8 sept. 2008

Puntxosa - Tossal Blanch - Ermites

Ficha Técnica
  • Fecha: 07/09/2008
  • Distancia: 9,5 Km
  • Desnivel: 500 m
  • Alt. máxima: 600 m
  • Tiempo Aprox.: 2h30-3h
  • Track GPS: Si

Esta semana teníamos pensado acercarnos a la Sierra Espadán para realizar una ruta por allí, pero diversos compromisos sociales del sábado noche y domingo al mediodía hicieron que cambiásemos los planes. Así no s acercamos a Borriol a realizar una ruta que en su recorrido nos llevaría a un cache.

Comenzamos la ruta en el camino de les ermites, de ahí por al senda “la puntxosa” subimos la serra. Una vez se acaba la senda nos vamos a buscar el Tossal Blanch y más adelante La Torreta, donde comenzamos a descender por una senda que tiene un tramo un poco complicado, para llegar a la pista que nos llevará de nuevo hasta el coche

La ruta se puede comenzar desde el pueblo de Borriol, pero por cuestión de tiempo, que lo teníamos un poco justo, decidimos acortar la ruta y tal y como esta queda una bonita ruta.

Descripción

Comenzamos la ruta junto al cortijo donde crían caballos, para llegar hasta aquí tomamos la vía de servicio que va paralela a la CV-10 dirección Castellón. A nuestra derecha veremos una serie de huertos que iremos dejando atrás, hasta llegar a un punto done hay dos pistas asfaltadas, cogeremos la primera que encontramos. Para dar la curva llegando desde Borriol es muy cerrada. Descendemos un poco hasta el barranco, y en la bifurcación subimos por la pista de la derecha. Continuaremos por esta pista hasta llegar a la granja cita, por la parte izquierda hay un explanada donde podemos dejar el coche.

Ya a pie, seguimos la pista asfaltada durante unos 300m, hasta que a nuestra derecha veremos una pista cementada que sube fuertemente, nos desviamos por esta. Iremos andando por esta pista desechando las pistas que se cruzan con esta, siempre hacía arriba, y se van combinando tramos de tierra con tramos de cemento en las zonas de más inclinación.

Pronto nos encontraremos una señales con una marca azul que nos conducirán hasta la senda que buscamos, conocida como “La puntxosa”, algo de cierto tiene el nombre como veremos, pero no es para tanto. La senda va ganando altura bordeando el barranco de las ermitas, que tendremos a nuestra izquierda. La primera parte de la senda tiene bastante piedra suelta, pero nada complicado, y se puede realizar sin ningún tipo de problema.

La senda es fácil de seguir y no da lugar a dudas en cuanto al camino a seguir. La subida nos llevará a adentrarnos en un zona de pinos bastante húmeda, donde abunda la vegetación, y la senda serpentea entre los árboles haciendo el paseo muy bonito, y cobijandonos algo del sol.

Finalmente llegaremos a una pista que seguiremos por nuestra izquierda, si seguimos por la derecha podríamos llegar a la pista que lleva a la Pedra, y allí enlazar con alguna de las rutas que ya están descritas en el blog. La pista nos hace seguir subiendo un poco más. Pronto nos encontraremos en una bifurcación, debemos descartar la pista de la izquierda y continuar recto hacía una casa que veremos, pero al dar unos pocos pasos a nuestra izquierda veremos una senda, que es la que debemos seguir.

La senda discurre en un ligero ascenso, ya por la parte alta de la montaña pudiendo disfrutar de unas magnificas vistas de la costa, y por el interior se divisan gran cantidad de pueblos: Alcora, Moro, Costur... El camino esta bastante marcado, no dando problemas en seguirlo, en estos momentos discurre entre matorrales. Junto a la senda, en el punto apropiado, buscamos y encontramos sin problemas el cache que allí se encuentra, tras esta parada continuamos nuestro camino.

Llegaremos una zona un poco boscosa, donde hay que pasar entre una serie de grandes piedras, aquí descartaremos dos sendas que descienden, continuamos recto. Llegaremos a una fita de piedras que indica el punto más alto del tossal, nos encontraremos hasta tres. Más adelante veremos con una bifurcación, debemos continuar recto y desechar la de la derecha que esta más marcada

A partir de este momento la senda se va desdibujando un poco y hay que estar atento para no perderla. Comenzamos el descenso, con algo de piedra suelta, algunos escalones y llegamos a una zona donde bordeamos la montaña. Esta zona hay que ir con mucho cuidado, ya que el camino es muy estrecho, entre grandes rocas, y por la izquierda hay una buena pendiente. Frente a nosotros podremos ver el pantano de María Cristina.

La senda nos lleva a una pista por la que descendemos, hay tramos de tierra y tramos que se encuentran cementados. En la bifurcación de la pista que nos encontramos descartamos la pista que continua recto, ya que nos llevaría hasta San Juan de Moro, así que seguimos por la izquierda, en ascenso, es corto pero exigente.

Una vez superada esta pequeña última subida, seguimos con el descenso, la pista tiene mucha pendiente y con gran cantidad de piedra suelta, así que hay que ir buscando la zona de la pista que tenga el mejor firme. La pista nos lleva a un cruce, a la izquierda se va a una granja, desde donde muy posiblemente nos vengan unos cuantos perros pequeños a ladrarnos, nosotros iremos por la derecha, ahora la pista se encuentra cementada hasta llevarnos a cruzar el barranco en un lugar donde hay una balsa para acumular agua. A partir de aquí ya encontramos el caminos asfaltado, dejaremos a nuestra izquierda el caminos por donde nos desviamos al inicio de la ruta, esta vez recto hasta el coche.

Valoración

Es una ruta que nos permite descubrir una zona de la Sierra de Borriol no muy concurrida, que nos ofrece, en un día despejado, unas magnificas vistas que nos permiten ver la costa y el mar a nuestra izquierda, y todas las montañas y gran cantidad de pueblos interiores, donde destaca el perfil del Penyagolosa al fondo. También cabe reseñar el tamo tramo de la senda de subida que discurre entre el bosque de pinos, no muy habitual por la zona esta circustancia.

Físicamente no se trata de una ruta dura, cualquier persona que este un poco en forma la puede realizar, es una subida continua sin un gran porcentaje de desnivel que la haga dura. Eso si, la ruta presenta en su último tramo de bajada una zona algo complicada, se puede posar perfectamente, pero si se tiene algo de vértigo o no se este algo acostumbrado al terreno hay que tenerlo en cuenta.

En todo el recorrido no nos encontramos con ninguna fuente, y como siempre recomendable llevar buen calzado. A pesar del nombre con que se conoce la senda inicial, se puede hacer perfectamente en pantalón corto, sin que tus piernas sufran por ello, en cualquier otra ruta lo he pasado mucho peor este verano.