24 dic. 2009

Monasterio-Crestas-Cami Senglars-Bartolo

Ficha Técnica
  • Fecha: 20/12/2009
  • Distancia: 9 Km
  • Desnivel: 650 m
  • Alt. máxima: 720 m
  • Tiempo Aprox.: 3h-4h
  • Track GPS: Si

El domingo decidimos ir al Desierto de las Palmas a buscar algunos caches y disfrutar un poco de la tranquilidad y del frío, que hizo bastante, pero gracias al sol radiante que brillo durante toda la mañana, no pasamos tanto como pensábamos.

La ruta la iniciamos desde el parking del monasterio nuevo. De ahí nos dirigimos a la portería vieja. Por un par de sendas que no habíamos hecho nunca ascendemos hasta mitad de las crestas. Nos dirigimos hacía el Bartolo. Nos desviamos por la senda dels Senglars y subimos por la parte norte al Bartolo. Después descendemos de nuevo hasta el parking donde tenemos el coche.

Descripción

Como ya he comentado, la ruta se inicia en el parking que encontramos en frente del monasterio nuevo. Comenzamos a caminar por la carretera unos metros hasta el entrador que lleva hasta el Bartolo, nos desviamos por la señal que indica la casa Oración. Comenzamos a ascender de forma pronunciada por una pista asfaltada.

Antes de llegar a la casa oración, nos desviamos por nuestra derecha por una senda que veremos. Continuamos el ascenso. Llegamos a la Portería vieja. Continuamos la senda. Llegamos a una bifurcación, seguimos por la izquierda como si fuéramos hacía la Bartola. En pocos metros encontramos una senda por nuestra derecha, la seguimos.

Esta senda no la habíamos hecho todavía, nos lleva en continuo ascenso entre matorrales y algún pino. El sendero no tiene perdida y se sigue bien, encontraremos pequeñas fitas de piedras que nos van indicando el camino. Llegamos a una pista, a la altura de una señal metálica de una ruta del parque natural.

Seguimos la pista por la izquierda, en ascenso. La pista es muy pedregosa y poco transitada, pronto nos lleva a una más ancha, en este caso continuamos recto/izquierda, por la derecha vamos a la pista que sube al Bartolo. Seguimos ascendiendo unos metros, y pronto a nuestra derecha se inicia una nueva senda. Si la vas buscando se ve perfectamente, continuamos nuestro camino por esta.

La senda nos lleva en un continuo ascenso, en ocasiones de forma pronunciada. Aquí, con el sol y la fuerte subida comenzamos a quitarnos capas de ropa que empiezan a sobrarnos. Pronto la senda nos lleva a otro sendero más transitado, el sendero que recorre las crestas. Seguimos por la derecha, aunque nosotros fuimos unos metros por la izquierda hasta subir el pequeño pico, y volvimos por el mismo camino hasta el cruce de nuevo.

La senda esta bastante bien señalizada con marcas blancas y verdes y abundantes fitas de piedra. Se pasan por alguna zona de grandes rocas que las fitas nos ayudan a ir por el buen camino. Nosotros hacemos una parada y buscamos un cache, por suerte lo encontramos en el primer sitio que buscamos. Para celebrarlo paramos, comemos algo y disfrutamos de la magnificas vistas que tenemos de la costa.

Continuamos nuestro camino, pasamos bajo la gran cruz y nos dirigimos hacía el Bartolo, antes de llegar a este nos desviamos por una senda que veremos a nuestra izquierda. Tampoco hay problema para encontrarla y seguirla. La senda nos llevará a un cruce, seguimos por la derecha, por la izquierda en descenso iríamos hacía el ermitorio de Les Santes.

En pocos metros llegamos a una nueva bifurcación, izquierda y enseguida veremos una señal de madera que indica que nos dirigimos hacía el camí dels senglars. Vamos por la cresta de la montaña, el sendero va serpenteando entre abundantes pinos jóvenes que dificultan un poco nuestro avance.

Antes de comenzar el descenso, nos detenemos a buscar un segundo cache, esta vez tenemos algo menos de suerte y nos cuesta algo más encontrarlo, pero al final lo localizamos. Comenzamos el descenso, esta es la única parte algo complicada, ya que hay bastante desnivel, y se bajan algunos tramos por losas de piedra y escalones considerables, nada que con un poco de cuidado no se pueda hacer.

La senda nos lleva a una pista, derecha hasta llegar a una mucho más ancha. Seguimos recto en descenso. Aquí encontramos unos cuantos charcos con una considerable capa de hielo, y eso que ya son las 13:00h y el sol nos calienta.

Pronto comenzamos a ascender, llegamos a un nuevo cruce, derecha y acabamos de ascender hasta el Bartolo. El descenso por falta de tiempo lo realizamos siguiendo la pista asfaltada, que nos deja en la carretera al lado del coche.

Valoración

Ruta entretenida por el desierto. Aunque parezca mentira, aún hemos podido hacer dos pequeñas sendas que todavía no habíamos hecho, y eso que este paraje lo tenemos bastante trillado. Como siempre inmejorables vistas tanto del interior como de la costa.

Las sendas no tienen perdida y se siguen sin dificultad, aunque no se trate de una ruta marcada como tal. No encontramos fuentes en todo el recorrido, y las sombras también escasean si se quiere realizar con más calor..

Hay un par de tramos de subida fuerte, son cortos. También hay que tener en cuenta la bajada de sendero del Senglar es para estar algo acostumbrado a la montaña, también se puede realizar en sentido contrario con lo que este tramo se hace de subida, más duro, pero pierde la dificultad de la bajada.