29 dic. 2008

Pte Autopista- Castillo Montornes-Ubanización- Crestas- Bartolo

Ficha Técnica
  • Fecha: 27/12/2008
  • Distancia: 16 Km
  • Desnivel: 1100 m
  • Alt. máxima: 720 m
  • Tiempo Aprox.: 4h-5h
  • Track GPS: Si

Este sábado, para bajar un poco los excesos navideños, realice una ruta por el Desierto de la Palmas que recorre una buena parte de la cara Este. Las previsiones del tiempo no eran muy buenas, pero al final salió un buen día. La ruta nos permitirá ver una gran diversidad de vegetación según las zonas por las que vamos avanzando. Es un ruta con mucha senda, y con poco asfalto, solo un tramo descendiendo del Bartolo, que para no hacer más larga o más dura la ruta opte por tomar.

Iniciamos la ruta en la carretera que sube el desierto desde la parte de Benicàssim, iremos a buscar la senda que sube al Castillo de Montornes, aunque no llegamos hasta él, cuando estamos a punto de llegar, nos desviamos para descender hacía la urbanización de Montornes. Nuevamente antes de llegar a ella, nos dirigimos a la senda que asciende por el barranco de la Pollosa hasta la carretera a la altura del Bruno, bueno de los Arcos de Aladino.

Seguiremos la pista hasta el Coll de la Mola donde iremos al Bartolo por la senda que va por las crestas. Una vez en el Bartolo, la idea era bajar por la senda hasta la fuente de San José, pero estaba cansado y es una bajada con mucha inclinación, así que opte por bajar por la pista asfaltada un tramo hasta tomar las senda que baja, que uniéndola a otra menos transitada me llevaría hasta el mirador del Desierto. Continuamos bajando por la pista y cogemos una senda que nos acaba de llevar a la parte baja del desierto y de ahí por senda de nuevo hasta el coche.

Descripción

Nos dirigimos al Desierto de las Palmas por la carretera que sale de Benicàssim, cuando cruzamos el puente sobre la autopista, a nuestra derecha hay una zona de tierra junto a la carretera donde podemos dejar el coche. Normalmente, si no se llega muy pronto, siempre hay coches.

Iniciamos nuestra ruta siguiendo la carretera por donde veníamos con el coche, por la parte izquierda hay una zona de tierra por donde se puede caminar. Pronto llegamos a una senda a nuestra izquierda que desciende de forma algo pronunciada, la seguimos y nos llevará en descenso hasta el fondo del barranco para cruzarlo. Esta vez llevaba un poco de agua pero no entraña ninguna dificultad el cruzarlo. La senda comienza a ascender, nos lleva a un cruce, descartamos la pista que veremos frente nuestro y continuamos por la senda de la derecha.

Ascendemos unos metros por la senda y veremos una nueva senda por la izquierda que seguiremos, al final de la ruta volveremos por la senda que dejamos ahora. La nueva senda comienza un leve ascenso para continuar descendiendo levemente, llegamos a una zona donde han pasado una máquina y ha levantado la tierra, continuamos bordeando la explanada pegados por la derecha y llegaremos a una pequeña pista, la seguimos y nos llevará un cruce en forma de T, seguimos por la derecha.

Continuamos ascendiendo de forma suave hasta que la pista se convierte en senda, ahora empezamos a ascender de forma muy pronunciada,se vamos echando la vista atrás veremos como vamos ganando altura de forma muy rápida, pudiendo ver perfectamente la costa. La senda esta bien delimitada y siempre en fuerte ascenso, en las zonas menos claras iremos viendo una serie de fitas de piedra que seguiremos. En lo alto veremos el Castillo de Montornes, y como poco a poco nos vamos acercando a él.

Antes de llegar al castillo veremos un bifurcación de sendas, esta marcada con una fita de piedras, por la derecha llegaríamos al Castillo, si no se ha visitado nunca puedes continuar hasta él y después desandar de nuevo hasta este punto. Continuamos por la izquierda que comienza a bajar de forma pronunciada, la senda esta marcada con fitas de piedra. Esta senda no la había hecho nunca y con la ayuda de la fitas la pude hacer sin problemas. La parte final se adentra en un bosque de pinos y se hace más pronunciada, esto unido a la piedra suelta hace que resbale de forma considerable.

Finalmente la senda nos lleva a una pequeña pista que la seguiremos por nuestra derecha. Pronto se convierte en senda y empieza a hacer un pequeño subí-baja, para comenzar a subir de forma mas constante, con algunos tramos de fuerte pendiente, pero ni mucho menos tan dura como la primera subida. La senda esta bastante bien definida, aunque hay algunos tramos en que se agradecería que se hiciese una pequeña limpieza de vegetación. Llegaremos a un pequeño cruce donde seguiremos ascendiendo por la izquierda, ahora la senda es mucho mas ancha. Pronto veremos una casa, el restaurante, y nos dirigimos hacía él, descartaremos una pista por nuestra izquierda y otra por la derecha. Poco antes de llegar a la puerta del edificio, a nuestra derecha, veremos una senda que empieza a subir de forma fuerte, ese es nuestro camino.

La senda nos lleva a la carretera, avanzamos unos metros hacía nuestra izquierda y cruzamos la carretera para continuar por la pista que allí se inicia. Veremos dos pistas una roja estrecha y otra blanca mas ancha, iremos por la blanca. Esta pista pista nos llevará en continua ascenso hasta el Coll de la Mola. En nuestra ascensión nos encontramos con una pista roja a nuestra izquierda y justo enfrente de esta una senda, descartamos las dos y continuamos ascendiendo. Mas adelante nos encontraremos otra pista por nuestra derecha que indica al Bartolo, también continuamos recto que en unos pocos de metros estamos en el Coll de la Mola, veremos un poste de madera que así lo indica.

