31 mar. 2010

Les Masies-Mirador de la Pena-Coll Vena

Ficha Técnica
  • Fecha: 18/03/2010
  • Distancia: 11 Km
  • Desnivel: 650 m
  • Alt. máxima: 970 m
  • Tiempo Aprox.: 2h-3h
  • Track GPS: Si

Con un poco de retraso, que he estado algo liado, actualizo el blog con la última ruta que hicimos por la zona de Tarragona la semana pasada. En esta tercera ruta ya apenas nos encontramos nieve, aunque todavía había rincones con bastante, y nos encontramos mucho barro.

Partimos de les Masies, cerca del Monasterio de Poblet, que vemos muy bien y es inmenso. Subimos por pista hasta la Font del Deport, de ahí por senda hasta el mirador de la pena. Descendemos por una estrecha pista y finalmente por senda.

Descripción

Monasterio de Poblet

Como la ruta no tiene pinta que sea demasiado dura y larga, empezamos no demasiado pronto, pero tampoco tarde, sobre las 10:30h estamos andando. Llegamos desde la Espluga de Francoli y aparcamos en un parking que vemos a nuestra derecha, solo entrar en las primeras masías. Al lado hay un hotel, pero parece que el parking no es del hotel, o por lo menos no nos dijeron nada.

Ya andando seguimos por la carretera unos cientos de metros, cruzando Les Masies, a nuestra derecha podremos ver el monasterio. A nuestra izquierda veremos una pista, esta indicado hacía la Pena, la seguimos. Hay un área recreativa y en esta zona se podría dejar el coche también, lo vimos demasiado tarde.

Nosotros subimos todo el trayecto siguiendo la pista. No tiene gran dificultad de orientación, esta bastante bien señalizado. Hay un punto donde vemos una señal de prohibido el paso y solo autorizados, esta señal es para vehículos, así que nosotros seguimos por la pista.

Hasta este punto también se puede llegar por una senda que tenía muy buena pinta y que parece que viene del área recreativa, si lo llegamos a saber hubiésemos ido por esta senda en vez de por la pista. Las senda esta marcada como un itinerario que proponen en el área recreativa.

Durante la subida nos encontramos dos grupos de escolares que estaban dando clases de geología, una buena forma de ver en la práctica toda la teoría. La subida por la pista no es demasiado pronunciada y se va avanzado de forma rápida. Pronto hemos ganado bastante altura.

Durante la ascensión nos vamos encontrando gran cantidad de árboles caídos y ramas partidas. Parece que el último temporal por la zona fue muy fuerte. Durante las subida pasamos por una fuente con una pequeña cascas, por la Casa de hielo, y una cascada un poco más grande, pero que no cae mucha agua.

La pista nos lleva hasta donde se inicia la senda que nos lleva al mirador de la Pena, por nuestra derecha la veremos. Seguimos por esta, la subida se hace más pronunciada, y al final se hace mucho más pronunciada si cabe.

Desde el mirador las vistas son magnificas. Hay un panel informativo que va indicando que es lo que se ve desde este punto privilegiado. Disfrutamos las vistas y nos disponemos a buscar un cache que hay escondido en la zona. Tenemos suerte y lo encontramos sin dificultad. Nos sentamos en el banco de madera y comemos algo.

Descendemos por la misma senda hasta la Font del Deport otra vez. Continuamos por la pista sorteamos la cadena que hay en la pista. Comenzamos a descender, la pista es estrecha y rodeada de abundante vegetación, muy bonita. Nos desviamos por la izquierda para continuar el descenso.

La pista se va haciendo cada vez más estrecha. Realizamos algunos giros y finalmente llegamos a una senda que nos lleva a una bajada de un cortafuegos. Son unos cien metros, pero muy, muy empinados y con mucha piedra suelta. Hay que realizar el descenso con mucho cuidado, mejor llevar bastón para ayudarnos en el descenso.

Llegamos al coll de la Vena, seguimos por la izquierda, señalizado convenientemente, comenzamos descendiendo por unas escaleras y después por la senda. Al principio el sendero es bastante pronunciado y hay que ir con algo de cuidado, pero poco a poco se ira suavizando.

Conforme vamos descendiendo, a nuestra izquierda vemos cada vez más árboles caídos, hasta que llegamos a una zona que es una autentica masacre de árboles caídos. Nunca había visto tal cantidad de ellos partidos y retorcidos.

