1 jul. 2009

Riuet de les Valls - Coll Xerto - Toll del Vidre

Ficha Técnica
  • Fecha: 28/06/2009
  • Distancia: 9.5 Km
  • Desnivel: 600 m
  • Alt. máxima: 715 m
  • Tiempo Aprox.: 2h30-3h
  • Track GPS: Si

El domingo amaneció como los días anteriores con un sol esplendido y un calor de justicia, pero decidimos realizar la ruta que teníamos preparada que parecía suave, tanto en longitud como en desnivel, y menos mal que fue así ya que hizo un día de mucho calor.

La ruta parte de una pista cercana a Arnes, para por senda ir a buscar el Riuet de les Valls hasta llegar a la masía de les Valls, en ese punto cruzamos el río y continuamos por la senda de la Cova de la Gralla hasta ascender al Coll de Xertó. Descenderemos hasta el Riu d'Algars, que lo seguimos hasta llegar al Toll del Vidre.

Una vez visitado el Toll del Vidre, una poza que hace el río con una pequeña cascada, bastante concurrida en verano, seguimos la pista de tierra que en suave descenso, con alguna subida al final, nos llevará hasta el final de la ruta.

Descripción

El inicio de la ruta se encuentra en el Coll de la Creu, para llegar hasta este punto hay que seguir la pista asfaltada que sale desde cerca de Arnes. Viniendo desde l'Horta de Sant Joan descartamos la primera entrada a Arnes y entramos por la segunda. Antes de llegar a la población, a nuestra derecha encontraremos una señal que indica hacía el Toll del Vidre, la seguimos. Nosotros la ida la hicimos partiendo de una pista asfaltada que parte del mismo pueblo y seguimos la indicación del Toll del Vidre, pero esta opción no se encuentra totalmente asfaltada, así que es mejor la opción que realizamos para la vuelta.

La pista se encuentra asfaltada y se puede ir perfectamente con turismo, la seguimos durante unos 3.5 Kilómetros hasta que vemos que deja de estar asfaltada, en este punto al lado del camino aparcamos el coche. Lo dejamos en un lugar donde caben dos o tres coches sin problemas. Nos preparamos y comenzamos a caminar. Si se continua por la pista se puede llegar hasta el Toll del Vidre con el vehículo.

El punto donde hemos aparcado hay un cruce de pistas, continuamos por la más a la izquierda, que comienza a ascender y se encuentra cementada. Desde el cruce veremos una pista con una cadena y una señal de prohibido el paso, la pista antes de llegar a este punto realiza un giro, así que ese es el camino.

Cuando llevamos unos pocos metros ascendiendo a nuestra izquierda vemos que se inicia una senda, veremos un pequeño poste de madera con el símbolo dels Estels del sud que nos indica el comienzo de la senda. Esta esta muy bien definida y no hay problema para seguirla, además esta señalizada con las marcas azules dels Estels del Sud.

La senda va descendiendo suavemente, aunque nos encontramos con pequeñas subidas durante el descenso. La senda se encuentra flanqueada por gran cantidad de árboles que nos proporcionan una preciada sombra que hace mucho más agradable el paseo, ya que el sol aprieta y hace mucho calor.

La senda nos lleva hasta casi la orilla del Riuet de les Valls, donde nos encontramos un cruce, continuamos por la izquierda ascendiendo por una senda. Por la izquierda llegaríamos en pocos metros a la pista por la que más tarde regresaremos hasta el coche. La senda continua rodeada de pinos que nos siguen proporcionando sombra durante el ascenso, dura poco la subida y comenzamos a descender para ir bordeando el río por una senda rocosa. Ahora caminamos entre dos grandes paredes de piedra y a nuestro lado va fluyendo el agua del río que realiza pequeños balsas de agua donde refrescar los pies.

La senda se separa un poco del río y gana un poco de altura, para de nuevo descender y volver junto al río. Llegamos a la masía de les Valls, la veremos a nuestra izquierda, bueno lo que queda de ella. Continuamos unos metros hasta llegar a la orilla del río, donde por unas piedras y troncos habilitadas para ello, cruzamos el río sin dificultad. Aquí nos encontramos con una bifurcación de sendas, descartamos la de más a la izquierda que va en ascenso y continuamos por la siguiente que es más llana. Veremos un poste metálico con indicaciones de las direcciones de las diferentes senda, nosotros seguiremos la senda que se encuentra señalizada como Coll de Xertó / Beseït (Beceite).