Una vez en el collado, a nuestra derecha según ascendíamos veremos una senda con una señal vertical de madera que indica al cim del Bartolo, dejamos la pista y seguimos la senda. Veremos que hay dos sendas, debemos seguir la de más al izquierda, que enseguida comienza a subir de forma pronunciada. La senda esta balizada mediante marcas blancas y verdes, fitas de piedra y una serie de postes verticales. Hay que ir buscando estas señales que nos indicarán el camino, ya que la senda aunque transitada hay zonas donde discurre sobre grandes piedras por las que hay que ir avanzando y ahí se pierde un poco la pista de la misma. En caso de duda buscar bien las marcas de pintura o las fitas de piedra que encontraréis la que indica el camino.

La primera subida es la más fuerte de las que hay hasta llegar al Bartolo, una vez hemos coronado, hacemos un pequeño descenso para ascender de nuevo, operación que volveremos a repetir otra vez. Llegaremos a la cruz, la dejamos atrás y llegamos al Bartolo. Como he comentado se puede descender por la senda que allí se inicia hasta bajar a la fuente de San José, la senda la puedes ver en esta otra ruta, pero en esta ocasión por el cansancio, bajamos por la pista asfaltada hasta que a nuestra izquierda veremos una senda, que seguimos.

La senda es pedregosa y desciende de forma pronunciada, no hay ninguna dificultad en seguirla. Cuando se esta acabando la senda nos encontramos una zona llana, a nuestra izquierda, señalada por un montón de piedras, veremos una senda algo cerrada, si no se busca puede pasar inadvertida, seguimos por esta. Si no se ve en pocos metros se llega de nuevo a la pista asfaltada.

La senda aunque algo cerrada por la vegetación se puede seguir sin ningún problema. A mitad senda nos encontramos un poste de madera donde ya no se lee la indicación que tuvo antaño. La senda nos lleva a una pista que seguimos por la derecha en descenso que nos lleva finalmente hasta la carretera. La cruzamos y llegamos al mirador del desierto.

Junto al mirador, por la derecha si estamos mirando al mar, comienza una pista de tierra, puede que tenga una cadena puesta, seguimos las pista. Pasaremos cerca del monasterio viejo, y descartamos una pista a nuestra derecha que nos lleva hasta él. Vamos descendiendo, nos encontraremos que las zonas con mas pendientes las han hormigonado, pasamos junto a una casa, y continuamos el descenso. La pista pasa por un huerto de naranjos y nos lleva una intersección en forma de T. Seguiremos por la izquierda, la pista se convierte en senda y continuamos descendiendo. La senda no tiene perdida, hay un cruce que seguiremos por la derecha, yo continué recto y enseguida se ve que no lleva a ninguna parte, así que por la derecha en continuo descenso.

La parte final de la senda se encuentra bastante cerrada de vegetación, en ningún momento es muy difícil avanzar, pero una limpieza de la misma haría mucho mas agradable el paso por ella. Dejaremos a nuestra derecha un muro de contención de riadas, da la tentación continuar por su parte alta, pero lo descartamos y continuamos recto. Unos metros más adelante nos encontramos con un paso un poco complicado, ya que la senda discurre por una zona con mucha inclinación lateral del terreno, y la tierra se encuentra algo suelta y con algunos regueros provocados por la lluvia. Por suerte no es demasiado largo el tramo y se puede pasar bastante bien. Finalmente la senda nos lleva a una pista, la cual seguimos unos metros por la derecha y enseguida veremos por la izquierda otra senda por la que continuamos nuestro camino.

La senda esta bien delimitada y no tendremos problema en seguirla y no tiene ninguna dificultad. Llegaremos a una pequeña pista que debemos cruzar y continuar nuestro camino por el sendero que la otra parte se inicia. La senda nos lleva en continuo descenso, a nuestra izquierda hay un pequeño barranco que cruzaremos de nuevo en breve. Por la derecha veremos un maset, al que llega la pista que hemos cruzado anteriormente, que dejamos atrás. Pronto nos encontraremos a nuestra derecha la senda por la que nos desviamos al inicio de la ruta, ahora, como es normal, la descartamos y llegamos de nuevo a la pista, que seguiremos por la izquierda a buscar la senda, que nos llevará en descenso a salvar el barranco. Ascendemos por la senda y llegamos a la carretera. Ahora continuamos por esta hasta el punto en el que hemos aparcado nuestro vehículo.

Valoración

Una ruta muy interesante ya que podemos disfrutar de magnificas vistas, tanto del litoral como del interior, sobre todo si se tiene la suerte de tener un día despejado. Es recomendable llevar agua suficiente ya que aunque se pasan por varias fuentes, estas no son de las que siempre dan agua. También importante llevar algo de comer para reponer fuerzas.Es aconsejable llevar calzado apropiado por los tramos de fuerte pendiente que nos pueden hacer resbalar, y por algunos tramos de senda es mejor realizarla con pantalón largo.

Se trata de una excursión dura, solo apta para gente que este acostumbrada a caminar o con una mínima forma física, ya que se realiza una ascensión importante, unido a que algunas subidas son de fuerte pendiente. A parte de la importante ascensión, hay un tramo de senda hasta la urbanización que es de descenso con mucha pendiente y resbaladizo.