Llegamos a un cruce pistas, por la izquierda y acabamos el descenso llegando a la carretera. Seguimos unos metros por esta por la derecha hasta llegar al parking donde hemos dejado el coche.

Valoración

La ruta es sencilla en su ascensión, ya que discurre prácticamente toda por pista. Durante la bajada encontramos unos cien metros de baja muy pronunciada. Hay que estar acostumbrado a ir por montaña o te puedes cagar un poco en todo (aviso por si acaso).

Encontramos varías fuentes durante nuestro recorrido, aunque no llegamos a beber de ninguna de ellas. La ruta de subida no tiene mucha complicación de orientación, en la bajada ya hay más cruces y menos señalizado.

Lo mejor de la ruta, las vistas desde el mirador y la senda y pistas de bajada, mucho más estrecha que la de subida. La subida podéis aprovechar la senda que hay hasta mitad pista por lo menos para hacerla más bonita.

24 mar. 2010

Capafonts-Foradada-Pont de Goi

Ficha Técnica
  • Fecha: 17/03/2010
  • Distancia: 10.5 Km
  • Desnivel: 700 m
  • Alt. máxima: 1000 m
  • Tiempo Aprox.: 2h-3h
  • Track GPS: Si

El miércoles amaneció de nuevo con un sol esplendido. El termómetro marcaba unos 7ºC, pero como el día anterior la sensación de frío no era tan alta como esperábamos. Así que realizamos una ruta por Capafonts, de nuevo por la comarca del Baix Camp.

La ruta consta de una senda de subida, muy bonita, que va pasando por una serie de cuevas, algunas de las cuales prometen ser profundas. Una vez finalizado el ascenso, llega un tramo bastante llano por pistas, esta es la parte menos bonita de la ruta, pero pronto llegamos a la senda de bajada que vuelve a merecer la pena recorrerla. En la bajada tuvimos que ir con bastante precaución ya que la senda a tramos estaba completamente helada. La ruta como la del día anterior la encontramos en el blog de José Luis.

Descripción

La ruta del día comenzaba en Capafonts, teníamos una media hora larga de carretera de montaña por delante hasta llegar al punto de partida de la ruta. Es una carretera muy sinuosa y con continuas curvas, te puedes marear fácilmente. Desayunamos abundantemente y partimos dirección al pueblo. Por el camino nos equivocamos en un cruce, algunos kilómetros extra de curvas, por suerte nos damos cuenta enseguida, vuelta para atrás y por el camino correcto llegamos a la población. Aparcamos en las afueras del mismo, en un lugar que encontramos, que no abundan mucho los sitios para aparcar.

Capafonts

Nos preparamos y cruzamos el pueblo para bajar por un camino empedrado hasta la carretera TV-7041, por la que seguimos por nuestra derecha caminando. Pronto llegamos a un cruce por nuestra derecha que vemos un poste indicativo, lo descartamos, volveremos más tarde por ahí, continuamos por la carretera unos 350 más, hasta que a nuestra derecha vemos una senda por la que continuamos. Esta se encuentra señalizada, La Mussara per la Foradada.

La senda comienza a ascender de forma pronunciada, va realizando continuos zigzags que nos hacen ascender. La senda como las del día anterior es muy bonita, toda cubierta de vegetación, pero en ningún momento esta obstaculiza nuestro camino. Conforme ganamos altura comenzamos a ver algunas zonas con nieve, y poco a poco es más habitual zonas del sendero cubiertas de nieve.

El sendero no tiene perdida, esta muy bien delimitado y no hay problemas para seguirlo. Cruzamos en varias ocasiones una pista, pero siempre al otro lado de la misma se ve el inicio del siguiente tramo de senda. La pista, con algo más de vuelta también nos llevaría al mismo lugar, pero es más bonita la senda, así que continuamos subiendo por esta, aunque tiene algo más de inclinación que la pista.

Llegamos a la Foradada, como bien habréis deducido por el nombre, un gran agujero en la roca por el cual pasa la el sendero continuando el camino. Después de las fotos de rigor a la Foradada continuamos con la ruta. Encontramos una bifurcación de sendas, con su consiguiente poste indicativo, seguimos por la derecha, dirección señalizada Cova Grevol. El sendero continua ascendiendo, y nos lo encontramos que baja abundante por el sendero del agua de la nieve que se va derritiendo.