La senda discurre entre hierba baja que tapa un poco el camino y hay que seguir la parte más chafada del mismo. Vamos por un pequeño valle, debemos ir por la parte izquierda del mismo, y pronto la senda se hace más definida y fácil de seguir, lo malo es que también comienza a subir de forma más pronunciada. La ascensión, aunque no es dura, el calor que hace durante la mañana, la hace más dura de lo que es y poco a poco vamos avanzando. Suerte que hay grandes zonas de sombra que lo hace llevadero.

El sendero nos lleva a coronar el Coll de Xertó, por suerte continuamos por senda y cobijados por la sombra que nos proporcionan los árboles. En este punto finaliza la subida, paramos a descansar unos pocos minutos y aprovechamos para reponer líquidos. Comenzamos el descenso, la senda están haciendo un nuevo trazado y rehabilitando otros tramos en que al realizar atajos el terreno se estaba degradando, seguimos el trazado nuevo para ayudar a su conservación. Como hasta ahora no hay problemas en seguir el camino al encontrarse bien definido.

Llegamos a una bifurcación, es un poco sutil y no esta señalizada, con lo que puede pasar desapercibida si no se va algo atento, hay que dejar la senda por la que caminábamos y desviarnos por otra senda por la derecha, al principio no esta muy definida pero enseguida se puede seguir con claridad. Si no vemos el desvío y siguiésemos recto, llegaríamos hasta el río y lo seguiríamos por la derecha hasta enlazar con la pista, con lo que andaríamos un poco más pero llegando al mismo lugar, así que no hay problema.

Nosotros nos desviamos por la senda de la derecha y en suave descenso nos lleva hasta una pista junto al Riu d'Algars. Seguimos por la pista hacía la derecha. Caminamos unos quinientos metros y veremos un poste que nos indica que hacía la izquierda esta el Toll del Vidre, descendemos hasta el paraje, que debido al calor reinante esta lleno de gente. Junto al Toll hay una pequeña fuente que mana un poco de agua muy fresca que nos sirve para refrescarnos un poco.

Volvemos a ascender hasta la pista y continuamos caminando por la pista, a la derecha dejamos una pequeña explanada de tierra habilitada para aparcar, donde hay por lo menos una quincena de vehículos. Continuamos por la pista sin desviarnos. Nos encontraremos dos cruces señalizados con postes metálicos, debemos seguir dirección Arnes.

El último tramo de la ruta nos tiene reservada una última subida, el tramo final de la cual esta cementado, lo que hace que refleje más el sol y suframos el doble de sol, tras este último repecho llegamos hasta el coche.

Valoración

Es una ruta sencilla, y sin mucha complicación. Nos encontramos una primera parte toda de senda que nos lleva entre preciosos bosques y bordeando el Riuet de les Valls. Esta primera parte es muy bonita y se disfruta mucho del paseo. La sendas nos llevan hasta prácticamente el Toll del Vidre, es un bonito rincón que debe ser más espectacular con algo mas de agua y un poco menos de gente. La segunda parte de la ruta es la vuelta por pista que pierde mucho paisajisticamente comparada con la primera parte, además que en verano es fácil cruzarse con varios vehículos. Si se realiza la excursión en verano posiblemente sea mejor idea realizarla en sentido contrario al nuestro, así llegas antes al Toll del Vidre con lo que posiblemente haya menos gente, y la vuelta cuando más calor hace se realiza por la senda protegido del sol.

Las sendas están muy definidas y marcadas, la única dificultad es la bifurcación antes de llegar al Riu d'Algars que no se encuentra tan bien señalizado como el resto de cruces, pero como he comentado si se llega hasta el río sería cuestión de seguirlo por la derecha.

Físicamente es una ruta que cualquier persona con un mínimo de estado físico será capaz de realizar, la subida no es gran cosa, pero cuidado que el calor puede hacer que parezca algo.