19 ago. 2008

Sant Joan- Prado Martin-Zona Acampada

Ficha Técnica
  • Fecha: 17/08/2008
  • Distancia: 13 Km
  • Desnivel: 600 m
  • Alt. máxima: 1620 m
  • Tiempo Aprox.: 3h30Min-4h
  • Track GPS: Si

Esta semana hemos realizado una sencilla ruta por los alrededores de Sant Joan de Penyagolosa. Esta trascurre en prácticamente su totalidad por pistas, excepto dos tramos que discurren por senda, aunque esto no lo quita belleza al recorrido, ya que las pistas por las que caminaremosvpronto se adentran en bosques de pinos que no rodearan en casi todo el recorrido, y nos proporcionan la sombra necesaria para poder realizar de forma cómoda la excursión.

El recorrido tiene forma de ocho, repitiendo una zona en la ida y la vuelta al unir los dos bucles. Más tarde me he dado cuenta que la podríamos haber hecho circular sin repetir ningún tramo, como nos gusto la ruta así tendremos una excusa para volver en otoño y ver el colorido de los helechos.

Primero nos dirigimos al Prado Martín y rodeamos el Alt del Aseyar, para acabar así el primer bucle, después nos dirigimos hacía la torre vigía, y descenderemos por la pista hasta llegar a la zona de acampada, que dado las fechas estaba a rebosar. Una vez cruzada la zona de acampada, por senda , llegaremos al punto de inicio de la ruta.

Descripción

Iniciamos la ruta desde la ermita de Sant Joan de Penyagolosa siguiendo el trazado del GR-7 dirección Villahermosa del Río, que discurre por la pista que abandona el ermitorio por su parte trasera. Seguimos esta pista en ascenso. Cuando llevamos unos 15-20 minutos andando veremos a nuestra izquierda varias señales de madera que han puesto nuevas. Primero veremos la que indica al Barranc Òscur, y un poco más adelante veremos otra que indica “Lloma Plana”, en ambos casos continuaremos recto.

En pocos minutos nos encontraremos en una bifurcación, donde el GR-7 se desvía de la pista por la izquierda para comenzar a descender, nosotros seguiremos recto por la pista ascendiendo. Este primer tramo de la ruta es de subir, pero bastante suavemente, ahora lo estamos haciendo por una zona con poca vegetación y poco resguardados, pero ya vemos frente a nosotros un bosque de pinos hacía el que nos dirigimos y pronto llegaremos.

Tras unos minutos mas de ascenso, llegamos al inicio del bosque y empezamos a disfrutar de la sombra que nos proporcionan. Veremos una pista por nuestra derecha que va en dirección contraria a la que seguimos, por ahí iremos más tarde, ahora continuamos recto. Un poco mas adelante veremos a la izquierda una masía, Masía Torre Climent, con una pista que lleva hasta ella, nosotros continuaremos recto por la pista.

La pista continua subiendo de forma suave rodeada de un bosque de pinos, donde nos sorprende la abundancia de helechos que cubren todo el suelo, que nos dan ganas de venir a ver sus colores ocres en otoño. Pronto nos estaremos frente a una bifurcación donde dejaremos la pista principal y seguiremos la pista de la derecha, cuando pasamos nosotros la zona esta llena de surcos provocados por todoterrenos.

Seguimos la pista, que discurre entre el bosque, hasta llegados a un punto atajamos entre dos pistas, si no llevas GPS no hay referencia del punto, así que se sigue la pista hasta llegar a una bifurcación, que seguiríamos por la pista de la derecha esto nos supondría sobre 1,5 Km más de ruta, que como íbamos algo mal de tiempo decidimos acortar. Perdida entre los dos caminos encontramos una vieja botella de cristal que nos llevamos del lugar. Si atajamos en pocos metros llegamos a una nueva pista que seguiremos por la derecha. La pista esta bastante desdibujada, y llena de vegetación, y el lugar vale la pena visitarlo.

La pista pronto nos lleva a un abrevadero que dejamos a nuestra derecha, continuamos recto y pronto veremos una cuerda que atraviesa el camino, la pasamos y la pista se convierte en una senda que desciende suavemente, como gran parte del recorrido estamos rodeados de pinos y helechos. Conectamos con la pista por la que hemos hecho la ida, deshacemos nuestros pasos y en la bifurcación de la pista continuaremos esta vez por la izquierda.

Seguimos por la pista, en leve descenso, siempre por la pista principal. Por la izquierda veremos una pista que sube, la seguimos para llegar a la torre vigía, donde no subimos, así que deshacemos nuestros pasos y continuamos descendiendo por la pista que habíamos abandonado anteriormente. El descenso se hace mas pronunciado, y pronto llegamos a la zona de acampada. Atravesamos la zona por la pista, en un cruce seguimos por la derecha para dejar la zona de acampada. Pasamos por el lado de un árbol monumental, el Pi Gros de Cuatre Branques. A pocos metros de este, por la derecha se inicia una senda que nos llevará al ermitorio inicio y final de nuestra ruta.

Valoración

Es una ruta que discurre en su mayor parte por pistas en buen estado, que hace que seguir el trazado sea tarea fácil. Esto hace que no haya grandes desniveles, y que el terreno sea fácil sin ninguna dificultad, la única puede ser la distancia del recorrido.

Nos encontraremos en casi todo el recorrido envueltos por una pinada donde también abundan los helechos, dándonos sombra y mucha tranquilidad a lo largo de nuestra excursión. Cuando estamos por la zona del Prado de Martín, tendremos buenas vistas de la provincia de Teruel y sus montañas.

Una buena ruta para hacer en verano ya que podremos disfrutar de sombra, y algunos grados menos por la zona costera.