El agua bajando por la senda nos acompaña durante unos 100m. Nos acercamos a una pared de roca y el sendero discurre junto a esta. A nuestra derecha se ve el barranco y vemos a lo lejos una cascada y grandes témpanos de hilo colgados de las rocas. Continuamos nuestro camino y comenzamos a ver balmas en la pared de nuestra izquierda.

Balmas

Pronto comenzamos a ver la entrada a diversas cuevas, nos acercamos a ver las entradas de algunas. La primera es una pequeña cueva con una entrada y salida, las siguientes ya son más grandes, con La Foradadaentradas que parecen que se adentran en las entrañas de la roca. Como no llevamos linterna, y tampoco nos apetece mucho, continuamos por la senda.

Pasamos por varios postes indicativos, Pixera y Mollats, vamos siguiendo las indicaciones de la Font Nova. Ahora estamos en una zona prácticamente llana, discurre por pista. La encontramos con grandes charcos y zonas con mucho barro, vamos avanzado intentando esquivar la mayor cantidad posible de ambos, aunque no siempre es posible, sobre todo con el barro.

Llegamos a la Font Nova y realizamos una breve parada para beber agua y comer algo. Tras la breve parada continuamos por la pista dirección del Pont de Goi. Continuamos viendo algo de nieve pero no en tanta abundancia como el día anterior. Comenzamos a bajar por la pista, es bastante cómodo andar con este terreno, pero esto pronto se nos acabará, como podremos ver un poco más adelante.

Llegamos a una señal que nos indica que a nuestra derecha se encuentra el Pont de Goi, dejamos la pistas y nos dirigimos hacía el puente, en unos metros estamos en él. Es otra formación rocosa que hace de puente, por arriba discurre el sendero y por abajo va el barranco, lo cruzamos y la pertinente foto. Después de unas vueltas acabamos de descifrar el track, hay que bajar por la parte de abajo del puente.

Pont de Goi

Así que solo pasar el puente, descartamos la senda que continua recto, da ganas de ir por ella, pero no. Por la derecha veremos un sendero que descendiendo hacía el barranco y que va a pasar por debajo del arco del puente. En este punto se acabo nuestro placido camino sin complicaciones, ya que hay una gran losa de piedra que hay que bajar, que estando seca no debe tener ninguna complicación, pero nosotros la encontramos completamente mojada, así que con mucha precaución, descendemos por la losa. No tenemos que lamentar ninguna culada, lo hemos pasado con éxito.

Pero no cantemos victoria tan rápido, que la senda es una pista de patinaje, la nieve ya no es tal, sino una capa de hielo que cubre toda las senda. No queda otra, con precaución vamos bajando, poco a poco vamos dejando atrás el hielo y la senda discurre por un tramo más despejado y desaparece el hielo. Podemos ir avanzando de nuevo tranquilos.

A nuestra izquierda vuelve a haber una gran pared, y en el sendero encontramos unos grandes bloques de 1hielo, relacionando conceptos vemos que no es buena idea estar mucho tiempo cerca de estas paredes, así que apretamos el paso. Por suerte para nosotros, en pocos minutos la senda nos ha alejado de las paredes de la montaña.

La senda vuelve a estar completamente rodeada de vegetación lo que hace que se muy bonita, pero también que vuelva a ser una pista de patinaje, así que otra vez con mucho cuidado continuamos el descenso. Parece que hubiese sido un buen día para traerse un trineo. Dejamos atrás definitivamente el hielo. Llegamos a la senda que nos lleva hasta la Cueva de Gralles, por lo que sabemos una gran cueva con una cascada, así que decidimos acercarnos.

La senda es preciosa y sin apenas desnivel, un placer andar por su mullido suelo. La senda se acaba a unos 150m de la cueva y discurre por el cauce del barranco, hecho que no nos permite avanzar, las rocas están todas húmedas y algunas cubiertas de nieve. Enseguida comprobamos que resbalan mucho, aunque estamos cerca de nuestro objetivo decidimos darnos la vuelta, que ya hemos tentado bastante la suerte por hoy. Deshacemos nuestros pasos y continuamos descendiendo por la senda que habíamos dejado.

