22 abr. 2009

Acensión al Cerro Carluca

Ficha Técnica
  • Fecha: 15/04/2009
  • Distancia: 11.5 Km
  • Desnivel: 1100 m
  • Alt. máxima: 1450 m
  • Tiempo Aprox.: 4h-5h
  • Track GPS: No

Aprovechando que hemos estado pasando unos días en la provincia de Jaén nos acercamos al Parque Natural de Sierra Magina para realizar una ruta. Cazorla nos pillaba un poco más lejos, así que nos decidimos por esta sierra. Después de una búsqueda de excursiones, vimos una ruta en wikiloc que se adaptaba a nuestras necesidades y nos la bajamos para realizar. Nos pusimos en contacto con sus autores para ver si nos podían dar algo de información, agradecer al Club La Pandera por la información que nos proporcionaron para la realización de la misma y por compartir sus tracks.

La ruta comienza desde el área recreativa de la Ermita de Cuadros situado a unos 500m de altitud, que se encuentra a pocos kilómetros de Bedmar. Siguiendo una serie de pistas, principalmente y sendas ascendemos hasta la cima del cerro Carluca, sobre los 1450m de altura, salvando mas de 950m de desnivel en menos de 7km, se puede considerar una buena ascensión.

Descripción

Como he comentado la ruta se inicia en el área recreativa de la ermita de Cuadros, para llegar hasta ella hay que dirigirse a la población de Bedmar, en la entrada de la misma se inicia la carretera JV-3222 que se dirige al inicio de la ruta, en el último tramo hay que dejar la carretera y seguir una pista de tierra en buen estado hasta el área recreativa donde dejamos el coche. La pista es apta para turismos. Una vez en el área recreativa vemos que existen una serie de rutas por la zona, una buena alternativa si no se quiere realizar la ascensión completa y por el último sendero que hicimos, parece que son muy recomendables.

Las previsiones daban altas probabilidades de lluvia para este día, pero nos apetecía hacer una ruta por la zona, así que nos levantamos y desayunamos fuerte, vamos arrasamos con el buffet. Salimos del hotel y parece que esta bastante despejado, la cosa parece que pinta bien. Comenzamos el viaje en coche hasta el inicio de la ruta.

Conforme nos vamos acercando a Bedmar el cielo se va nublando cada vez mas, pronto vemos las montañas cubiertas por unas nubes negras, parece que nos estamos dirigiendo a Mordor. Va a ser que en la sierra si que se van a cumplir las altas probabilidades de lluvia, llegamos al área recreativa, nos ponemos la botas y comenzamos a caminar, desandando el camino que habíamos hecho con el coche. Los picos más altos continúan cubiertos por la amenazadoras nubes.

Subimos un poco y volvemos a descender hasta la carretera, la seguimos por la parte que no hemos recorrido en coche, es un tramo corto y comenzamos a ascender de nuevo. Llegamos al final de la carretera y comienza una pista de tierra por la que continuamos, comienza una lluvia fina, bueno si esto es todo no pasa nada, seguimos con el camino.

Vamos avanzando por la pista y nos adentramos en un mar de olivos, cultivo que domina estas tierras. Descartamos el desvío que va hacía la Torre de Cuadros que se ve en lo alto. El tiempo nos da una tregua y cesa la fina lluvia, ahora toca que salga un poco el sol y haga algo de calor.

Continuamos por la pista y llegamos a un abrevadero, en este punto comienza de nuevo a caer un fina lluvia y se levanta un poco de aire que hace que nos volvamos a abrigar. Dejamos atrás los olivos y frente a nosotros vemos un bosque de pinos, nos dirigimos hacía él y vemos una pequeña pista que sube entre ellos. Es una bonita pista que nos hace ascender con una pendiente muy fuerte, en este punto lo paso algo mal ya que los gemelos me están protestando por los 20km de la ruta de hace unos días y los kilómetros extra con la bici, Amparo sube sin problemas y a buen ritmo.

Pasado este repecho, y controlado el impulso de recoger espárragos, llegamos de nuevo a un huerto de olivos, como no. Ahora la pista es más estrecha y rota que la pista que discurría por los primeros cultivos que nos encontramos. La pendiente también es considerablemente mayor que con anterioridad. Comienza de nuevo a caer la fina lluvia. Llevamos unos 4km y estamos sobre los 950m de altura, estamos mas o menos a mitad camino. Parece que vamos según el horario previsto y el tiempo por ahora nos esta respetando bastante tal y como esta el cielo de nubes.

Acabamos el tramo de pista y, en una zona donde hay una valla rota, se ve que comienza una senda, en este punto la lluvia fina se convierte en lluvia, así que me quito el cortavientos que llevaba hasta el momento que era mas que suficiente y me pongo el chubasquero. Amparo, mas previsora, hace ya tiempo que lo lleva puesto. Tras un trago de agua y unas deliberaciones decidimos que ya que estamos ahí debemos acabar la ascensión.

