23 sept. 2009

PRV-314 Espadilla- Peña Saganta

Ficha Técnica
  • Fecha: 20/09/2009
  • Distancia: 11 Km
  • Desnivel: 520 m
  • Alt. máxima: 720 m
  • Tiempo Aprox.: 3h-4h
  • Track GPS: Si

Esta domingo nos acercamos a Espadilla para subir a la Peña Saganta siguiendo el trazado del PRV-314. En esta ocasión nos acompaño Sergi en la excursión.

Prácticamente la totalidad del recorrido se realiza por senda, excepto un pequeño tamos que se realiza por una pista cementada hasta que da comienzo la senda. Nosotros realizamos el recorrido en sentido antihorario.

Descripción

Llegamos a Espadilla, hace una mañana fresca aunque soleada, un buen día para ir de excursión. Llegamos por la carretera que viene de Onda, se trata de un camino con muchas curvas, por lo que en fin de semana nos encontraremos con muchos moteros, que es una carretera muy frecuentada por ellos. Entramos a Espadilla y en seguida veremos un poste del PRV-314, no podemos aparcar por allí cerca, los sitios para ello ya están ocupados. Nos adentramos en la población hasta una plaza donde encontramos sitio para aparcar.

Desandamos nuestros pasos hasta el poste que hemos visto, mirando al poste, seguimos por nuestra derecha ascendiendo por la pista asfaltada, hacer un par de curvas cerradas que nos hacen subir de forma rápida, pasamos cerca de la perrera y al final de la calle vemos un poste de madera que indica la senda.

La seguimos. Frente a nosotros vemos el castillo, parece que esta muy alto, pero pronto lo veremos debajo nuestro. La senda no tiene perdida y va subiendo de forma constante. La senda se encuentra rodeada de matorral bajo, y en algunas ocasiones nos adentramos en alguna zona con bastantes pinos jóvenes que están repoblando la zona.

Vamos subiendo a paso tranquilo y disfrutando de las vistas, a nuestras espaldas se puede ver perfectamente la cima del Penyagolosa. La senda esta bien delimitada, aunque no vemos señales blancas y amarillas, no hacen falta, ya que no hay otro camino posible y el sendero se puede seguir perfectamente. Vamos ascendiendo hasta llegar a la Fuente de la Piqueta. En este punto hay un poste con señal metálica que indica el nombre de la fuente y la altura a la que nos encontramos. La fuente esta bastante seca, si abrimos la puerta de la fuente vemos algo de agua, pero que no invita a ser consumida.

A nuestra izquierda vemos una gran pared de piedra, vamos a rodearla para subir hasta la cima de la Peña Saganta, así que vamos ascendiendo, la senda va realizando un continuo zigzag, que nos hace ganar altura con rapidez. Llegamos al final de una loma y comenzamos a descender de forma suave. Nos cruzamos con un grupo de excursionistas que realizan la ruta en sentido contrario. Todavía no hemos acabado el ascenso, esto dura poco tiempo, a nuestra izquierda, pronto podremos ver una senda que sube por la loma de enfrente, esa ese nuestra senda, así que pronto volveremos a subir de nuevo.

Acabamos el descenso, y comenzamos la última subida, que nos lleva a una bifurcación, donde encontramos un poste metálico, seguimos por la izquierda para ir hasta la Peña Saganta, más tarde volveremos por el mismo caminos hasta esta bifurcación. La senda que nos lleva hasta la cima de la peña se en cuenta salpicado de grandes rocas, lo que hace que sea más fácil ir caminando sobre ellas que andar subiendo y bajando escalones continuamente.

Llegamos hasta el borde del cortado, impresiona mucho cuando te acercas un poco al borde, menuda caída... Las vistas desde allí son muy buenas. Aprovechamos y buscamos el cache que se encuentra en la zona, después de unas vueltas lo encontramos sin problemas. Firmamos en el libro de visitas y retomamos el camino.

Desandamos nuestros pasos hasta llegar de nuevo a la bifurcación, seguimos la senda por la izquierda y comenzamos a bajar de forma más pronunciada. La senda es bastante pedregosa y en tramos con piedra suelta, así que hay que ir con precaución. El descenso nos lleva a una bifurcación, de nuevo perfectamente señalizada con un poste, hacía la derecha nos indica hacía Ayódar, nosotros por la izquierda, la placa que indica nuestra dirección se encuentra a pie de poste suelta.

