23 jun. 2010

Pinares de Rodeno

Ficha Técnica
  • Fecha: 20/06/2010
  • Distancia: 10.5 Km
  • Desnivel: 520 m
  • Alt. máxima: 1360 m
  • Tiempo Aprox.: 2h-3h
  • Track GPS: Si
El domingo amaneció bastante nublado, y con nubes bastante oscuras que amenazaban lluvia. Lo que más nos sorprendió fue los 9ºC con los que amanecimos en el pueblo de Teruel, que frío para esta época del año, menos mal que cogimos el polar.

La ruta que tenemos planeada para este día es ir hasta el parking y merendero que hay en el paraje de Pinares de Rodeno. Desde este punto bajaremos hasta Albarracín, primero por una pista entre el precioso pinar y visitando algunas pinturas rupestres. La vuelta la realizamos siguiendo el trazado del GR-10, que una vez se adentra el en barranco del Cabrerizo o del Navazo, se convierte en una senda espectacular, un riachuelo que cruzaremos en innumerables ocasiones, gran cantidad de pino rodeno y dos impresionantes paredes de piedra que flanquean ambos lados.

Descripción

Nos levantamos el domingo, y como he comentado nos encontramos el tiempo un poco revuelto con frío, viento y amenaza de lluvia. Nos dicen que no lloverá, y quien mejor que alguien de la zona para dar la predicción del tiempo, así que decidimos realizar la ruta.

La ruta se inicia en el merendero que hay en el paraje del Pinares de Rodeno, para llegar hasta él hay que seguir la carretera que une Albarracín y Bezas, a unos cuatro kilómetros de la primera población esta el paraje. Hay una gran zona de parking donde dejar el coche, siempre hay mucha gente, ya que hay una zona que se pueden visitar pinturas rupestres, además encontraremos escaladores, fáciles de reconocer por las colchonetas que portan a sus espaldas. También hay merenderos y paelleros, como ves es difícil no ver la zona con tanta actividad como hay.


Llegamos al inicio de la ruta sobre las 10:30h y el termómetro del coche marca 11ºC y con el viento hace un frío considerable, para combatirlo no hay nada mejor que comenzar a caminar. Cruzamos la carretera y seguimos las señales de GR-10 y otras que indican las pinturas rupestres. Vamos caminando por una pista que comienza a ascender un poco.


El GR-10 se desvía por la izquierda, por ahí volveremos más tarde, nosotros seguimos recto dirección las pinturas rupestres. Nos desviamos para visitar algunas y volvemos de nuevo a la pista para continuar. Estas pinturas están declaradas patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Iremos siempre por la pista, rodeados por gran cantidad de pinos y las características rocas de la zona.


Este primer tramo es muy bonito, nos encontramos gran cantidad de charcos. Comenzamos a descender, a nuestra izquierda veremos una fita de piedras, abandonamos la pista y seguimos la senda que se intuye. No esta muy definida pero con las fitas y lo que parece que es la senda no tenemos problemas en seguir el camino.


Llegamos a una pista, seguimos recto en descenso. Ahora vemos señales blancas rojas y amarillas que nos acompañaran hasta Albarracín. La pista se estrecha y comenzamos a descender por una zona un poco pedregosa, los pinos ya son historia. Entramos en una zona desolada, y menos mal que no hace calor a pesar que se ha despejado el día, porque no se ve un atisbo de sombra en el recorrido.


Pasamos junto a una fuente, bueno un lugar donde brota el agua del suelo, no tiene caño y hay un letrero que pone No Potable, de esta fuente me lo creería. Seguimos descendiendo, hay gran cantidad de letreros de madera que indican el nombre de las plantas, pero desafortunadamente ya no son legibles.


Antes de llegar a la asfalto pasamos por una caseta llena de perros, por suerte todos bien atados, que nos deleitan con un buen coro de ladridos a nuestros paso. Llegamos a las afueras de Albarracín, seguimos la calle asfaltada principal sin desviarnos, a nuestra izquierda veremos el entrador a Dinopolis, seguimos recto. Llegaremos a un cruce, a nuestra derecha se va al centro de Albarracín, y se ve un panel de madera con un mapa con las rutas marcadas.


Nosotros seguimos por la carretera por la izquierda, a los pocos metros hay una desviación por la izquierda por una pista de tierra. Esta se encuentra convenientemente marcada con las marcas del GR, así pues, abandonamos el asfalto. La pista comienza en leve subida, pasamos junto a una casa, y luego nos acercamos hasta casi al lado de Dinopolis, aquí el camino realiza un giro y nos vamos adentrando en el barranco.


Vamos junto a un riachuelo y el borde de este se encuentra lleno de chopos. Poco a poco nos vamos adentrando cada vez mas en el barranco. Pronto la pista se convierte en senda y nos adentramos en el bosque de pinos. Las paredes del barranco se van acercando haciendo el lecho más estrecho. Es realmente un paseo bonito.


Vamos subiendo de forma constante por el lecho del barranco. Cruzamos en varias ocasiones el riachuelo. Llegamos a una zona de pinturas rupestres. Después de la visita continuamos ascendiendo. A nuestra derecha vemos una senda que asciende, esta lleva a un mirador y a la carretera, así que continuamos ascendiendo. Ahora el ascenso es algo más pronunciado y el camino discurre un tramo sobre rocas.


El sendero se vuelve a suavizar y podemos disfrutar del agradable paseo entre los pinos, ahora la temperatura ha subido respecto a esta mañana y estaremos disfrutando de unos agradables 17ºC. Llegamos a una pista, seguimos por la derecha desandando nuestros pasos hasta el coche.


Valoración

Una ruta sin mucha dificultad, y sin grandes desniveles apta para mayoria de gente. La ruta tiene muy buenos paisajes en la zona del Pinar de Rodeno, por contra la zona de los alrededores de Albarracín es bastante fea, pero por suerte es un tramo corto. Además de los paisajes tendremos la oportunidad de visitar varias zonas con pinturas rupestres.


Encontramos un par de fuentes durante el trayecto, pero no aseguran agua, así que mejor llevar agua, además una de ellas no da mucha confianza para beber como ya he comentado.


La ruta esta prácticamente marcada, la vuelta lo esta perfectamente, la ida solo entraña problema la senda por la que unimos las dos pistas (o atajamos una larga curva), esta señalizada con una fita de piedras, pero no es evidente del todo que sea una senda, quitado este punto, el resto creo que se puede realizar sin problemas.