26 nov. 2008

Bco Pegunta - Pico - Portellas

Ficha Técnica
  • Fecha: 23/11/2008
  • Distancia: 12 Km
  • Desnivel: 1000 m
  • Alt. máxima: 1814 m
  • Tiempo Aprox.: 4h-5h30Min
  • Track GPS: Si

Como este mes cumplimos un año con el blog en funcionamiento, decidimos celebrarlo haciendo un clásico del senderismo de la provincia de Castellón, fuimos a subir al pico del Penyagolosa. Realizamos la ascensión desde el santuario de Sant Joan de Penyagolosa, subiendo por el Barranc de la Pegunta. De ahí subimos hasta el pico.

Para la vuelte teníamos pensado ir al Portellàs,y rodear el pico por detrás por un senda, que no habíamos hecho nunca, y bajar por el pinar Òscur. Cuando llegamos a la senda para bordear el pico íbamos algo justos de tiempo, y viendo que el avance por la senda prometía ser lento,decidimos dejarla para otro día y bajar por pista hasta el inicio de la ruta.

Aunque no conseguimos hacer la ruta completa que teníamos pensada, nos salio una ruta bonita a la par que dura, teniendo una buena excusa para próximamente volver a este precioso rincón de la provincia de Castellón.

Descripción

Iniciamos nuestra ruta desde el santuario de Sant Joan de Penyagolosa donde dejaremos el coche. Comenzamos siguiendo la dirección por la que hemos llegado en coche por la pista asfaltada, cuando hemos recorrido unos metros a nuestra derecha veremos una fuente y el inicio de una pista forestal, seguimos esta. La pista va ascendiendo suavemente, cuando llevamos recorridos unos 400m, la pista realiza una curva a la izquierda, de frente a nosotros veremos unas señales y un gran panel que señalan el inicio del Barranc de la Pegunta. En este punto dejamos la pista.

Seguiremos la senda que allí se inicia. La senda esta bien marcada y no hay problema en seguirla. Solo entrar en la senda veremos el cauce seco de un arroyo, más adelante si que lleva agua el arroyo acompañándonos durante buena parte de la ascensión por el barranco. Nos iremos adentrando poco a poco en un maravilloso bosque lleno de vegetación donde podremos encontrar pinos negros, rojos, enebro, manzanos silvestres, hidras que trepan por los troncos de los árboles, etc... Creo que si se sube al pico vale la pena hacerlo por este barranco para poder disfrutar de este bosque de ensueño.

Llegaremos a la Font Nova, a la altura de esta fuente nosotros nos salimos unos metros del sendero y vamos a buscar un cache que se encuentra bien escondido, tenemos la suerte de cara y lo encontramos relativamente rápido. Seguimos nuestra ascensión y pasaremos junto a la Font de la Pegunta. Continuamos ascendiendo por la senda.

Durante todo el recorrido se han instalado multitud de paneles didácticos que nos van mostrando los diferentes tipos de árboles, y arbustos nos encontramos, además, en la mayoría de ellos, del uso medicinal para el que se utilizaban. Si vas bien de tiempo es muy recomendable parar y leerlos.

La senda finalmente nos llevará a una bifurcación, seguiremos por la derecha que esta señalado dirección del pico y del Barranc del Forn. Seguimos ascendiendo y nos encontramos con una pequeña valla con un agujero, pasamos por este y continuamos. Pronto nos encontraremos a nuestra izquierda una pista, seguimos recto descartando la pista. Cuando hemos recorrido un pocos pasos desde el cruce anterior, veremos otra bifurcación de sendas, nosotros iremos por la izquierda, esta señalada con fitas de piedra, por la derecha hay un poste de madera señalando el Barranc del Forn.

La senda esta señalada con mojones y de vez en cuando se ve alguna señal bastante desdibujada de una PR. La senda parece que discurre por el cauce seco de un torrente. Vamos ascendiendo y hacemos un curva hacía la izquierda, pronto a nuestra derecha se despeja de vegetación, y a lo alto veremos un poste de madera, nos dirigimos hacía él, aquí las fitas están un poco confusas. Llegamos a la pista a la altura donde dejan los coches algunos para subir la parte final de recorrido.