En pocos metros dejamos a nuestra derecha una construcción en piedra seca. Vemos que se acercan una nubes amenazadoras, por ahora son pocas, pero tienen mala pinta, continuamos el descenso. Nos encontramos a una pareja que van haciendo el camino en dirección contraria, saludos, y continuamos bajando. A nuestra izquierda nos vigila desde las alturas la cima de la Peña Saganta, la verdad que vista desde abajo y con fondo de nubes negras impresiona.

Continuamos el descenso, hacemos alguna pequeña subida, y continuamos el descenso, pronto vemos el pueblo, pero para bajar hasta él tenemos que hacer un rodeo por la ladera de la montaña, así que aún nos queda algo de camino. Vamos avanzando y llegamos a un cruce donde el poste nos indica que por nuestra izquierda podemos llegar hasta el Castillo, nosotros continuamos recto, que vamos justos de tiempo, además el cielo se ha ido cubriendo cada vez más.

Continuamos avanzando hacía el pueblo y comienzan a caer algunas gotas de lluvias, pero muy pocas. Llegamos a una zona de descenso con continuos zig zags empedrados, aumenta un poco la lluvia y comienza a caer llovizna.

Ya estamos en las afueras del pueblo, acabamos el descenso y llegamos al poste de la ruta inicial donde comenzamos la ruta. Como no, cuando estamos por las primeras casas comienza a llover de forma más fuerte, por suerte estamos cerca de unas casas donde nos refugiamos.

Espero que la forma de entrar últimamente a los pueblos no se convierta en una tónica para esta temporada de excursiones, sino vamos a acabar siempre pasados por agua.

Valoración

Bonita ruta que discurre prácticamente en su totalidad por senda. Encontramos un pequeño tramo de pista cementada al principio de la ruta pero son unos pocos cientos de metros. La subida inicial no es demasiado larga y no se hace pesada, si se esta acostumbrado a hacer deporte no debe entrañar ningún problema. Lo mejor de la ruta son las vistas que podremos disfrutar desde la cima, el respeto que da asomarse un poco al cortado de la peña, desde donde podemos ver Espadilla.

La ruta se encuentra marcada como PR, no se ven muchas señales blancas y amarillas durante el camino, pero las vemos donde se necesitan: en los cruces. Además nos guían perfectamente en cada uno que nos encontramos, indicando distancia y tiempo estimado. Nos encontramos con una fuente pero bastante seca y con un agua que no invita a ser bebida.

La mayor parte del recorrido discurre entre monte bajo, sin árboles que nos den sombra, así que si es un día caluroso, cuidado con el calor.

7 comentarios:

Impresiona el sendero desde el que se ve el riachuelo al fondo y la Peña Saganta arriba.

Por cierto, si quereis ver una panorámica de Ayódar y teneis tiempo, el pueblo de Ayódar está muy cerca del desvío que se encuentra en el camino PRV-314.
 
Hola Oriol,
la verdad que ese tramo de sendero que discurre por la ladera de la montaña es muy bonito.

Si volvemos a pasar con tiempo por ahí me apunto lo de la panorámica de Ayódar.
 
carlos, llegar hasta peña saganta en bici maomenos como lo ves ? ... es decir, podríamos acercarnos con la bike por esa zona ? :)


Dandy
 
Llegar hasta la penya Saganta, complicado lo veo en bici. Subir por pista hasta mitad y bajar por la senda aún sería factible.
 
hello... hapi blogging... have a nice day! just visiting here....
 
Hola Carlos:

Hemos decidido realizar esta ruta el próximo uno de mayo, realmente y tras leer tus claras explicaciones, parece que no hay problema ni dificultad alguna, no obstante ¿nos darías algún consejo o recomendación especial para realizar o disfrutar un poco más de esta ruta?

Saludos
 
Hola José,
La ruta esta perfectamente señalizada y no hay problema en seguirla. Buscar el cache que hay en la Penya Saganta. Para esas fechas no hará mucho calor, que no hay muchas sombras en el camino.