tiempo disponible se puede acortar sin subir a la nevera. Durante la ascensión por la senda nos encontramos prácticamente todo el recorrido resguardados del sol, el resto del recorrido es bastante variable.

La señalización de la ruta es muy buena y fácil de seguir, es dificil perderse. La opción para subir la nevera o acortar la ruta también esta convenientemente señalizado. Agua nos encontramos en la fuente fresca, pero mejor llevar agua suficiente que la encontramos muy al principio de la ruta, además que no la he probado nunca.

Lo mejor de la ruta son los bosques de alcornoques, la nevera y las vistas desde el vértice geodésico, el punto más alto de nuestra ruta.

2 comentarios:

Buenos dias, perdon pero no he podido evitar, echarle un vistazo a vuestras entradas en el blog. Lo he encontrado pq nosotros nos estamos introduciendo en el mundillo del senderismo por la misma zona donde soleis moveros, y he encontrado esta ruta que queremos hacer este próximo domingo.
Muchas gracias, esta todo muy bien explicado, nos será de gran ayuda.
Nos vemos por las sendas.
 
Hola Vero,
gracias por el comentario y bienvenida al mundo de las excursiones :-)
Esta ruta esta señalizada así que supongo que no tendréis mucho problemas en seguirla. Es un ruta que hecho en varias ocasiones con gente y a todos les ha gustado.

Carlos