Llegamos a un pista estrecha, continuamos por la izquierda, por la derecha llegamos en pocos metros a una fuente. Así que en descenso por la pista, que también ese un agradable paseo, algo enfangando pero bonito. Cruzamos una cadena y continuamos descendiendo por la pista. Ya vemos el pueblo en frente nuestro. Un cruce y a la derecha para llegar a la carretera y deshacer los primero metros de la ruta.

Valoración

La ruta en si no tiene demasiada dificultad, pero si ha llovido hace poco y te vas a encontrar las rocas mojadas, mejor dejarla para otro día. Aunque nosotros aparte de rocas majadas tuvimos mucho hielo, así que también nos complico bastante la bajada, si no es por estos hechos excepcionales, la ruta no tiene problemas. Si tienes vertigo tampoco te la recomiendo ya que el cruce del Pont de Goi no te gustará mucho.

Lo más bonito de la ruta sin duda son las sendas de subida y bajada. La pista de enlace entre los senderos no esta a la altura de estos. También es espectacular La Foradada y el Pont de Goi. Aunque no lo llegamos a ver también tiene muy buena pinta la cova de Gralles.

Encontramos un par de fuentes durante el recorrido. Los senderos están bien delimitados y limpios, con lo que no hay problemas en seguirlos. El único que esta un poco más escondido es el sendero que pasa por debajo del puente, el resto esta convenientemente señalizados con un poste vertical.

22 mar. 2010

Prades- Tossal de la Baltasana

Ficha Técnica
  • Fecha: 16/03/2010
  • Distancia: 13 Km
  • Desnivel: 700 m
  • Alt. máxima: 1200 m
  • Tiempo Aprox.: 4h-5h
  • Track GPS: Si

Aprovechando unos días libres nos acercamos al Baix Camp, en la provincia de Tarragona, para realizar unas excursiones. La primera que realizamos nos basamos en la ruta que nos propone José Luis en su blog.

Es una ruta sencilla, sin grandes complicaciones, y que discurre por pistas y sendas en buen estado. Parte de la población de Prades y se dirige a subir al Tossal de la Baltasana, donde encontramos un vértice geodésico. Descenderemos por una preciosa senda, para volver a subir por otro sendero igualmente mágico. Comienza un largo descenso, el último tramo por una pista muy embarrada.

Descripción

Llegamos a Prades bien entrada la mañana, con el mediodía ya pasado hacía un buen rato. Entramos en el pueblo y nos encontramos con la sorpresa que en muchas calles, donde hay penumbra , todavía queda una buena cantidad de nieve. Aparcamos el coche en el pueblo, cerca de la plaza principal, creo que en la calle en la que más nieve quedaba. Nos preparamos para comenzar la excursión, nos ponemos las botas, las mochilas y listos para caminar. El coche marca unos 8ºC, que para la hora que es no esta nada mal, también notamos que para la baja temperatura que marca el termómetro no va acorde de la sensación de frío. El sol calienta y hace un día estupendo para disfrutar de la montaña.

Cruzamos el pueblo dirección L'Espluga de Francoli, pasados el puente, giramos hacía la derecha. Nos vamos adentrando en una calle donde hay gran cantidad de villas. Pronto comenzamos a caminar por una pista de tierra que sale a nuestra izquierda,esta se encuentran en buen estado, y vamos encontrando nieve por los lados de esta.

Pronto dejamos atrás las villas y seguimos por una senda ancha, que nos va adentrando en el bosque, en un ascenso continuo, con algunos tramos un poco más pronunciados, pero vamos avanzando sin mucho esfuerzo. Vemos marcas rojas y blancas que nos van guiando en el ascenso. Según vamos avanzando nos vamos encontrando cada vez más cantidad de nieve, y poco a poco va tomando la senda.

El sendero es fácil de seguir, esta bien trillado y pese a la nieve no tenemos problemas en seguirlo. La senda es muy bonita, esta completamente rodeada de vegetación, con pinos principalmente, y con carrascas en otras zonas. Vanos ascendiendo hasta llegar a una pista, continuamos recto por esta, continuando el ascenso, cada vez hay más nieve, y la que se encuentra muy pisada ya es hielo, con lo que hay que ir avanzando con cuidado.