Vamos hacía la derecha y a nuestra izquierda veremos una gran roca en medio de una pista, ahí comienza la senda que nos llevará hasta la cima. En la roca veremos un cartel que indica que están regenerando la senda, y que no nos salgamos del trazado, así que es buena idea hacer caso, ya que esta consiguiendo su objetivo, ya que desde nuestra última visita encontramos la senda mucho mejor, y no un entramado de pequeñas sendas que iban degradando la ladera.

Nos queda la última parte de subida, sin apenas descanso, y en constante subida. Pasaremos por al lado del refugio, y descartaremos las señales que indican al Portellàs. Conforme vamos subiendo va haciendo cada vez más frío, encontrando bien avanzada la mañana algunos restos de las heladas nocturnas. Finalmente llegaremos a la cima, donde esta vez tuvimos mucha suerte y teníamos un día bastante despejado y se veía perfectamente la costa, y un mar de montañas por el interior.

Con lo que no tuvimos tanta suerte fue con el viento, solo llegar a ponernos toda la ropa de abrigo que llevábamos. Comimos algo al abrigo del refugio que nos paraba el viento. Fue acabar de comer algo y aumento considerablemente el viento y la gente que allí nos hayabamos. Así que desistimos de buscar el cache con tantas condiciones en contra.

Comenzamos a descender, y nos dirigimos por el desvío del Portellàs, bajamos por la senda, pero nos pasamos la desviación de la senda y llegamos a la de subida al pico, media vuelta y esta vez si que vemos el desvío, esta marcado con varias fitas de piedra, al principio no se ve senda alguna, después se hace más marcada. Esta senda nos lleva a un collado, nosotros subimos a la otra cima para ver las vistas. Volvimos al collado y empezamos a bajar por una senda muy pedregosa. Aquí encontramos el segundo cache del día.

Hay que bajar con mucho cuidado, llegamos a una senda que esta marcada a nuestra derecha, la empezamos a seguir pero vemos que es difícil avanzar y no llegaremos para comer. Derrotados, decidimos volver a subir por el pedregal, no se lo que es peor, si subirlo o bajarlo, deshacemos nuestro camino por la senda hasta llegar a la pista.

Seguimos la pista por la derecha y comenzamos el descenso por esta. Nos encontraremos varios cruces de pista que seguiremos por nuestra izquierda, algunos están señalados y otros no. La pista va descendiendo rodeado de un precioso bosque de pinos.Finalmente llegaremos donde iniciamos la senda del Barranc de la Pegunta, de ahí al inicio de la ruta por el mismo camino que al prinicipio.

Valoración

Un ruta muy completa ya que podremos disfrutar de un bosque idilico, y de unas magnificas vistas desde la cima del Penyagolosa. Físicamente, si se realiza como nosotros, la ruta es exigente ya que nos encontraremos con una fuerte subida y bajada en el Portellàs (ver la foto). Si no se hace el desvío al Portellàs la ruta ya no es tan dura, y estando mínimamente en forma se puede hacer perfectamente.

La ruta esta bastante bien marcada y lo senderos bien delimitados y fácil de seguir. La única parte algo complicada esta en el desvío del Portellàs, ya que el inicio de las senda es pedregoso y no parece tal, hay que seguir las fitas de piedras.

Durante la ruta nos encontraremos fuente al inicio de las misma y en el Barranc de la Pegunta. La subida es larga y al final se agradece llevar algún bastón que nos ayudará a subir, y según la época, nos ayudará en algún tramo que las piedras resbalan. Ahora que esta llegando el invierno hay que llevar ropa de abrigo para la estancia en la cima y alguna prenda cortaviento que nos proteja. Independientemente de la época de año, si se come en la cima y se baja por la tarde puede ser buena idea llevar chubasquero, ya que el tienmpo puede cambiar el tiempo rápidamente, y ya nos ha pasado que por la mañana hace sol y a primeras horas de la tarde se forma tormenta.

Resumiendo: si nunca has subido hasta el pico y te gusta el senderismo, ¿a que estas esperando? Creo que es una cima que hay que subir que es asequible.

19 nov. 2008

Barranc de la Rambleta - La Bodega

Ficha Técnica
  • Fecha: 04/11/2008
  • Distancia: 6 Km
  • Desnivel: 350 m
  • Alt. máxima: 520 m
  • Tiempo Aprox.: 1h30Min-2h
  • Track GPS: Si

Esta semana os proponemos una pequeña ruta por La Pobla Tornesa que discurre en su mayor parte por senderos entre un bonito bosque de pinos. También nos acercaremos a buscar un cache a mitad de ruta, que se encuentra sin muchas dificultades.

