18 feb. 2008

SL2 Onda-Santa Barbara

Ficha Técnica
  • Fecha: 04/11/2007
  • Distancia: 8,5 Km
  • Desnivel: 240 m
  • Alt. máxima: 370 m
  • Tiempo Aprox.: 2h30Min-3h
  • Track GPS: Si

Hace unas semanas fuimos a visitar el castillo de Onda, y allí cogimos un folleto del ayuntamiento, en el que habían señalizado una serie de rutas. Así que este fin de semana, a pesar que el cielo amenazaba lluvia, nos acercamos a realizar la ruta número dos, que nos acerca a las ruinas de la ermita de Santa Barbara, a mitad camino de la cima del Monti.

La ruta parte de al oficina de turismo, cruza el río Anna y se dirige hacía la ermita. El primer tramo discurre por un camino asfaltado, se comienza a ascender, ya por pista de tierra, entre bosque de pinos. El descenso se realiza por un bonito sendero entre pinos primero, y alcornoques al final del descenso. Se enlaza con una pista asfaltada que nos llevará hasta el inicio de la ruta.

La parte central de la ruta esta muy chula, la lástima que hay un buen trozo de asfalto sumando el que encontramos al inicio y al final de la misma. También nos costo un poco seguir la ruta por dentro del pueblo, después de algunas vueltas lo logramos... Una vez encuentras el pueblo esta razonablemente bien señalada, excepto una vez que cruzas el río hasta el primer poste no se ve ninguna señal y cuando llevas un rato andando te preguntas si iras por el buen camino...

Descripción.

El inicio de la ruta se encuentre en la oficina de turismo, en el Moli de la Reixa. Es fácil de encontrar, esta justo en la carretera principal que cruza el pueblo, al final del mismo si vienes desde la costa. Una vez allí se encuentra el primer poste indicativo, que señala hacía la calle Cervantes, se continua por esta calle un buen trozo, y después hay que girar hacía la izquierda en busca del río Anna. Aquí no puede ayudar mucho que nos costo un poco encontrar el camino correcto, no se si es que no esta señalizado, o que nos pasamos las marcas....

Una vez en el río hay un poste indicativo, se cruza y se continua la pista asfaltada, vas entre chalets. Ahí vas un rato sin encontrar señales, no pasa nada, continuas recto por asfalto hasta encontrar un poste indicativo. Giramos a la derecha siguiendo la señal a Santa Barbara.

Continuamos un poco mas por asfalto y entre chalets, y entre los ladridos de los perros que allí habitan, hasta llegar a otra desviación con otro poste indicativo. Ahora ya empezamos a subir de forma más pronunciada hacía la ermita, ya por fin, lo realizamos por tierra. En esta desviación vimos varios coches aparcados en una pequeña explanada. Después descubrimos que se trataba de gente que subía a la ermita con niños, parece una excursión popular de la zona para hacer con los mas peques, ya que nos cruzamos con varios grupos con niños. La verdad es que la subida no es muy larga, y en poco tiempo estas en la ermita, y disfrutas de una buena vista, lo que hace que en esta versión corta sea muy apta para hacerla con niños. Nos desviamos de la pista para acceder a la ermita por senda. Más tarde volveremos a la pista.

La ermita se encuentra bastante derruida, aunque aun se pueden distinguir bastantes zonas que nos permiten intuir lo que fue. Una vez terminada la visita, desandamos nuestros pasos hasta la pista, para continuar subiendo hacía a unas pequeñas antenas que se pueden observar algo más arriba. Una vez en las antenas acaba la pista y empiezan dos sendas, una a la izquierda subiendo, que nos llevaría a la cima del Montí por una buena subida, otra de frente, en descenso, que es la que seguiremos. La senda esta bien marcada y no tiene perdida, hay algún pequeño repecho en ascensión, pero en general son pequeños tramos. La senda empieza con pinos, y a tamos rodeada de abundante vegetación, por lo húmedo de esas zonas, y el final del descenso se realiza por un bosque de alcornoques.

Esta senda nos deparo una sorpresa inesperada: encontrar espárragos, que hizo que se nos alargará un poco la excursión, ya que nos vimos "obligados" a recogerlos, ya que estaban muy tiernos, y como se pudo comprobar mas tarde, muy sabrosos.

Una vez finaliza la senda, se continua por asfalto hasta Artesa a nuestra derecha, esta señalizado con poste indicativo, y de ahí hasta el museo del Carmen. En este punto se puede continuar por la zona peatonal junto a la carretera, que hará nuestro retorno algo mas rápido, o continuar por las señales que nos llevará al mismo punto.

Una excursión interesante, sobre todo la parte que transcurre por el bosque, fácil y sin mucha exigencia física, aunque tal vez le sobre algo de asfalto, por los tramos que encontramos al inicio y al final del recorrido, pero eso ya es una manía personal.