La pista nos lleva hasta el Coll de la Foguina, y continuamos por la pista ascendiendo. Pronto veremos a nuestra derecha una senda que sube por la ladera de la montaña, abandonamos la pista y seguimos esta senda. La ladera por la que vamos ascendiendo esta completamente llena de nieve, y algo de hielo, lo que hace la ascensión muy bonita por la nieve, y algo peligrosa por el hielo.

Finalmente la senda nos conduce hasta el Tossal Baltasana, la parte más alta de nuestra ruta: 1.203m. Hace muy buena temperatura y decidimos parar a comer allí. Sacamos la botella de vino y los bocadillos y damos buena cuenta de ellos. Disfrutamos de las vistas y del calor del sol un buen rato. Después de la merecida parada continuamos con el recorrido que todavía nos queda la mayor parte de la ruta. Por suerte el descenso es por pista, ya que si llega a ser similar a la senda que habíamos realizado subiendo hubiese sido bastante complicada la bajada, ya que esta senda se encontraba cubierta por nieve y las grandes placas de hielo.

Las pista es estrecha y nos va haciendo descender de forma rápida, hay algo de nieve y mucho barro. Llegamos a una cadena que pasamos y llegamos a una bifurcación, seguimos por la izquierda hasta llegar a la Font de la Mina de l'Obis. La zona esta completamente cubierta de una considerable capa de nieve. Nos cuesta encontrar el caño del agua, del que apenas sale un hilillo de agua, supongo que estaría helada.

Dejamos atrás la fuente y continuamos por la pista. Llegamos a un cruce, seguimos descendiendo por la derecha, siguiendo el camí de Trillar. Hay un poste indicativo, como en prácticamente todos los cruces que encontramos hay indicaciones que nos guían. La senda es muy bonita, vamos oyendo el trabajo de lo que parece un pájaro carpintero. La senda esta totalmente cubierta de nieve, y en menor medida de hielo, así que hay que bajar con algo de cuidado. La senda nos vuelve a gustar mucho.

El camino va realizando una serie de curvas cerradas que hacen que vayamos descendiendo de forma más suave, se agradece que la senda esta bastante cubierta de nieve, y la que esta más pisada se ha convertido en hielo. Vemos una pista donde desemboca el sendero, antes de llegar a esta, a nuestra derecha, vemos una nueva senda, seguimos por esta y comenzamos a ascender de nuevo. Vamos cambiando de ladera de la montaña y en esta parte no queda tanta cantidad de nieve, lo que hace que podamos avanzar más cómodamente. Nos encontramos totalmente rodeados de carrascas que abovedan nuestro camino y lo hacen muy bonito, todo un placer caminar por este sendero.

Comenzamos a realizar de nuevo una serie de Z's que nos van haciendo ascender. La senda se suaviza y pasamos cerca de una fuente de la que brota abundante agua. Finalmente la senda nos lleva de nuevo a una pista, la nieve y el hielo vuelven a cubrir nuestro camino, haciendo algo más lento nuestro avance. El camino va haciendo una serie de subibajas. Llegamos a la cueva de Pere. Donde encontramos unas paredes con puertas abovedadas delante de una cueva. Parece que fue utilizada como refugio o vivienda.

La pista comienza a descender, la nieve va desapareciendo poco a poco, dando paso a grandes charcos y grandes cantidades de barro que van cubriendo todo el camino. El descenso no entraña ningún tipo de problema, el único que nosotros encontramos es poder evitar la mayor cantidad posible de barro.

Llegamos a la altura de una gran balsa, que dejamos a nuestra derecha y continuamos descendiendo. Llegamos a una bifurcación y continuamos por la izquierda por una pista algo más estrecha rodeada de más árboles, parece que es más bonita, si continuásemos por la pista principal también llegaríamos hasta el pueblo.

Continuamos descendiendo por el camino sin desviarnos. Pronto veremos las primeras casas del pueblo. Llegamos hasta una placeta con una cruz en medio de esta, continuamos recto, ahora el caminos ya esta empedrado y ya estamos en el pueblo. Ahora ya solo nos falta callejear un poco hasta llegar al lugar donde hemos aparcado el coche.