Comenzamos nuestra ruta cerca de la empresa ITACA para continuar por la pista que discurre por el Barranc de la Rambleta, después de 1.5km de pista nos desviaremos por una senda por la que comenzaremos a subir de forma mas pronunciada adentrándonos en el bosque. Acabaremos subiendo a la cima de montaña para ir en busca del cache.

La vuelta la realizaremos por la otra parte de la montaña bordeándola por la parte de La Pobla hasta que finalmente llegaremos hasta la pista asfaltada que nos llevará hasta el inicio de nuestra ruta.

Descripción

Llegamos hasta la Pobla por la CV-10 donde cogeremos la salida que indica el pueblo, debemos cruzar el mismo, y una vez cruzado encontraremos una rotonda, giramos hacía la izquierda en dirección a ITACA. Llegamos a la puerta de la fábrica y continuamos por la izquierda por la pista asfaltada. Nosotros dejamos el coche en una pequeña explanada de tierra a nuestra izquierda. Continuamos unos metros por el asfalta y enseguida se convierte en camino de tierra.

La pista comienza haciendo una pequeña bajada y comienza a subir de forma suave, y pronto nos veremos envueltos por pinos. Continuaremos por las pista principal, descartamos la pisa de la derecha en una bifurcación en forma de V. Continuamos subiendo y veremos alguna pista menos transitada a tanto nuestra izquierda como derecha que descartaremos.

Cuando hemos recorrido aproximadamente un kilómetro y medio a nuestra izquierda veremos una senda que asciende, la seguiremos. No es difícil de localizar ya que es bastante amplia y esta muy marcada. En esta primera parte iremos alternando pequeñas subidas fuertes con otros tramos prácticamente llanos. En estos momentos ya estaremos rodeados de pinos.

Vamos avanzando por la senda y nos encontraremos una senda por nuestra izquierda, la descartamos y continuamos recto. Seguimos ascendiendo suavemente durante un buen rato. Ahora ya no encontraremos ninguna bifurcación hasta prácticamente el final de la ascensión.

Llegaremos una zona donde la subida se hace mas pronunciada, y que además la senda se convierte en un firme muy suelto lleno de piedras sueltas y arenilla, lo que hace un poco mas difícil nuestro avance. El tramo no es muy largo pero se hace algo pesado. Finalmente llegaremos a la altura de una gran fita de piedras con un cartel de madera que indica por la senda de la derecha se va a La Pobla, nosotros nos desviamos por la izquierda para acabar de subir la montaña y disfrutar las vistas.

La senda hace un fuerte subida durante unos metros, después se suaviza y llegamos al punto donde debemos dejar la senda y buscar el cache. Una vez firmado en el libro de visitas y hechas unas fotos desde lo alto deshacemos nuestros pasos hasta el cruce que he indicado anteriormente.

Comenzamos el descenso, al principio nos encontraremos una rampas de considerable desnivel, que se hace difícil de bajar ya que además del desnivel hay un gran surco en la tierra producida por las motos que por allí pasan. Una vez pasado este primer tramo el descenso se hace bastante más suave y fácil de realizar.

En nuestro descenso nos encontraremos con varias bifurcaciones que siempre tomaremos la senda de la izquierda, las otras nos harían bajar hacía el pueblo antes de tiempo. A nuestra izquierda veremos entre los árboles una ermita, nosotros continuamos recto. subiremos un poco y volveremos a descender.

Llegaremos a una especie de pista que seguiremos por la izquierda, veremos una estaca pintada de verde, más adelante veremos otra estaca que indica la senda que hay que seguir. Continuamos por la senda, llegamos a una pista, la cruzamos y continuamos descendiendo por la senda. Nos encontraremos varias variantes de la senda, nosotros hicimos las de la derecha que nos llevan a la puerta de ITACA, donde siguiendo la pista asfaltada llegaremos hasta el inicio de la ruta.

Valoración

Es una ruta fácil, nos encontramos algunos pequeños tramos de fuerte pendiente pero son cortos, lo más complicado puede ser el descenso de las primeras rampas que tienen el surco de las motos. El resto de la ruta no entraña problemas.

