1 feb. 2010

Bartolo-Roca Blanca-Raca-Sanatorio

Ficha Técnica
  • Fecha: 30/01/2010
  • Distancia: 21 Km
  • Desnivel: 1100 m
  • Alt. máxima: 729 m
  • Tiempo Aprox.: 5h-6h30Min
  • Track GPS: Si

Este día se cambio el día de la excursión al sábado. Esta semana cambie de compañeros de ruta y vinieron Fidel, Sancho y Ángel. La ruta una que ya tenía en mente desde hace mucho tiempo, pero que nunca se habían dado las circunstancias para hacerla.

Salimos del Mirador del desierto y subimos al Bartolo por la senda de la fuente de San José, para entrar en calor. Después seguimos las crestas hasta el Coll de la Mola, rodeamos el Morico, para quitar dificultad y subimos a la Roca Blanca. Descendemos para ir a buscar la subida al Raca, bajamos al Collado Mancebo y vamos hacía la coma. Vamos a buscar el Tossal Gros, pero por falta de fuerzas del parte del grupo, lo rodeamos y buscamos la parte alta de las montañas hasta llegar al Hospital de la Magdalena.

Descripción

Quedamos en la estación de autobuses a las 7:15h, a las 7:30h salimos dirección al Sanatorio para dejar un coche, y después nos dirigimos hasta el mirador del desierto. Ambos puntos no tienen dificultad para llegar en coche hasta ellos. Una vez realizada la operación y ya en el mirador, nos preparamos y sobre las 8:00h, con los primeros rayos de sol del día, comenzamos a caminar.

Nos dirigimos a la Fuente de San José y seguimos la senda que se inicia cerca de esta, junto a una valla metálica que encontramos junto a un contenedor de madera. La senda sube de forma pronunciada al principio y después se suaviza, pero enseguida veremos otra senda por nuestra izquierda, seguimos por ésta.

Esta nueva senda nos lleva directos al Bartolo, comenzamos a buen ritmo y nos quitamos el frío del cuerpo enseguida. La senda no tiene perdida, esta bien definida y veremos fitas de piedra que nos van indicando el recorrido. Paramos un momento al mitad senda a coger aliento y continuamos subiendo. El camino es bastante inclinado, con tramos con mucha pendiente. Finalmente nos lleva hasta las antenas del pico, llegando por una rampa hormigonada que cuesta subir. La cima nos da la bienvenida con un frío viento, que hace que no estemos mucho tiempo parados.

Admiramos el amanecer y continuamos nuestro caminos por la pista, en el cruce por la izquierda en descenso, cuando llegamos a la altura de una edificación dejamos la pista asfaltada para continuar por la de tierra, por nuestra derecha. Pasamos junto al Cruz, y continuamos hasta enlazar con la senda.

Esta senda nos lleva por toda la parte alta de las montañas, realizando continuos subi-bajas, con más bajadas que subidas, hasta el Coll de la Mola. La senda esta bastante bien marcada, aunque hay que ir con cuidado en algunos puntos que transcurre por grandes rocas y puedes pederla, pero enseguida, buscando un poco, se encuentra de nuevo el camino. Nos encontraremos una bifurcación, en medio de la senda, debemos ir por la izquierda, por la derecha nos llevaría en descenso, camino equivocado.

Después de la última bajada fuerte, llegamos al Coll de la Mola, aquí seguimos una señal que indica una senda, dirección La Pobla Tornesa. Con este camino rodeamos el Morico y sus tramos complicados. Vamos descendiendo por la senda que discurre por un frondoso bosque de pinos. Llegamos a un bifurcación, debemos continuar por la izquierda en subida.

Hay un pequeño tramo de subida fuerte que discurre por un pequeño barranco, pronto la senda se suaviza y continuamos en un agradable ascenso. Debemos descartar dos senderos que nos encontraremos a nuestra derecha que van en descenso. La senda se hace un poco más pronunciada y finalmente llegamos al Collado de las Contiendas. Nos encontramos con otro grupo de senderistas, los saludamos y continuamos el ascenso hasta la Roca Blanca.

La subida es corta pero muy inclinada, teniéndonos que ayudar en algún tramo de las manos para poder salvar bien alguna roca. No entraña peligro, pero es una subida con cierta dificultad. Llegamos a la cima, aquí también sopla bastante viento, así que tras una breve parada, continuamos el camino, ahora en un largo descenso.

El descenso es muy pedregoso, discurre en su mayoría entre arbustos y matorral bajo. Hay tramos con una pendiente considerable, pero vamos bajando a buen ritmo. Llegamos a una zona de árboles, por la senda de la derecha en descenso. Finalmente la senda nos lleva a incorporarnos a otra senda. Debemos seguir por la derecha, en sentido contrario al que llevábamos hasta ahora.