La senda esta en buen estado y fácil de seguir, la ascensión hace que no tengamos frío y los chubasqueros nos protegen de la lluvia, la subida es dura, pero poco a poco vemos la cima mas cercana. Notamos que la lluvia se hace mas solida, ¿Está nevando?. no es un pequeño granizo, por suerte no va a mayores. Ya estamos cerca de la cima y para de llover, bueno, de granizar, en frente nuestro vemos el Magina con la cumbre nevada.

El último tramo de la ascensión lo hacemos sin lluvia y podemos disfrutar de las magnificas vistas desde la cima. Esta última parte se realiza prácticamente sin senda.Para bajar hay dos opciones, una seguir un track sin senda definida, y otra volver sobre nuestros pasos hasta la pista, elegimos la opción más corta, comenzamos el descenso, al principio es todo tierra y se baja bien. Lo malo es que pronto empiezan a aparecer piedras mojadas que son una pista de patinaje, que hace que el descenso sea bastante lento. En este momento empieza a caer la niebla que nos rodea durante unos minutos pero por suerte pronto se levanta.

En esta parte el tiempo nos respeta y solo cae momentáneamente una fina lluvia, pero hacemos la mayor parte del descenso sin llover, y en algún momento luce el sol y todo. Me pego un culada porque cede una piedra, pero nada del otro mundo, continuamos el descenso con cuidado, pero sin problemas. Amparo también baja con mucho cuidado que las botas no le dan mucha seguridad. Llegados a este punto realizamos una variante en el track que hace que el descenso sea más directo.

Después de un descenso complicado, con mucha inclinación, piedra mojada y tramos de piedra suelta,creo que es mejor hacer el otro camino aunque sea algo mas largo, sobre todo si el terreno esta húmedo, bueno finalmente llegamos a una senda de personas. Es una preciosidad de senda.

Esta discurre entre un bosque de pinos haciendo zigzags, es muy bonita esta senda, pero como no, en este punto nos comienza a llover de nuevo, esta vez lo hace de forma más fuerte, que las veces anteriores, nos volvemos a poner la capucha, que el chubasquero con la lluvia intermitente no nos lo hemos quitado, y continuamos descendiendo por la senda. Al principio esta va realizando un descenso por la ladera de la montaña, Cuando estamos llegando al final del barranco nos comienza a granizar de nuevo, por suerte como antes es muy fino, y no pasa mas que una molestia. Cruzamos el río Cuadros por un puente de madera y comenzamos ascender por la senda hasta llegar a una pista.

Ya estamos cerca del final de la ruta, apretamos un poco el paso, para intentar estar el menor tiempo posible bajo la lluvia, debido a esto realizamos rápidamente el último tramo hasta el coche bajo una lluvia considerable. La pista esta en muy buen estado y se va descendiendo fácilmente. Después de unos minutos de descenso pronto vemos las construcciones del área recreativa, ya estamos. Una vez hemos llegado al coche repentinamente, como si el tiempo se riese de nosotros, para de llover y comienza a lucir un magnifico sol, y se despeja.

Sin perder mucho tiempo, que al final se nos ha hecho un poco tarde y como nos descuidemos no comemos, nos montamos en el coche y nos vamos a rápidos y veloces hasta Bedmar, donde por suerte encontramos un restaurante todavía abierto y podemos comer. Parece que por una vez las previsiones del tiempo no se engañaron y llovió, bueno, pensándolo era fácil acertar ya que nos hizo calor, frío, sol y lluvia. Al final pasamos una buena mañana por las montañas, que es de lo que se trata, disfrutando de la tranquilidad y de unas magnificas vistas.

Valoración

Una ruta bonita, a la vez que dura, por el desnivel y por las inclemencias metereológicas con la que realizamos la misma, aunque también hay que decir que ver las montañas con estas nubes rodeando las cimas, a mi personalmente, me gusta, le dan colorido al cielo. También nos ha curtido como senderistas:-) Suerte que llevábamos los impermeables y las botas nos mantuvieron los pies estancos. También creo que es aconsejable llevar algún bastón para salvar los desniveles.

Realizar la excursión en verano debe ser bastante complicado, por que por las zonas de campos de olivos parece que debe apretar mucho el calor.

Para el día siguiente teníamos pensado subir al Magina, con sus mas de 2000m, pero ese día amaneció con peor tiempo que el anterior, y al estar la cima más alta que la del Cerro de este día, así pues decidimos hacer senderismo urbano visitando Úbeda, Baeza y sus bares, y sus tapas.

2 comentarios:

Buen reportaje Carlos. Llevo bastante tiempo que quiero ir a aquella sierra, en principio para subir al Mágina, pero este tampoco tiene mala pinta, me la apunto.
Gracias por compartir tus experiencias.

Saludos
 
Hola Alex,
en esa escapada también hacíamos intención de subir al Magina, y visto el frío y la lluvia (posiblemente nieve a más altura) que hizo esos días nos vimos obligados a cancelarlo.

Si haces esta ruta cuidado con la bajada que es sin senda definida y un poco a las bravas...

Gracias por pasar y comentar.
Saludos.
Carlos