La ruta no tiene muchos problemas de orientación, el mayor problema es la parte final de la ruta donde las motos han realizado multitud de variantes, pero vemos la carretera a nuestra derecha y lo que mas nos puede pasar es pisar el asfalto antes de tiempo.

Lo mejor de la ruta son las sendas que discurren subiendo suavemente por el frondoso bosque de pinos. Si decidimos subir hasta la cima de la montaña también podremos ver por una parte las antenas del Bartolo y por el otro las de la Peña.

13 nov. 2008

Moli l'Abad - Minas Hierro - Bco de Ferre

Ficha Técnica
  • Fecha: 09/11/2008
  • Distancia: 8 Km
  • Desnivel: 650 m
  • Alt. máxima: 890 m
  • Tiempo Aprox.: 3h-4h
  • Track GPS: Si

El domingo realizamos una nueva excursión por la Tinença de Benifassa, esta vez nos basamos en una ruta publicada en el blog Vamos de ruta, nosotros la acortamos no yendo al punto geodésico, cosa que al final agradecimos. La ruta tiene forma de sarten, la parte inicial y final de la ruta discurren por el mismo sendero. La totalidad del recorrido se realiza por senderos, una parte del mismo difícil de seguir.

La ruta comienza en el mismo pantano de Ulldecona por una senda junto al Molí l'Abad. La senda realiza unos pequeños subí-bajas suaves, para pasar a subir de forma pronunciadas según vamos avanzado, al final tenemos una fuerte subida durante un par de kilómetros, con algún pequeño descanso de por medio. Al final llegamos a las minas de hierro en la parte más alta de la ruta. El camino de vuelta comenzamos recorriendo toda la parte alta de la montaña para ir a buscar el Barranco de Ferre por el cual descenderemos.

El descenso se realiza por una bonita senda que va zigzageando entre el bosque, descendiendo de forma pronunciada, por lo que hay que ir con precaución. Finalmente enlazamos con la senda que nos lleva en un suave subí-baja hasta el pantano nuevamente.

Descripción

El coche lo podemos dejar en el parking que se encuentra junto al Molí l'Abad, si no se puede dejar ahí, cruzamos el puente, y solo cruzarlo podemos aparcar en una pequeña explanada a nuestra izquierda, o en un lateral de la pista de la derecha. Una vez aparcado el coche seguimos la carretera hacía la Senia y junto al hotel veremos una senda empedrada que sube. Parece que se propiedad del mismo, pero no, así que subimos por ahí. Pronto dejaremos atrás las edificaciones y nos adentramos en el bosque.

La senda va ganando altura y empezamos a ver unas buenas vistas del pantano, pero no es nada comparado con lo que vendrá más adelante. Comenzaremos a descender y nos acercamos de nuevo al pantano, caminando un buen rato paralelos al mismo. Pronto comenzamos a subir de nuevo, nos encontraremos con una roca de considerable tamaño a nuestra izquierda con una fita de piedras encima, en este punto a nuestra derecha veremos una senda que va en dirección contraría a la nuestra, por este camino regresaremos más adelante.

La senda continua ascendiendo por el bosque de pinos, esta se encuentra bien marcada y no hay problemas para seguirla, poco a poco se va cerrando de hierba que humedece nuestro calzado y pantalones, pero todavía ese fácil seguirla. Nos encontraremos con un cruce de sendas con mojones de piedras las dos, el camino más fácil y tendencia es ir por la izquierda, pero hay que seguir recto subiendo un escalón que hace una roca.

Cada vez tenemos más cerca la cima de la montaña, que se levanta frente a nosotros mostrándonos una impresionante pared de piedra. Salimos del bosque y entramos en una zona de bosque bajo, la senda ahora esta muy desdibujada y de vez en cuando nos vamos encontrando alguna fita de piedras que nos ayudan a seguirla. Ya estamos muy cerca del final de la subida, y ahora la pendiente ya es exigente. Nos adentramos de nuevo en el bosque y aquí la senda empieza a estar muy dudosa, llega un momento en que la perdemos y vamos avanzando como podemos, buscando el mejor camino entre los abundantes árboles y arbustos. Aunque sin senda no tiene perdida por que a nuestra derecha vemos todo el rato el muro de roca que tenemos que bordear y debemos avanzar paralelos a esta. Finalmente llegamos una zona sin vegetación y con desprendimientos de piedras, por el lateral derecho según se sube, se vuelve a intuir la senda que seguimos.

