15 jul. 2009

Alfondeguilla-Castillo de Castro-Cantallops

Ficha Técnica
  • Fecha: 12/09/2009
  • Distancia: 11 Km
  • Desnivel: 880 m
  • Alt. máxima: 780 m
  • Tiempo Aprox.: 3h-4h
  • Track GPS: Si

El domingo nos acercamos a Alfondeguilla para subir al Castillo de Castro, una ruta que teníamos pendiente desde hace tiempo, pero que por un motivo o por otro no habíamos realizado. Como el día prometía ser caluroso y además habíamos estado hace poco tiempo en la nevera de Castro, decidimos realizar la ruta corta, y no optar por visitar la nevera, y por el calor que hizo, hicimos bien.

Así partiremos de Alfondeguilla siguiendo las señales del PR CV-138, que nos llevará en continua subida por una preciosa senda hasta el Castillo, lugar donde además podemos encontrar un cache. La vuelta al inicio de la ruta la realizamos por Cantalobos, mayoritariamente por senda, y la parte final de la misma con una inclinación importante.

Descripción

Llegamos a Alfondeguilla, todavía con el fresco de la mañana, aunque ya deja ver que no va hacer tan buen día como la jornada anterior, y el calor va a apretar según avance el día. Llegamos a la población viniendo desde Vall d'Uixó por la CV-230, dejamos atrás las primeras casas del pueblo y aparcamos cerca de una plaza.

Ya andando cruzamos el pueblo suguiendo la dirección por la que hemos entrado. En las afueras comenzamos a ver las primeras señales blancas y amarillas del PR CV-138. Las seguimos. Al principio nos conducen por una pista cementa en ascenso, nos encontraremos diversas casas al borde del camino.

Después de un kilómetro aproximadamente dejaremos la pista cementada para continuar nuestro camino por una senda que nacerá por la izquierda de nuestro camino. Esta se encuentra debidamente señalizada por un pequeño poste de cemento que indica la distancia hasta el Castillo de Castro.

Comenzamos a ascender por la senda, esta se encuentra bien trillada y no hay problemas para seguirla, además contamos con la ayuda de las señales del PR. La senda pronto se adentra en un bosque de pinos y alcornoques que nos cobijan del sol. A nuestra derecha podemos ver el barranco de Cabrera.

En nuestro ascenso nos encontraremos diversos postes de cemento que nos indican la distancia que nos falta hasta el castillo y nos informa de la llegada a diversos lugares como:la ombria, el Alcornoque Mare, el Bosquet... que son lugares con encanto, donde podemos encontrar un alcornoque centenario, un pequeño llano cubierto por gran cantidad de alcornoques con unas mesas y sillas improvisadas con rocas. Es una senda con muchos atractivos.

A los pocos metros de pasar por el bosquet, nos encontramos con una estrecha pista que cruzamos y continuamos por la senda que continua al otro lado. Continuamos el ascenso, a nuestra izquierda en lo alto podemos ver las ruinas del castillo, la senda nos hace cruzar un pequeño barranco y comenzamos a subir de forma más pronunciada hasta un collado.

Encontramos un poste de cemento que nos indica por la izquierda al Castillo de Castro, recto a la Nevera, ahora seguimos por la izquierda para acabar de subir al Castillo. Finalmente llegamos al Castillo desde el que tenemos fabulosas vistas. Buscamos el cache y después de algunas vueltas finalmente lo encontramos. También aprovechamos una sombra para descansar un poco y comer algo.

Volvemos hasta el collado y seguimos la senda en dirección a la Nevera de Castro, la senda nos lleva a una pista que seguimos por la izquierda, en este punto abandonamos el PR CV-138, ya he comentado al principio que no llegaríamos a la nevera, así que continuamos descendiendo por la pista.

A los pocos metros llegamos al final de la pista y vemos que comienza una senda que desciende por el barranco del Horcajo. La senda discurre en continuo descenso y pronto nos adentra en otro bosque de pinos y alcornoques. La sombra que nos proporciona se agradece mucho que comienza a hacer mucho calor.

La senda nos lleva a otra pista por la que continuamos recto. Apenas hemos andado unos 500 metros cuando a nuestra izquierda veremos que se inicia una senda que asciende, debemos seguir por aquí. La senda es bien visible y esta señalizada con una fita de piedras. En la siguiente bifurcación de sendas seguimos por la derecha que es la opción más trillada.

El camino ahora es una subida no muy dura, pero debido al gran calor que hace nos parece más exigente de lo que realmente es. Menos mal que apenas son unos 600 metros de ascensión y pronto llegamos a una pista, que debemos cruzar y continuar por la senda que se inicia al otro costado.

La senda comienza el descenso, pronto veremos al fondo nuestro objetivo. Comenzamos a bajar suavemente hasta llegar a un collado, a nuestra derecha cerca veremos una pista a la que no bajamos, continuamos por la senda y comienza un fuerte descenso.

La senda no tiene perdida, pero hay que ir con cuidado ya que además de la inclinación de la senda nos encontramos con un terreno lleno de pequeños trozos de rodeno que hace muy resbaladizo el terreno, para facilitar el descenso aconsejo evitar los rectos o atajos que en la senda, y que lo hace más llevadero.

Llegamos a una pista y continuamos descendiendo por esta esta hasta llegar a una bifurcación en forma de T, descendemos por la izquierda hasta otra bifurcación en forma de T, esta vez por la derecha, estamos ya en la pista cementada del inicio de la ruta, desandando los primeros metros de la misma.

Valoración

Es una ruta algo exigente físicamente ya que se realiza un buen ascenso hasta el Castillo de Castro, más si se realiza un día de mucho calor. Prácticamente toda la ruta discurre por sendas, y la mayor parte de esta de gran belleza, lo que la hace una excursión muy recomendable siempre que se este bien físicamente.

Es imprescindible llevar calzado de montaña, sino lo pasaremos muy mal en la bajada con el terreno que es muy resbaladizo, también es aconsejable llevar uno o dos bastones para ayudarnos.

La primera parte de la ruta esta muy bien señalizada con las marcas de PR y no hay problema para seguirla. La segunda parte no esta señalizada pero las sendas no tienen problemas de orientación, encontrando fitas de piedras en el inicio de cada una de ellas que ayudan a localizarlas. Una vez encontradas se encuentran bien trilladas y no tendremos problemas en seguirlas.

4 comentarios:

Algunas de las fitas que hay al bajar es posible que sean mias. Por el Horcajo es por donde me perdí la primera vez y cuando volví meses después señalicé un poco las sendas más ocultas, como la que sube a Cantallops, que hay que estar al loro.

Sin duda una de mis rutas preferidas.
 
Me acuerdo que me contaste tu aventura hacía el Castillo. Pues hiciste una buena labor con las fitas.

La verdad que esta muy bien la ruta, a nosotros la vuelta se nos hizo pesada por el calor.
 
no tiene nada q ver con esta ruta. Pero aun asi, he visto que has hecho algunas salidas por Penyagolosa, podrias decirme donde estan las duchas del campin con un waypoint??
Gracias y un saludo
 
Hola djfemer,
lo siento pero no se donde se encuentran.