22 jul. 2009

Sant Joan- Mas Borras- Villahermosa-Cascada- Sant Joan

Ficha Técnica
  • Fecha: 19/07/2009
  • Distancia: 24.5 Km
  • Desnivel: 1400 m
  • Alt. máxima: 1520 m
  • Tiempo Aprox.: 6h-8h
  • Track GPS: Si

Esta semana nos acercamos a Sant Joan de Penyagolosa para hacer una ruta larga por la zona. Una forma de huir un poco del calor que hace más hacía la costa, lo conseguimos a primera y última hora del día, en las horas centrales continuo haciendo calor.

Partimos de la ermita de Sant Joan de Penyagolosa para ir a buscar la subida por el Barranc Oscur, esta subida nos lleva hasta la base de la cima del Penyagolosa. Comenzamos entonces un largo descenso, casi todo por senda, hasta el Mas de Borras, y de ahí por pista hasta Villahermosa.

Comemos y esperamos unas horas a que pasen las horas más calurosas y emprendemos el regreso que lo realizamos siguiendo el GR-7, bordeando el río Carbó. Nos desviamos hasta la cascada para merendar, y afrontar el último tramo de subida que nos llevará hasta Sant Joan.

Descripción

Como la excursión es larga y teníamos previsto comer en Villahermosa, y tendríamos que esperar para hacer la vuelta a que hiciese algo menos de calor, salimos de Castellón no demasiado pronto, pero tampoco tarde, a eso de las 8:15h.

Llegamos a Sant Joan, voy a aprovisionarme de agua en la fuente próxima, y esta seca... me volvía a pasar lo mismo que en Fredes, pero esta vez fui más previsor y llevaba agua en el coche, así que no paso nada. Nos acabamos de preparar y empezamos la excursión, entre unas cosas y otras se nos ha hecho más tarde de lo pensado, las 10:15h.

Comenzamos la excursión siguiendo la pista que se aleja por la parte trasera del ermitorio, siguiendo las señales del GR-7. Avanzamos por pista y vamos ascendiendo poco a poco. En una curva hacía la derecha que realiza pista principal vemos por la parte izquierda una pista menos trillada y más estrecha, nos desviamos por esta a buscar el Barranc Oscur. Si no se ve esta desviación o se tiene dudas, se puede continuar por la pista principal hasta ver un poste de madera que señala la dirección del Barranc Oscur, con esta alternativa es más fácil la orientación pero te pierdes un trozo de barranco que derrocha belleza.

Avanzamos por la pista hasta llegar a una bifurcación, continuamos recto, descartando el camino de la derecha que asciende hasta un antiguo establo. La pista se acaba y comenzamos a avanzar por el lecho del barranco entre un precioso bosque de pinos. No hay senda muy definida, pero el avance es fácil, hay que ir ascendiendo, veremos en ocasiones una senda más definida con señales de PR, no muchas, y algunas fitas de piedras, también escasas. Vamos recuperando el discurrir de le vuelve a hacerse algo difícil seguirla, pero siempre ascendiendo cerca del lecho.

Llegaremos a una pista, la seguimos por la izquierda, enseguida vemos un poste que indica el Barranc Oscur. Por la derecha de la pista llegaríamos con la opción que he indicado anteriormente para poder llegar de otra forma.

Seguimos la senda, en general esta bien trillada y no hay dificultad en seguirla, hay algún punto donde no se ve muy claro el discurrir de la misma pero enseguida vuelves a ver por donde hay que ir. A mitad de subida tendremos que cruzar un alambre que hay en mitad de la senda. El recorrido esta señalado con fitas de piedras. Al principio nos encontramos una subida fuerte y poco a poco se va suavizando, hasta que al final es una suave subida que nos permite disfrutar del entorno.

Llegamos a una pista, la seguimos por la derecha, en este punto nos encontramos un poste de madera que indica hacía la dirección por donde venimos: Barranc Oscur. Llegamos a una masía (Mas de la Cambreta) y a pista principal. Hacía la izquierda iríamos a la senda que asciende hasta el pico, nosotros nos vamos por la derecha.

Comenzamos a descender por la pista que se encuentra rodeada de un frondoso bosque de pinos, pero a los pocos metros nos desviamos por la izquierda, veremos un poste metálico del parque natural que indica hacía la nevera. Continuamos nuestro camino por aquí, pero en pocos metros vemos a nuestra derecha un gran mojón de piedras, detrás de una alambre, saltamos el alambre y comenzamos a descender por la senda. Esta se encuentra bien definida y se encuentra rodeada de abundante vegetación.

.

La senda es bastante inclinada y nos hace descender bastante rápido. Tras este descenso , que no es demasiado largo, llegamos hasta una pista que se encuentra abandonada, o por lo menos eso parece por la cantidad de vegetación que la cubre, y seguimos recto por esta, en un suave ascenso. La pista se va estrechando. Llegamos a un punto que vemos a nuestra izquierda un poste metálico de una ruta del parque natural, antes de llegar a esta debemos buscar una senda que se iniciará por nuestra derecha en descenso. Se encuentra marcada con fitas y marcas de PR, así que no es complicado de localizar. Debemos continuar por esta senda.