Valoración

Es una ruta sencilla y no encontramos ningún paso que entrañe dificultad para salvarla. La ruta no se encuentra señalizada como tal, aprovecha tramos del GR, y de un PR. En la mayoría de cruces más importantes encontramos postes que nos indican hacía donde nos lleva cada ramal del mismo. Así que esto nos ayuda mucho a seguir la ruta.

Lo que más nos gusto fueron los tramos de senda que tiene la ruta, son realmente bonitos, discurren entre frondoso bosques, de pinos o carracas. Además al contrario de lo que estamos acostumbrados por Castellón estas son de tierra, no de piedras sueltas, que son las que más abundan por aquí. Sin esperarlo nos encontramos con la mayor parte de la ruta cubierta de nieve, lo que hizo que fuera algo especial volver a caminar por esta. Por suerte llevábamos botas impermeables.

Durante la ruta encontramos un par de fuentes. La primera apenas tiene agua, puede ser porque este congelada, ya que como he comentado la zona estaba muy cubierta de nieve. La segunda fuente si que tenia mas agua, así que en caso de necesidad podemos encontrar. La ruta se puede hacer en cualquier época del año, en otoño encontraremos colores ocres, ya que cada cierto tiempo se veían árboles de hojas caduca. En verano las sendas deben estar bastante cubiertas de sombra que nos protegerán del calor.

2 mar. 2010

PRV-202. Mare de Deu-Bastida-San Cristobal

Ficha Técnica
  • Fecha: 28/02/2010
  • Distancia: 12.5 Km
  • Desnivel: 500 m
  • Alt. máxima: 590 m
  • Tiempo Aprox.: 3h-4h
  • Track GPS: Si

Esta semana realizamos una ruta que teníamos pendiente desde hace mucho tiempo, años diría yo, que le habíamos echado el ojo, pero por unos motivos o por otros nunca la habíamos realizado. Se trata del PRV-202 de Sant Mateu.

El PR-202 parte de Sant Mateu, va a la Iglesia de la Mare de Deu dels Àngles, después hasta el pico de la Bastida y vuelve por la ermita de Sant Cristofol. En el blog de Ángel vi que los primeros kilómetros son por asfalto, así que decidimos salir desde la iglesia para evitar esos kilómetros de asfalto que no aportan nada a la ruta.

Descripción

Mare de Deu dels Angels

Partimos de Castellón sobre las 8:30h de la mañana el domingo. Nos dirigimos por la CV-10 hacía San Mateo. En el mapa he visto que hay una carretera que lleva hasta el Santuario de la Mare de Deu del Angels. Una vez en el punto no lo vemos, dejamos atrás el pueblo y nos dirigimos hacía La Jana, en una rotonda tomamos el desvío del Polígono industrial, no entramos y seguimos recto por una pista asfaltada, que nos lleva a un cruce donde ya esta señalizado el santuario. La otra forma de llegar es tomar la primera entrada a San Mateo, antes de llegar a la gasolinera, a la derecha hay unas señales que indican el restaurante del Santuario. Giramos a la derecha para pasar la CV-10 por debajo (por eso no encontraba la carretera del mapa) y todo recto nos lleva al santuario.

Llegamos pronto y no hay nadie en el párking, así que tenemos todo el sitio del mundo para dejar el coche. Nos preparamos y comenzamos a caminar. Desandamos los primeros metros de asfalto hasta que por la derecha hay una pista de tierra, continuamos por ahí siguiendo paralelos a la carretera.

Llegamos a una bifurcación de pistas, seguimos por la derecha, una pista que esta señalada con un cartel que indica hacía el bar de la masía Miguelito. El caminos discurre por pista ancha, rodeada de gran cantidad de pinos, pero lo que más nos encontramos es procesionaria cruzando nuestro camino, nunca había visto tal cantidad de estos bichos algunos sucumbieron bajo nuestras botas.

Nos encontramos un nuevo cruce, hay una nuvea señal de Miguelito, y un poste de la PR, seguimos hacía Miguelito y Bastida. Por la derecha se une al ramal de la PR por la que volveremos, al final de la ruta se podría volver por este camino para evitar la última bajada y subida, y hacer más suave todavía la ruta.

Continuamos por la pista hasta llegar al mas de Miguelito, según vemos bar y albergue. Ahora vemos gran cantidad de almendros que están en flor y dan mucho colorido a nuestro camino. La pista va prácticamente llano, haciendo pequeñas subidas y bajadas, pero muy suaves, se puede avanzar de forma muy cómoda.