Según vamos subiendo nos encontraremos con dos enormes agujeros que son las minas de hierro, alrededor de los mismos veremos pequeñas piedras, que parecen restos de la actividad minera. Una vez hemos observado las dos cavidades continuamos ascendiendo hasta la parte alta de la montaña, veremos una senda bien definida que se dirige hacía nuestra derecha, la seguimos. Nos llevará a una zona rocosa donde volvemos a perderla. Debemos continuamos recto por la parte alta de la montaña, hay algún paso un poco complicado que nos tenemos que ayudar de las manos para subir una roca y poder continuar. Nos encontraremos con otro agujero menos profundo, a este se puede bajar, y en un lateral tiene el comienzo de una galería que se adentra en la montaña.

Veremos unas cintas colgadas de los árboles, ahora debemos seguir estas cintas que nos irán marcando el camino, el cual va realizando pequeñas subidas y bajadas, hasta llegar a un punto en que vemos delante de nosotros una buena subida, por suerte nosotros nos desviamos hacía la derecha a comenzar a realizar la bajada larga y pronunciada. Este giro también esta marcado con las cintas que nos acompañarán en prácticamente todo el descenso, cosa que se agradece ya que la senda esta muy tapada de hierbas y si no es por estas marcas en algunos puntos se hace difícil determinar por donde discurre la misma.

Descendemos con precaución por la senda ya que la hierba y numerosas rocas lisas están muy húmedas convirtiéndolas en una pista de patinaje, yo no tuve muchos problemas, pero Amparo si que tuvo algún que otro susto. Vamos descendiendo poco a poco por el Barranco de Ferre. La mayor parte del descenso discurre entre un bonito bosque de pinos, por una senda que la única dificultad que encontraremos, como he comentado, es la humedad. Finalmente la senda nos llevará a un cruce con otro sendero, nosotros seguiremos hacía la derecha en ascenso. Realizamos una pequeña ascensión, pasamos por una zona inclinada con mucha piedra suelta en toda la ladera de la montaña que hace algo complicado cruzarla.

La senda se suaviza, nos llevara a pasar junto a las ruinas de una casa que veremos a nuestra izquierda, pasamos a su lado y continuamos subiendo un poco mas. Tras es pequeña subida comenzamos otro pequeño descenso que nos llevará a la senda que hicimos al principio de la ruta, ahora la seguimos hacía nuestra izquierda para deshacer el subí-baja inicial.

Con la hora justa llegamos al self-service que se encuentra en el hotel dimos cuenta de una buena comida a base de carne a la brasa, solo por esto es una buena excusa para acercarse a la zona.

Valoración

Es una ruta algo complicada ya que aunque no se trata de una ruta especialmente larga, se juntan varios factores que la hacen dura. Primero nos encontraremos con una fuerte subida que hará que nos la tomemos con tranquilidad. Después nos encontramos con la dificultad para seguir el camino, sobre todo al final de la subida, haciendo nuestro avance más lento, a nosotros nos tuvimos la necesidad de avanzar abriéndonos camino atraves de las ramas y arbustos, lo que hizo perder bastante tiempo. Finalmente nos encontramos con algunos pasos que son algo complicados de salvar, no son muy difíciles pero hay que utilizar las manos, o ir con mucha precaución según el caso.

En toda la ruta no nos encontramos con ninguna fuente en todo el recorrido, así que llevar suficiente agua, ya que aunque era un día fresco, que no especialmente frío, la exigente subida te hace entrar en calor rápidamente y te da ganas de beber. Muy recomendable también llevar botas impermeables, ya que nos encontramos con mucha hierba durante gran parte del recorrido, y según la época del año, como ahora en otoño, la hierba se encuentra húmeda y pueda acabar empapándote los pies. Creo que también es muy recomendable llevar bastones que nos serán de ayuda en el descenso que al estar bastante húmedo puede hacer que resbales.