Continuamos con el descenso y nos lleva a otro sendero, en una bifurcación en forma de T. Seguimos por la izquierda. Una zona llana y después de nuevo descenso. La senda desemboca en una pista, continuamos descendiendo, otra cruce, por la derecha en descenso por pista hormigonada.

Vamos descendiendo por la pista hormigonada, pronto vemos el Raca frente a nosotros con su vértice geodésico indicándonos hasta donde debemos llegar. Cuando se acaba el hormigón, a nuestra izquierda, se inicia una pista, continuamos por esta y la abandonamos a los pocos metros para seguir un sendero que nace a por la izquierda del camino.

El sendero no tiene perdida, siempre hacía arriba. Hay tramos con grandes surcos provocados por las motos. Aquí Sancho ya lo esta pasando algo mal y se va quedando bastante descolgado. Vamos ascendiendo y llegamos hasta la cima del Raca. Como no también nos recibe un fuerte viento. Creo que todas las veces que he subido hasta aqui, siempre he tenido un día con mucho viento. Esperamos a Sancho y disfrutamos de las vistas, pese a la hora, las Columbretes se ven perfectamente, así como toda la costa, que el día esta sin bruma.

Llegamos al collado Mancebo, descartamos el sendero de la izquierda que desciende y continuamos recto, en una corta pero fuerte subida. Una vez acabada esta subida la senda continua de forma más suave. Nos lleva hasta una pista, por la que continuamos en ascenso. Bifurcación, por la izquierda. Pasamos por delante de una casa verde, descartamos senda por la izquierda en descenso.

La pista desciende y llegamos a un cruce, continuamos recto, descartando la pista que nos encontramos por la izquierda y senda por la derecha. Ascendemos un poco y volvemos a descender. Llegamos a una edificación, descartamos izquierda y continuamos bajando por la derecha. Vamos descartando las diferentes entradas a los huertos adyacentes. La pista se convierte en senda por la que continuamos bajando. Realiza una pequeña subida y vuelve a bajar.

Descartamos pista por la derecha y continuamos descendiendo. La senda se bifurca, por la izquierda, siguiendo un tubo que se ve. La bajada es muy inclinada y con mucha piedra suelta, por lo que hay que ir con cuidado. Llegamos a la carretera de la coma. Descendemos hasta una rotonda, la cruzamos y continuamos por la pista de ese lado. Salvamos un pequeño barranco y continuamos en ascenso por la izquierda.

Al acabar el campo de golf, seguimos por una senda por la izquierda, va ascendiendo. No tiene perdida. Llegamos a una pista que seguimos por la derecha en descenso que nos lleva hasta la cantera. Seguimos por el anillo más externo por la izquierda, veremos señales del GR-33 que seguimos. Descartamos la senda de la izquierda por donde va el GR, continuamos recto y se por la primera pista que asciende por la izquierda subimos. Pronto veremos una senda por nuestra derecha, seguimos la de más a la derecha, la de la izquierda nos llevaría hacía el Tossal Gros. Lo descartamos por falta de fuerzas y de tiempo.

La senda nos lleva en ascenso, después pasamos por mitad de un huerto y llegamos a una pista por la que continuamos subiendo hasta un cruce, continuamos recto, empezamos a descender por una senda. Después de una gran losa de piedra, la senda gira a la izquierda y se bifurca en dos, seguimos por la izquierda. Senda derecha, descenso, cruzamos camino y senda en ascenso.

Llegamos a un cruce con una senda, derecha. Ahora hay que seguir siempre este sendero, en descenso que nos llevará hasta el Hospital de la Magdalena. Nos encontramos varios pinos que cortan el sendero y que hay que saltar o rodearlos.

Valoración

Una bonita ruta, a la vez que dura. Discurre en su mayor parte por senderos, bien definidos pero sin señalizar con marcas de pintura. La mayor parte del recorrido se realiza haciendo continuos subibajas por la parte alta de las montañas de la costa, ofreciéndonos impresionantes vistas tanto del interior (Penyagolosa, Espadán, Javalambre....) como de la costa.

Si no se conoce la zona es interesante llevar GPS, ya que el recorrido no esta marcado, y hay zonas donde hay muchos cruces, o el terreno es cambiante (cantera, senderos cerca de huertos). No encontramos ninguna fuente en todo el recorrido, así que llevar agua suficiente. En verano puede ser muy dura por el calor, ya que hay tramos con buena sombra, pero la mayoría carece de cobijo para el sol.

Una ruta que nos lleva por gran variedad de paisajes, bosques de pinos, monte bajo, zona de huertos, y la cantera donde se ve como el hombre cambia el paisaje de su entorno.

1 comentarios:

hi.. just dropping by here... have a nice day! http://kantahanan.blogspot.com/