Un nuevo poste del PR, seguimos dirección de Les Deveses. Seguimos por pista fácil. No hay problema en seguir el recorrido, aunque no hay muchas señales, en los cruces más conflictivos encontramos los postes que nos indican el camino, estos se encuentran en perfecto estado.

Llegamos a Les Deveses, ahora seguimos dirección del Pla dels Traidors y La Bastida. Ahora comenzamos a subir de forma un poco más pronunciada, cosa que no es difícil, ya que hasta ahora el camino es prácticamente llano. Seguimos por pista de tierra en todo momento, con lo que la dificultad es mínima.

Vamos ascendiendo, llegamos a un nuevo cruce, con su correspondiente poste, seguimos dirección la Bastida. Continuamos subiendo, encontramos alguna rampa más pronunciada, pero continuamos por pista, finalmente llegamos a una explanada donde esta el poste que indica la Bastida, este poste tendría que estar un poco más arriba, pero bueno. Las vistas son muy buenas, se ve el llano donde se encuentra San Mateo y por el otro lado de la montaña el mar.

Nos encontramos un grupo que esta realizando la ruta en sentido contrario al nuestro. En este punto paramos y comemos algo. Tras el descanso continuamos por una senda que se inicia, esta bien señalizada con una estaca de madera pintada de blanco y amarillo. Se inicia una subida fuerte entre rocas, puede que sea el punto más difícil de la ruta. Tras la breve subida fuerte, continua ascendiendo de forma suave y comienza a bajar.

La senda es fácil de seguir, y parece que la han limpiado no hace mucho, cosa que se agradece ya que se ven gran cantidad de arbustos cortados, con todas sus ramas de pinchos que cubren parte de la senda. Realizamos una pequeño sube-y-baja, y realizamos un descenso algo más pronunciado que nos lleva por una pista. Seguimos la pista.

En la pista vemos una nueva señal, estamos en la Pedrera del Gros. La pista nos lleva a un cruce, en frente nuestro se ve una senda, la descartamos y seguimos por la derecha por la pista. Este último tramo discurre entre matorrales y monte bajo. La pista nos va adentrando de nuevo a una zona de pinada, que nos alegra la vista.

Vamos avanzando por la pista hasta encontrar un nuevo poste. Recto volvemos al Santuario por el camino del inicio de la ruta, nosotros seguimos por la izquierda hacía la ermita de San Cristobal. Unos metros más adelante encontramos otra bifurcación, seguimos por la derecha y nos dirigimos hasta la ermita. En este punto buscamos y encontramos un cache. Las vitas son buenas. Desandamos nuestros pasos hasta el poste y continuamos descendiendo por el otro ramal de la bifurcación.

Comienza una fuerte bajada con algo de piedra suelta, vamos bajando de forma rápida. Llegamos a una bifurcación, la PR va por la izquierda, nosotros seguimos recto para acortar un poco y llegar hasta la carretera, la cual seguimos en ascenso durante unos cientos de metros, hasta que a nuestra derecha vemos que se inicia el calvario, por donde continuamos hasta llegar de nuevo al Santuario.

Este último tramo es el que encontramos las rampas más duras de todo el recorrido. El calvario es una pista empedrada con continuas eses, como todo buen calvario :-) .

Valoración

La ruta se encuentra completamente señalada. En general esta bastante bien señalizada, durante el recorrido no vemos muchas señales, pero si las suficientes, y en todos los cruces hay un poste que nos indica la ruta a seguir, por lo que no debemos tener problemas en seguir el recorrido.

Es una ruta sencilla tal, no hay muchos desniveles y prácticamente todo el recorrido discurre por pista, solo encontramos un pequeño tramo se senda en la zona de la Bastida. La parte más dura, que realmente no lo es para nada, que es la subida por la carretera y el calvario, se puede evitar volviendo por el cruce que hay antes de la ermita de Sant Cristofol, quedando así una ruta muy sencilla.

Encontramos una fuente al inicio de la ruta, por el resto del recorrido no encontramos ninguna otra fuente. En verano hay varios tramos que tiene pinta que haga mucho calor, sobre todo en varios tramos donde solo hay monte bajo, así que evitaría los meses de verano para realizar la ruta.