No todo va a ser malo en la ruta, ya que durante la misma podremos disfrutar de unas magnificas vistas del pantano en la subida. Una vez coronemos la montaña aparte de las vistas desde la cima que también valen la pena, ya que veremos la Senia a nuestro frente y en un día despejado se debe ver la costa, nosotros solo la intuimos un poco lo que nos parecía el litoral, tendremos las minas de hierro son curiosas de ver, hay muchas posibilidades de ver cabras montesas, nosotros vimos un grupo de tres, que desaparecieron en un abrir y cerrar de ojos.

11 nov. 2008

Fredes - Tossal dels Tres Reis

Ficha Técnica
  • Fecha: 08/11/2008
  • Distancia: 9.5 Km
  • Desnivel: 450 m
  • Alt. máxima: 1350 m
  • Tiempo Aprox.: 3h-3h30Min
  • Track GPS: Si

El sábado fuimos a Fredes a realizar una ruta a la que ya le teníamos ganas: El Tossal dels tres Reis. Se trata de una ruta sin mucha dificultad, ya que no hay grandes desniveles, y parte de la ruta discurre por pistas de tierra en muy buen estado. De hecho se puede ir con turismos prácticamente hasta la cima del tossal.

El Tossal del tres Reis, como su nombre deja entrever, es el punto donde se encuentran las tres comunidades o reinos: Aragón, Cataluña y Comunidad Valenciana. Así, con unos pocos pasos podremos visitar las tres comunidades, además de poder disfrutar de las vistas que nos ofrece el Tossal.

La ruta es circular completamente, no se repite ningún tramo, se inicia desde el mismo Fredes, por pista, seguiremos por una senda de subida que nos llevará hasta otra pista. Esta pista nos llevará hasta las cercanías del Tossal, donde llegaremos por una senda, en vez de por la pista. Después descendemos por un sendero hasta el Mas del Ric de Fredes, e iremos a buscar la GR-7 que seguiremos hasta Fredes.

Descripción

Llegamos a Fredes y dejamos el coche a la entrada del pueblo ya que suele haber bastante sitio donde aparcar. El día de la excursión llevaba poca agua con la intención de rellenar en la fuente que se encuentra en la entrada del pueblo, cual fue mi sorpresa al encontrármela sin caño y sin agua. Por suerte para mi, no era una ruta larga, y sobre todo no era un día que hacía calor, así que tuve suficiente con el agua que llevaba y la que me dio Amparo, que ella si que llevaba suficiente. Una vez aparcado el coche seguiremos la pista que veremos a nuestra izquierda, mirando al pueblo desde la carretera por donde hemos llegado.

La pista comienza a ascender poco a poco, cuando llevamos unos 230m por la pista, a nuestra derecha veremos una senda, o lo que se intuye de ella. Se encuentra antes de una curva a la izquierda que hace la pista. La senda esta bastante desdibujada, la seguimos al principio, pero en un punto la perdimos y tuvimos que ir un poco campo a través, y gracias al GPS, llegar de nuevo a la senda, esta vez marcada con fitas de piedra y sin dificultad para seguirla. Sino se encuentra la senda se puede continuar por la pista, descartando las pistas que habrá por la izquierda hasta llegar a una bifurcación en forma de V que es donde nos lleva la senda. Esta opción es algo más larga que seguir la senda indicada.

Como he comentado la senda una vez encontrada la correcta,es fácil de seguir, y nos lleva en ascenso entre pinos y monte bajo. Encontraremos una bifurcación en forma de V, seguiremos por la senda de la derecha, por la izquierda iríamos a encontrarnos con al GR-7 que más adelante seguiremos. Al final, como he comentado anteriormente, la senda nos lleva hasta una pista que seguiremos hacía nuestra derecha. Es una pista muy ancha y en muy buen estado, vamos unos metros por esta y veremos otra pista que discurre paralela a pocos metros de la primera. Nos cambiamos de pista y vamos a esta más estrecha. En unos pocos metros la pista estrecha se va alejando hacía la izquierda de la pista ancha.

El camino discurre prácticamente en terreno llano con pequeñas oscilaciones y tirando suavemente hacía arriba, pero es muy cómodo caminar por ella. Nos cruzamos con gran cantidad de coches de gente que va o viene de buscar setas. Tras una curva cerrada a la derecha a nuestra izquierda veremos una senda ancha, con la que completamos una Z con la anterior curva, seguimos por esta. Si no se ve y continuas por la pista no pasa nada, ya que la senda simplemente ataja una curva cerrada larga que realiza la pista.