Comenzamos a descender haciendo continuas S, ahora el terreno es bastante descubierto, nos rodean arbustos y pocos árboles que nos proporcionen sombra. El sendero no tiene dificultad para seguirlo ya que se encuentra bien marcado y sin dudas avanzamos por él.

Hacemos una pequeña subida, al fondo del sendero comenzamos a ver un bosque de pinos y parece que nos dirigimos hacía él, y por suerte es así, cambiamos de vertiente y nos adentramos en un denso bosque de que nos vuelve a proporcionar sombra. Comenzamos a descender de nuevo.

Llegamos a una pista y continuamos el descenso por esta, pero en pocos metros nos volvemos a desviar por una nueva senda, que nos vuelve a llevar de nuevo a otra pista. Hay que ir siguiendo en todo momento las marcas de PR, el inicio de las sendas se encuentra bien señalado con fitas de piedras y marcas de pintura blanco y amarillo.

Tras el largo descenso por la senda llegamos finalmente hasta el Mas de Borras. Seguimos la pista por la izquierda y pronto vemos una señal de madera que indica la dirección hacía Villahermosa, seguimos la pista en continuo descenso, sin desviarnos. Tras un par de kilómetros de descenso veremos el pueblo, acabamos de descender hasta el Carbó y ascendemos hasta entrar en la población.

Llegamos justo para la hora de comer, así que buscamos un bar donde hacerlo. Tras reponer fuerzas, nos damos una vuelta para ver el pueblo, pero pronto, en la plaza de la iglesia ,nos encontramos una zona de buena sombra con un buen sitio para sentarnos, además hay una fuente donde reponemos agua y nos refrescamos. Así que aprovechamos el buen sitio y nos ponemos cómodos y para esperar a que pase el calor y descansamos un poco. Estamos casi un par de horas esperando a que haga menos calor, ya que creo que hubiese sido muy osado comenzar la ascensión con el calor que hacía.

A las 17:00h decidimos comenzar el regreso, descendemos de nuevo hasta el lecho del Carbo, y lo seguimos por nuestra izquierda por una senda que discurre al borde del mismo. La senda se encuentra marcada como GR, que deberemos seguir hasta llegar hasta Sant Joan.

El inicio la senda discurre bordeando el lecho del río, ascendiendo muy suavemente. Vamos por la parte izquierda del barranco, por lo que a la hora que vamos tenemos suerte y las paredes del mismo nos dan una agradable sombra. Cruzamos en río en diversas ocasiones, sin dificultad que no lleva mucha agua y hay grandes piedras para facilitar la tarea.

Llegamos a unas masías donde hay unos albergues, a los pocos metros la senda muere en una pista, continuamos por ella y enseguida finaliza para convertirse de nuevo en senda. El camino comienza a ascender de forma más pronunciada. Llegamos a la desvío hacía la cascada, bajamos por la senda y encontramos el lugar desierto, así que podemos disfrutar de una merienda tranquila, y ver tranquilamente el paraje, que las anteriores veces que habíamos estado lo habíamos encontrado lleno de gente. Aprovechamos la parada para buscar un cache que hay en la zona y lo encontramos sin mucha dificultad, por suerte.

Continuamos con la subida, que nos queda lo peor de esta, unos kilómetros con un desnivel considerable, por suerte la tarde ya esta avanzada y no hace mucho calor, descartamos el desvío hacía Marcén y seguimos por el GR. Finalmente llegamos a una pista, por la que continuamos subiendo, ya queda poco.

La pista desemboca en otra pista, la subida se acabo, seguimos por la derecha y comenzamos el descenso hasta el ermitorio, nos quedan unos dos kilómetros y ya hay ganas de llegar al final de la ruta. Cuando llegamos ya no quedan coches y el restaurante ya ha cerrado. Lo hemos conseguido, ha sido una ruta dura , pero llegamos bien.

Cuando llegamos fuimos a una fuente cercana a coger algo de agua y esperamos para ver el atardecer, que aunque ya no son de la ruta pongo un par de fotos.

Valoración

Ruta exigente tanto por la distancia recorrida como por los desniveles que salvamos, que además, los más importantes, están concentrados en pequeños tramos de la ruta, tanto en la subida, como en la bajada. La ruta discurre en su mayor parte por senda, y el resto por pistas de tierra, excepto el tramo del pueblo, claro esta, además estas sendas discurren por parajes con gran belleza. También encontramos gran diversidad de paisajes a lo largo de nuestra ruta, predominando los bosques de pino.

La ruta se encuentra bastante bien señalada. El tramo que puede incurrir en más problemas es el Barranc Oscur, se puede cambiar y subir por el Barranc de la Pegunta que esta mejor señalizado. La bajada hasta Villahermosa del Río esta bien señalizado hasta el Mas de Borras con señales de PR, y después es seguir la pista. La vuelta esta completamente marcada como GR y no tuvimos ningún problema para seguirlo.

Nosotros recargamos agua en Villahermosa, en el recorrido nos encontramos dos fuentes pero una estaba seca y la otra no daba mucha confianza para reponer agua.

Una ruta no apta para principiantes, pero con gran belleza. El track incluye toda la parada del mediodía y por eso salen tantas horas.