Pronto nos encontraremos con otra bifurcación, esta vez en forma de V, en este cruce no hay problemas, ya que la pista de la izquierda tiene una puerta, así que continuamos por la derecha. Desde este punto seguimos la pista durante unos 750m y al final veremos como un ensanche de la pisa por la derecha, donde veremos una senda señalada con una fita de piedras que seguiremos. Delante nuestro ya se encuentra el Tossal. Continuamos la senda y entonces tendremos el Tossal a nuestra izquierda, nos encontraremos una bifurcación con una senda que baja, la cual descartamos y continuamos recto. Esta senda nos llevaría al Mas del Ric, nosotros continuamos subiendo. Pronto realizará un giro hacía la izquierda para dirigirnos a la ascensión final, que por esta parte tiene cierta inclinación. La senda nos lleva a una pared de rocas, que por la parte de más a la izquierda se puede subir sin problemas y hemos llegado hasta nuestro objetivo..

En el tossal veremos un poste señalando el punto donde se unen las tres comunidades, desde donde podremos disfrutar de unas magnificas vistas. Comenzamos el descenso por la parte de la provincia de Cataluña, veremos una senda que va descendiendo, la seguimos. La senda no es muy definida, de vez en cuando veremos una fita de piedra. Iremos en descenso y siguiendo recto, la parte menos visible de la senda es la parte final, cuando se hace prácticamente llano, entonces llegaremos a una pista que seguiremos hacía la derecha.

Pronto llegamos a una bifurcación, nosotros lo que hicimos fue seguir por la izquierda y por una una pequeña senda/campo a través que encontramos por la derecha de la pista llegamos al Mas del Ric por la parte de atrás, y bordeando la casa, entre ramas, llegamos a la parte frontal del mismo. La mejor opción, viendo ahora el mapa, hubiese sido seguir recto en la bifurcación y después hacía la izquierda para llegar a la parte frontal Mas. Lleguemos como lleguemos, mirando al mas de frente seguiremos por nuestra derecha por la pista ancha. Tras recorrer unos 50-100m veremos a nuestra derecha una pista con una cadena. Pasamos la cadena y seguimos la pista, en unos pocos metros veremos las señales rojas y blancas del GR-7.

Ahora debemos seguir las señales del GR, que parece que están repintadas desde hace poco, ya que la pintura se encuentra en muy buen estado y son perfectamente visibles. Es una senda muy bonita que discurre entre el bosque, nos encontraremos un par de repechones cortos, pero en su gran mayoría va descendiendo hacía Fredes.

Finalmente llegamos al pueblo, lo hacemos por el Este del mismo, así que lo cruzamos para llegar al inicio de nuestra ruta. Para recuperar fuerzas nos quedamos a comer en el restaurante nuevo, por lo menos para nosotros ya que no estaba en la última visita, que se llama La Taberna, donde comimos bien y con un trato exquisito.

Valoración

Es una ruta muy sencilla, no muy larga y con poco desnivel. Tiene el encanto de llegar al punto singular donde se unen las tres comunidades, además de ofrecernos en este punto unas buenas vistas. La vuelta a Fredes por el trazado del GR también nos gusto mucho, ya que no es duro y permite disfrutar del magnifico entorno por donde discurre.

La ruta en parte esta marcada, ya que de vez en cuando se ven unas marcas rojas que es el camino que vamos siguiendo, pero son bastante excasas, y creo que insuficientes, pero puede ayudar saberlo. La senda inicial nos costo seguirla al principio, y gracias al GPS pudimos volver de nuevo al buen camino, como ya he comentado una vez en él se encontraba bien delimitado. Puede ser que cogiésemos un camino incorrecto al principio. La vuelta hasta Fredes no hay problema ya que seguimos el GR-7, y esta bien señalizado.

Si la ruta se realiza en Otoño, como hemos hecho nosotros, nos encontraremos con gran cantidad de coches por las pistas de gente que esta buscando setas. Las pistas están en buen estado, por lo que puede ser una buena ruta para hacer con los más pequeños, eso si partiendo del Mas del Ric, como parece que hicieron unas familias que nos encontramos.

4 nov. 2008

Pla Muletes - Sufera

Ficha Técnica
  • Fecha: 02/11/2008
  • Distancia: 6.5 Km
  • Desnivel: 330 m
  • Alt. máxima: 665 m
  • Tiempo Aprox.: 2h-2h30Min
  • Track GPS: Si

El domingo teníamos previsto realizar una ruta larga, pero amaneció lloviendo de forma abundante, así que cancelamos la salida, ya que parecía que iba a continuar lloviendo durante mucho tiempo. A mitad mañana vimos que paraba de llover y escampaba, así que decidimos acercarnos a buscar el cache que se encuentra en la Sufera.

Partimos del Pla de Muletes para dirigirnos a la Sufera, solo salir ya se ve a nuestra derecha, muy cercana, pero debemos realizar un buen rodeo para llegar hasta ella, desde donde se tienen unas magnificas vistas. El cache se encuentra bien escondido y en perfecto estado.

Descripción

Llegamos en coche hasta el Pla de Muletes, para llegar hasta aquí seguimos la carretera del desierto, nosotros lo hicimos por la parte de Castellón, pasamos el Monasterio nuevo, dejamos atrás el mirador del desierto y la Fuente de San José. Dejaremos la carretera en la primera pista asfaltada que veremos a nuestra izquierda, para entrar hay que hacer una curva cerrada que nos llevará en dirección contraria a la que llevábamos. La Pista al principio es bastante ancha, después se estrecha y se empina de forma considerable. Aunque el asfalto esta a trozos mal se puede hacer perfectamente con un turismo. Cuando llegamos a la tierra dejamos el coche. También se podría alargar la ruta llegando hasta aquí por la senda que viene de la fuente de San José, pero por cuestión de tiempo nosotros acortamos.

Mirando a la casa que nos encontramos de frente al llegar al Pla, seguiremos por la pista de la izquierda y comenzaremos a ascender. Cuando llevamos unos metros nos encontraremos una pista a nuestra derecha que esta indicada con una señal de la Font de Roc, nosotros continuaremos recto en ascenso.

La pista continua ascendiendo sin descanso, algún tramo con pendiente considerable, así que vamos ganando altura, y contemplaremos unas buenas vistas de las costa, de las agujas de Santa Agueda, y mas arriba el pico del Bartolo.

Seguimos por la pista principal y bien marcada, pasaremos por unas casas, y continuamos ascendiendo. Nos encontraremos una pista a nuestra izquierda que asciende de forma considerable, se dirige a la caseta forestal y se puede ir al Bartolo, continuamos recto. Continuamos ascendiendo ahora de forma mas suave. A nuestra derecha podremos ver el Prat de Cabanes, y si el día acompaña se puede ver Alcocebre y Peñiscola.

Llegamos a un cruce, seguiremos por la derecha, por la izquierda descenderíamos un poco para después volver a ascender hasta el Bartolo. Seguimos la señal hacía Les Santes y comenzamos a descender. Llegaremos a una curva hacía la izquierda que se encuentra empedrada, y en frente veremos un panel informativo, bueno era antes, ahora le han arrancado la parte con información y queda la estructura donde se apoyaba. Pasados este punto veremos una pista más estrecha por la derecha, continuaremos esta pista que nos lleva hasta El Castell de la Sufera, aunque tenga este nombre, no tiene restos de Castillo.

Una vez encontrado el cache, y disfrutado del lugar, deshaciendo nuestros pasos volvemos al inicio de la ruta.

Valoración

Se trata de una ruta de ida y vuelta por el mismo sitio, no me gusta especialmente este tipo de ruta, pero debido al poco tiempo que teníamos, era una buena opción para volver a dar un paseo por la montaña.

La ruta es sencilla ya que discurre en su totalidad por pistas, así que nos encontraremos un camino sin ninguna dificultad. La orientación es bastante sencilla ya que se continua siempre por la misma pista dirección hacía les Santes, solo dejamos la pista principal para dirigirnos hasta la Sufera, pero teniendo el punto de referencia que he indicado no hay ningún tipo de problema para encontrarlo.

Lo mejor de la ruta son las vistas que tendremos del litoral, y al final la recompensa de encontrar el cache. Si se realiza la ruta en verano hay que tener en cuenta que apenas hay sombras y no pasamos por ninguna fuente.